Análisis de la Ronda de Comodines

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Ya se acabó la temporada regular y aunque queda poco, lo que viene es lo que esperamos todo el año. Esta temporada, a mi gusto, fue relativamente mediocre en el nivel de los equipos en general. Muchos de los que lograron destacarse fueron bajados a tierra por las lesiones, que fueron uno de los grandes temas esta temporada. Como he dicho antes, no recuerdo una donde afectara de manera transversal y con tanta importancia en los jugadores que las sufrieron. Lo de los Patriots en Miami la semana pasada fue de lo más raro que me ha tocado ver en la era Belichik – Brady. Jugando así con suerte ganarán un partido. La semana de descanso les vendrá bien y volverán muchos lesionados claves.

Finalmente hay, por ahora, 7 puestos vacantes para entrenadores en jefe. Muchos se sorprendieron con el de Lovie Smith. Personalmente, me lo esperaba. Ganó pocos partidos en sus primeros dos años, los jugadores elegidos por él en la agencia libre fueron un desastre y muchos ya no están en el equipo. Además, si te traen para solucionar una defensiva que constantemente decepciona entonces no te van a mirar con buenos ojos probablemente. Igual me gusta ver que al menos tengan 3 años por lo general.

Sean Payton finalmente se quedó con los Saints, pero dudo que remonte la franquicia mientras esté el contrato monstruoso de Drew Brees. Chuck Pagano pasó de ser un candidato seguro a quedarse sin trabajo y fue extendido por 4 años. No se me olvida el “fake punt” contra los Patriots que debe estar dentro de las jugadas más divertidas de la historia de la liga. Además le extendieron el contrato al GM Ryan Grigson con el cual tuvo peleas durante gran parte del año. No sé si arreglaron sus problemas frente al dueño, pero fue de las sorpresas más grandes del año. Exijo una explicación!

Tom Coughlin renunció a los Giants antes de que le pidieran que se fuera. Pese a su éxito, creo que había cumplido un ciclo como lo fue Andy Reid con los Eagles y que ahora tiene éxito con los Chiefs. Coughlin no descarta volver a entrenar, pero su situación fue empeorando en gran parte al pobre trabajo del GM J. Reese. Salvo Manning y Beckham, no hay mucho talento en el equipo. JPP además perdió un dedo y un aun así no tiene una temporada dominante en un tiempo.

Volviendo al tema de la semana, vamos a los pronósticos:

Chiefs @ Texans

Partido interesante entre dos equipos que llegan en racha. De hecho, desde la semana 7 estos equipos se combinan para un registro de 17-2. Los Chiefs estaban derrumbados después de partir 1 – 5 y perder a Jamal Charles por todo el año incluso se especuló con la posible salida de Andy Reid. Lo que sucedió finalmente fue una recuperación casi inmediata para ganar 10 partidos seguidos. Un trabajo sin duda notable y que le valdrán unos votos para entrenador del año. Por el lado de los Texans, ganaron su división pese a jugar con 4 mariscales distintos y un así terminar 9-7. Bill O’Brien es un excelente entrenador y el día que consiga un mariscal franquicia serán un equipo peligroso.

Volviendo al partido, creo que veremos un partido entre dos grandes defensivas y de pocos puntos. El gran problema de Houston es como convertirán puntos ante una excelente defensiva de los Chiefs. Salvo D. Hopkins, este equipo no tiene muchas armas después de perder a Arian Foster. El receptor de los Texans es una estrella y es el primer jugador en tener juegos de 100 yardas o más en una temporada con cuatro mariscales distintos. Este partido tendrá que lidiar con Marcus Peters y Sean Smith además de que el All Pro Eric Berry estará rondando el área. Igualmente Hopkins es una bestia y si le das la oportunidad sacará una jugada grande que puede cambiar el partido.

A la defensiva, no hay mucho más que se pueda decir de JJ Watt. Sin duda será un factor y dominará en todas las jugadas. La lesión del centro titular Mitch Morse tampoco ayudará a los Chiefs, que probablemente tendrán que doble marcar a Watt todas las jugadas. La línea ofensiva de Kansas City además es más fuerte cuando bloquea por tierra en vez del pase.

Por el lado de los Chiefs, el juego por tierra ha sido una de las grandes claves de la remontada debido al juego de los linieros ofensivos y a la combinación de C. West con S. Ware. La ofensiva se ha vuelto experta en controlar el reloj de posesión y siempre logra la manera de conseguir puntos. La contratación de Jeremy Maclin dio frutos y es una amenaza a lo profundo a considerar siempre por las defensivas. Para mi, ese será el gran desafío para los Chiefs: comprometerse al ataque terrestre. Quien gane esta batalla creo que finalmente será el ganador del partido. Además Alex Smith no le tiene miedo a las playoffs y ha demostrado que te puede hacer pagar por tierra también. Estos equipos jugaron en la semana 1 y Travis Kelce los destrozó, en su único gran partido del año. Está por verse como harán los ajustes para este partido.

A la defensiva, el año pasado los esquineros interceptaron una vez la pelota. Este año solamente el novato Marcus Peters tiene 8. La línea ofensiva de los Texans sufrió la pérdida por la temporada de su tacle izquierdo titular y tendrán que controlar a Justin Houston, Tamba Hali y Dee Ford. Puede ser un festín para la defensiva, pero O’Brien es inteligente y buscará la forma de contrarrestar con pases rápidos. El problema es que ese no es el fuerte de los Texans.

Como decía, espero un partido muy estratégico donde la posición del terreno será clave y cada yarda puede valer oro. La localía suele pesar en estos partidos, pero creo que los Chiefs son un equipo superior y tienen la ventaja en los enfrentamientos por unidades.

Chiefs 16 – 14 Texans

Steelers @ Bengals

Gran partido entre rivales de división, para mi el más entretenido al menos. Sin duda sería un lujo que hubiera podido jugar Andy Dalton que estaba en el medio de su mejor temporada.

Los Steelers son uno de los candidatos a quitarles el título de la AFC a los Patriots, pero no han jugado bien últimamente y entraron por la puerta trasera gracias a un tropiezo de los Jets. Perdieron un partido inexplicable contra los Ravens, que casi los deja eliminados y tuvieron problemas para ganarle a un equipo de los Browns que estaba jugando con su tercer mariscal. Sin embargo, mientras este Big Ben todo es posible para este equipo. Además cuenta con quizás el mejor trio de receptores entre Brown, Bryant y Wheaton. El primero es, para mi, el mejor receptor de la liga. Domina todas las trayectorias y rutas que existen, tiene una velocidad especial y una gran manera de eludir rivales una vez que atrapa la pelota. La lesión de Deangelo Williams seguro pesará y puede volver a esta ofensiva unidimensional. Me recuerda un poco a lo que les pasó el año pasado cuando se lesionó Bell.

La defensiva es joven y tiene muchos problemas contra el pase. Donde sí destaca es en el juego por tierra y seguro cerraran todos los espacios para Jeremy Hill y Giovani Bernard. Eso pondrá presión sobre el mariscal reserva de segundo año AJ McCarron. Hablando de este último, me ha sorprendido en lo que lleva jugando. No le tiene miedo a lanzar a lo profundo ni a los grandes escenarios después de jugar grandes partidos en Alabama.

Justamente en el segundo partido contra los Steelers fue cuando Dalton salió lesionado y McCarron salió a la cancha. Dadas las circunstancias, creo que lo hizo bastante bien. Ahora tiene más experiencia y no duele contar con Hill, Bernard, AJ Green, Eifert y M. Jones además de una excelente línea ofensiva. Curiosamente este partido puede marcar la carrera no solo de él, sino que la de Dalton también. Qué pasará si McCarron logra ganar el partido? Se abrirán preguntas en la franquicia? Habrán interesados en canjear por él? Me estoy adelantando, pero sin duda que es algo posible. Está por verse cómo reaccionará en las playoffs cuando le toca ponerse al equipo al hombro si el juego terrestre no funciona. Conociendo a Hue Jackson, espero que le de rienda suelta a su mariscal si esto se convierte en un tiroteo.

A la defensiva, Geno Atkins es un terror para las líneas ofensivas y abrirá espacios constantemente para combinarse con Carlos Dunlap para llegarle a Big Ben. La lesión de Williams también le facilitará bastante el trabajo a esta unidad y le permitirá centrarse en alguno de los receptores. Salvo Atkins, esta defensiva no cuenta con grandes nombres. Sin embargo, tienen un sistema que funciona y es de las mejores en puntos permitidos.

Para muchos este es un partido que los Steelers no perderán de ninguna forma. Espero un partido apretado y que se definirá en los últimos dos minutos. Algo me dice que los Bengals finalmente se sacarán los fantasmas de las playoffs y estoy tentado a darlos como ganadores, pero esta es una liga de mariscales y si bien me gusta McCarron no se puede comparar a un futuro salón de la fama como Roethlisberger.

Steelers 21 – 20 Bengals

Seahawks @ Vikings

Gran partido entre una de las sorpresas de la temporada y el bicampeón de la NFC. Estos equipos ya jugaron en el mismo lugar hace unas semanas con paliza de Seattle incluida. Ahora las apuestas son mayores y se pronostican uno de los juegos más helados de la historia. Un partido malo acaba la temporada para cualquiera. Lo que le falta al equipo de los Vikings es lo que le sobra al de los Seahawks: experiencia en playoffs.

Si los Vikings quieren tener una opción, deben mantenerse cerca e insistir Adrian Peterson. La defensiva de Seattle es excelente por tierra y cerrará todos los espacios posibles. Peterson sigue siendo el mejor corredor desde Ladainian Tomlinson y es un talento único, eventualmente puede sacar una jugada grande. Además que las condiciones climáticas van a favorecer al juego terrestre. Los Vikings también deben involucrar a Bridgewater y darle confianza. La legión del boom es muy fuerte, pero no parece tanto como en otros años.

La defensiva de Minnesota es subvalorada y tiene a estrellas que no suenan mucho como Harrison Smith y Anthony Barr. Este último quizás puede ser la clave en este partido, que será la forma de controlar a Russell Wilson. Lo más importante es cerrar el bolsillo de protección para que no pueda correr como acostumbra y alargar las jugadas. Para esa tarea se requiere un jugador rápido y fuerte, como es el caso de Barr.

Después de un inicio lento, Wilson ha estado disparando por todos lados de la cancha y está en una racha inédita junto a la ayuda de Doug Baldwin que pareciera que lo que toca se convierte en TD. Una gran diferencia es el juego de la línea ofensiva que ha mejorado cada semana. Sin embargo, está por verse cómo funcionará el juego aéreo con las temperaturas congeladas del US Bank Stadium. Esos partidos típicamente no terminan con grandes números o actuaciones en ese aspecto.

Creo que será un partido más cerrado que el de la otra vez, especialmente por las bajas temperaturas. Los Vikings son un equipo apuntando hacia arriba, pero la experiencia puede ser determinante en un partido que requerirá mucha concentración y paciencia. Los visitantes se apuntan con un tercer partido.

Seahawks 24 – 13 Vikings

Packers @ Redskins

Este debe ser el único partido entre equipos apuntando en direcciones contrarias. Los Packers fueron mi elección para llegar al Super Bowl por la NFC. Hoy en día parecen un equipo perdido, sin inspiración ni mayores ideas a la ofensiva.

La lesión de Jordy Nelson fue clave, pero no ha sido el único equipo afecto a estas circunstancias. Randall Cobb ha sido una decepción y nadie parece encontrar espacios en campo abierto para que Rodgers lo encuentre. Aun cuando logren abrir espacios, la línea ofensiva tampoco le da el tiempo para encontrarlos abiertos. Creo que la gran opción para Green Bay, aunque suene increíble teniendo a Rodgers, es darle la pelota a Lacy más de 20 veces y atraer defensores a la línea de golpeo. El corredor de tercer año ha sido decepcionante, pero sigue siendo una amenaza cuando le dan la oportunidad y le pueden dar el balance necesario a la ofensiva.

La defensiva de Dom Capers suele ser el chivo expiatorio en los partidos, algo que puede ocurrir cuando tienes a uno de los mejores mariscales de la liga en el otro lado. Sin embargo, han jugado bastante bien este año. El gran desafío va a ser llegarle a Kirk Cousins que está totalmente encendido y que parece contar con todo el tiempo del mundo para encontrar a sus receptores. La línea ofensiva llega en un gran momento, pero va a tener sus manos llenas controlando a Mike Neal, Clay Matthews y Julius Peppers. Si no logran capturar al mariscal, no hay ninguna posibilidad de que ganen este partido.

Como decía, Cousins ha sido uno de los mejores mariscales en estas últimas 4-6 semanas probablemente junto a Newton y Wilson. Su alza coincide con la vuelta de Desean Jackson de la lesión y la línea ofensiva. De hecho, en los últimos 3 partidos lleva 11 TD y sin una intercepción. Además, Jordan Reed  es un jugador que marca diferencias y finalmente ha logrado mantenerse sano. Cousins además se está jugando un contrato millonario, que puede aumentar significativamente su valor de ganar hoy.

La defensiva de los Redskins sabe pegar duro a rivales y estarán animados por jugar frente a su público. Una de sus deficiencias es el juego por tierra y en ese aspecto puede pasar el control a los Packers y Lacy. Esa será la pelea clave de este partido a mi gusto. La secundaria no es espectacular, pero los receptores de Green Bay tampoco presentan mucha amenaza últimamente.

Creo que es importante llegar en racha a las playoffs y sobretodo de local contra un equipo que no ha logrado encontrar respuestas desde que partieron 6-0. Los Packers tienen la experiencia, pero se topan contra un equipo inspirado y encendido. Gana el único local y eliminan a mi favorito para llegar al Super Bowl por la NFC.

Packers 17 – 24 Redskins

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter