Week 7: Duelo de Pesos Pesados en Dallas + Los Invictos

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

1- Jerry Jones y Greg Hardy: un final que no se ve bien

El año pasado Greg Hardy, miembro de los Carolina Panthers, fue acusado por agredir y amenazar a su pareja en ese momento. La NFL lo suspendió durante todo el año pasado y cuando terminó la temporada fue cortado por el mismo equipo. Cuando se le consultó la decisión al GM Dave Gettleman simplemente preguntó “¿quién quería tener una bomba de tiempo en sus manos?”. El tiempo, al parecer, le está la dando la razón.

Siendo uno de los jugadores jóvenes más talentosos de la liga, se suponía que muchos equipos iban a estar interesados en Hardy. No fue así y el equipo que lo acogió en un contrato de un año y de bajo riesgo fueron los Dallas Cowboys. El dueño Jerry Jones, después de todo, se ha caracterizado por movimientos de este tipo. Sin ir más allá, a principio de los 90s firmo a Charles Haley quien tenía la fama como uno de los jugadores más problemáticos y explosivos de la liga, probablemente causados por un trastorno bipolar no diagnosticado en ese entonces.. Pese a esos antecedentes, logró ser una pieza clave de un equipo que ganó 3 Super Bowls en 4 años. También el mismo Michael Irvin trajo más de un dolor de cabeza a la franquicia, aun cuando su rendimiento en la cancha fue excepcional. Otro personaje que dio frutos, pese a los problemas que trajo, fue Terrell Owens, el cual fue cortado después de enemistarse con Tony Romo.

Screenshot_2456 nfl

Jones siempre ha tenido la creencia que, en general, el rendimiento en la cancha trae un mayor beneficio que los problemas que puede traer fuera de ella. En ese sentido, se puede decir que lo de Hardy ha funcionado bien en el primer punto. En los dos primeros partidos que tuvo al volver de su suspensión ya acumula 3 capturas y ha sido una amenaza constante para los mariscales contrarios. El talento está de parte de Hardy y puede llevar a esta defensiva al siguiente nivel. El año pasado Dallas fue uno de los mejores equipos y su eliminación se explica en parte por la falta de presión al QB. Al igual que en los 90s, donde Haley resultó ser la última pieza, Jones pensó que Hardy podía aportar a sumar otro campeonato a la franquicia, en la cual están a un campeonato del equipo con más Super Bowls.

Donde Jones, a mi juicio, se equivocó y persiste en su error es en los problemas que trae y traerán la presencia de Hardy en el equipo. Como decía anteriormente, la suspensión del jugador más la semana libre lo obligaron recién a volver en la semana 6 y ya ha participado en dos partidos. En las dos semanas que lleva jugando, ha sido protagonista de al menos 3 incidentes donde al menos dos son muy graves, ya que demuestran su falta de madurez y lo poco que le sirvió su condena del año pasado para aprender de sus errores.

Al volver de su suspensión, en el partido contra los Patriots, se le hicieron preguntas sobre el mariscal Tom Brady. En vez de concentrarse en el partido, Hardy hizo comentarios machistas o denigrantes, según como se le quiera ver, sobre la señora de Brady, la modelo G. Bundchen, y las de otros jugadores de la liga. Para alguien que viene de ser suspendido por agresión a una mujer, creo que es el último comentario que quieres escuchar. En esa ocasión los entrenadores de los Cowboys le advirtieron que tenía que moderar sus comentarios y tratar de hablar solo del juego mismo. Cuando Ben Roethlisberger estuvo involucrado en un incidente similar decidió cambiar su carrera y nunca ha estado involucrado en un problema de cualquier tipo. Se ha vuelto en un líder ejemplar de su equipo, lo que habla bien de él y la franquicia.

Screenshot_2456En el partido de la semana pasada contra los Giants, Hardy se metió en una discusión con el receptor estrella de los Cowboys Dez Bryant, otro jugador problemático, en la mitad del partido y luego le botó de forma violenta al entrenador de equipos especiales sus papeles con anotaciones y jugadas de su unidad. Los Cowboys, nuevamente, dijeron que no iban a amonestar de alguna forma a Hardy argumentando que es normal que algunos jugadores se dejen llevar por las emociones de un partido. Aun cuando es cierto y es algo que se ve de forma periódica, lo de faltarle el respeto de esa manera a un entrenador tuyo es algo inexcusable. Tampoco estimo que esas discusiones de Hardy terminen siendo una excepción. No solo eso, ayer salieron reportes que se perdió una práctica la semana anterior y no le comunicó a nadie de las Dallas.

El ambiente en un vestidor es algo muy frágil, lleno de egos, personajes, rencillas internas, entre otros. Se requiere de cierta forma, como cualquier equipo, un equilibrio en las personalidades y, por supuesto, líderes que mantengan al equipo unido bajo todas las circunstancias. Tener a Dez Bryant y a Greg Hardy parece una receta para el desastre, además de todas las alarmas que están apareciendo con la presencia del último. Al parecer a Jones no le importa mucho, ya que hoy salió diciendo que quiere extenderle contrato por varios años.

Los Cowboys se encuentran en una etapa complicada. Están cerca de poder ganar el campeonato, pero le quedan pocos años a Tony Romo como mariscal (que además está lesionado por al menos 8 semanas). Son muchos los equipos que se encuentran en esta situación y muchos a veces toman medidas arriesgadas para dar el siguiente paso, a algunos les funciona bien y a otros no tanto. Nadie sabe cómo terminará lo de Hardy en Dallas, pero Jones puede correr un riesgo de romper internamente un equipo que está muy cerca de ganar un campeonato.

2. Quién será el último invicto en caer?

A la semana 7 habían 5 equipos invictos, un registro histórico en este deporte. Estos son los Patriots, Bengals, Broncos, Packers y Panthers. Pase lo que pase esta semana, quedará uno menos al enfrentarse Broncos y Packers en Denver. Pronostico que ese partido lo ganará el equipo de Green Bay, el mejor equipo de la liga junto a los Patriots.

Screenshot_2457Aun cuando no es fácil jugar en la altura de Mile High, la ofensiva explosiva de Aaron Rodgers complicará a Peyton Manning. Además, a diferencia de otros equipos contra los que ha jugado Denver, Rodgers no comete pérdidas muy costosas. De ganar este partido, Manning tendrá que jugar a un nivel mucho más alto del que tiene acostumbrado. Aun cuando sobrevivan este partido, les queda un calendario muy difícil contra los Colts allá (partido emblemático por ser el antiguo de Peyton), contra los Patriots en la semana 12, San Diego y Pittsburgh de visita en la semana 13 y 15 respectivamente y la 16 contra los Bengals. No solo espero que sean el primer invicto en caer, creo que su registro no será muy positivo en esos partidos por razones que he dado en columnas anteriores.

Otro que tiene un partido complejo son los Bengals, al jugar contra los Steelers en Heinz Field. Los duelos divisionales siempre son complejos, hay mucha historia entre medio y partidos valen más al ser el primer criterio de desempate. Para Pittsburgh este es un partido clave, donde una derrota lo puede dejar casi sin opciones en la divisiòn. Ademàs, se espera que vuelva el mariscal Ben Roethlisberger a la titularidad despuès de una lesión. En su contra está formar parte de una división muy dura, pero ganando este partido no tienen un partido complicado hasta la semana 11 en Arizona. Aun así no creo que serán el último invicto en caer.

Los Panthers y Packers juegan en la semana 9 en Carolina en lo que podría ser un partidazo. Luke Kuechly y Thomas Davis vuelan por la cancha, Josh Norman es candidato para jugador defensivo del año y como unidad se han visto bastante bien. Antes de la semana libre, Green Bay no se había visto muy bien a la ofensiva las últimas semanas. Las lesiones de sus receptores y la poca efectividad de Lacy había frenado lo que fuera una aplanadora en las primeras semanas. La semana de descanso va a servir para recuperar a los jugadores resentidos, pero el desafío es complejo. La defensiva está jugando al mismo nivel que los llevó a ganar un Super Bowl la temporada 2010.

Por el lado de Carolina, no tienen el equipo más talentoso, pero han logrado ganar todos sus partidos. Las estadísticas de Newton han sido principalmente malas, pero no muestra que ha cumplido en los momentos claves. A diferencia de otros años, el entrenador Ron Rivera ha establecido una identidad de acuerdo a su equipo. Con un estilo a la antigua corriendo de forma efectiva y con una defensiva poderosa Newton ha tenido que hacer menos que en otros años y ha sido el año donde ha crecido como líder de la franquicia.

El pronóstico de este partido es tremendamente incierto, especialmente sin ver como se ha recuperado Green Bay de la semana libre. Sin embargo, espero que los Packers salgan ganadores en este partido también. Simplemente creo que son un mejor equipo y posiblemente con el mejor mariscal en la actualidad.

Eso dejaría a Green Bay y New England como los candidatos más probables. Lo de Green Bay es más complicado al, como se explicó anteriormente, enfrentar a dos equipos actualmente invictos en semanas seguidas. Sin embargo, pasando esas dos semanas, los Packers no tienen un calendario muy complicado. Dos partidos contra los Vikings (de visita en la semana 11) y contra Arizona de visita en la semana 16. Este partido sería clave, ya que podría definir, de mantenerse Arizona como líder de su división, el primer o segundo sembrado de la conferencia y ganar la localía de la misma en las playoffs.

New England, por el otro lado, tampoco tiene partidos tan complicados. Uno clave será la semana 12 en Denver. Ese partido estimo que también lo podría ganar, ya que Brady está en una temporada increible donde ha demostrado capacidad para destrozar hasta las defensivas más poderosas. En la semana 11 hay una visita contra los Giants, que no debería ser muy complicada, pero la historia reciente dice que la realidad actual no influirá en el transcurso del partido. Salvo esos, creo que los otros dos partidos más complejos son en la semana 16 y 17 contra los Jets y Dolphins de visita.

Los Jets acaban de jugar contra los Patriots en el Gilette Stadium donde lo dieron todo por ganar y tuvieron más de una oportunidad para ganar. A diferencia de este, el próximo será en Nueva York donde los Jets probablemente estarán en la mitad de una dura pelea por algún comodín de la conferencia. El otro contra Miami es complicado históricamente para Brady donde no suele tener muy buenos partidos en el clima húmedo de esa ciudad. Además, ambos equipos no podrían estar más felices de quitarle una eventual temporada invitcta a un equipo que ha dominado los últimos 15 años.

La decisión no es sencilla e iré con los New England Patriots por un tema de calendario sencillamente, pero creo que ambos equipos van a llevar las posibilidades de una temporada regular invicta al límite. Solo dos equipos lo han hecho en la era del Super Bowl, siendo uno New England el año 2007.

La última vez que dos equipos duraron dos equipos tanto tiempo invictos fue el año 2009 cuando los Saints y los Colts llegaron al menos a la semana 15 invictos. Creo que algo similar podría ocurrir este año. En esa ocasión ambos equipos llegaron al Super Bowl. Se repetirá la historia?

Por Christopher Holmes

@cholmess

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter