Resumen Week 10 – El partido del año / ¿Equipos en Pánico?

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

1- El partido del año

El domingo que recién pasó, cuando terminó el partido en Nueva York, la reacción de muchos con los que conversé fue que acabábamos de ver el mejor partido del año entre los Patriots y los Giants. Algo tienen los Giants, quizás el hecho de que ambos entrenadores tuvieron el mismo mentor, que siempre logran complicar a New England.

Muchas razones hay para afirmar lo anterior, empezando por el alto nivel durante todo el partido de ambos equipos en todos los niveles. La defensiva de los Giants jugó probablemente su mejor partido de la temporada, Manning logró explotar las debilidades de la defensiva de New England y los tuvieron contra las cuerdas, pero los dejaron con vida. Y cuando eso ocurre, Belichick y Brady te hacen pagar. Los Patriots, por otro lado, tuvieron muchos problemas a la ofensiva después de la lesión de Edelman y la defensiva tuvo problemas, pero una jugada de equipos especiales les dio vida y terminaron sacando el partido adelante.

Hablando con una persona que sigue a los Dolphins, me comentaba que estuvieron a punto de perder con la intercepción soltada de Collins y lo terminaron ganando igual. En muchos sentidos, este partido demuestra lo que ha sido la era Belichick – Brady. Cometen errores, a veces no salen las cosas como quieren, la defensiva es explotada, pero ejecutan esas pequeñas jugadas que te hacen ganar un partido. Es lo que define a un equipo grande de uno del montón. Para ganarle a los Patriots hay que tener sangre fría.

Con poco más de dos minutos por jugar, los Giants tenían 1 y gol perdiendo por un punto. En la primera jugada, Manning lanza un pase perfecto a Beckham que es anulado finalmente gracias a una gran jugada (otra vez) de Malcolm Butler. Mucha gente critica que, de haber corrido en esa jugada, le hubieran dejado a New England aproximadamente 40 segundos menos. No la comparto, ya que si el receptor hubiera amarrado ese TD o Collins se hubiera quedado con la intercepción nadie estaría hablando de este tema. Dos jugadas después, le devolvieron la pelota a Brady abajo 26-24 con 1:50 aproximadamente.

Getty Images

Getty Images

A esta altura, Edelman se había lesionado hace rato y Brady tuvo problemas en encontrar receptores abiertos durante todo el partido. El N°11 de los Patriots es pieza clave en la ofensiva, uno de los receptores más elusivos y su liderazgo en la cancha está solo por debajo de Brady. En el primer pase, un mal lanzamiento de Brady le deja la pelota en bandeja a Collins para terminar el partido y la termina soltando al hacer contacto con el piso. Poco después, Danny Amendola tuvo dos grandes jugadas, una en 4 & 10 y la otra ganando 5 yardas extras que acercaron al pateador más todavía para el gol de campo. Salió Gostkowski a demostrar porque es uno de los mejores pateadores de la liga (no ha fallado esta temporada) y acertó desde 54 yardas para mantener invicto a New England.

Una de las lecciones de este partido es que nunca se deben dar por muertos a Belichick y Brady, pero para mí uno de los grandes responsables de la victoria fue Malcolm Butler. Cuando terminó la temporada y vieron irse a otros equipos a Revis y Browner, muchos cuestionaron si el que interceptó la pelota al final del Super Bowl pasado tenía lo necesario para marcar al mejor receptor contrario. Esta vez le tocó marcar a Odell Beckham y no pudo partir de peor manera el partido para él. Un pase largo de 87 yardas en la primera jugada ofensiva le dio un TD a los Giants. Después de eso, Beckham tuvo solo 3 pases para 15 yardas.

A todos los esquineros los queman eventualmente, es cosa de ver el partido del domingo pasado de Richard Sherman contra los Cardinals. Butler no dejó que esa jugada lo afectará y terminó jugando un partido fenomenal. No solo eso, tuvo probablemente la jugada del partido junto al FG de Gostkoswki. Beckham burló la cobertura de Butler para un TD seguro cuando el partido estaba por terminar, pero no se dio por vencido y tiró un último manotazo donde soltó la pelota permitiendo a los Giants eventualmente solo un gol de campo.

Aun cuando los Patriots ganaron, la pérdida de Edelman por 6 – 8 semanas es tremenda. Ya Brady está jugando con una línea ofensiva muy disminuida, el domingo no tenía a sus 3 tackles titulares, y se le había lesionado Dion Lewis la semana pasada. Sin embargo, como dije anteriormente, Edelman es un líder del equipo y un jugador totalmente subvalorado para lo que produce semana tras semana. Probablemente los Patriots no terminen la temporada invictos con tantas lesiones, pero eso no es importante. El objetivo es tener la primera semana de playoffs libre y tener la ventaja de localía, para lo cual debería seguir siendo el favorito. De ocurrir eso, Edelman estaría de vuelta para las playoffs aunque se desconoce en qué estado. La presencia de él puede cambiar a New England de un equipo campeón a uno solamente muy bueno. Dicho eso, nadie es más capacitado en manejar la adversidad que Belichik.

Para los Giants, perdieron la oportunidad de tener una victoria de esas que cambian el rumbo de la temporada y dejaron más abierta todavía la débil NFC Este. Eli Manning ha estado jugando muy bien este año, pero la inconsistencia de este equipo los podría dejar afuera de las playoffs.

2- Momento de entrar en pánico?

La fecha anterior varios equipos perdieron, algunos perdibles y otros de mala manera. Ante esto, hay que preguntarse qué equipos están en problemas y cuáles van a estar bien más adelante:

AP Photo/Mike Roemer

AP Photo/Mike Roemer

– Green Bay Packers: este equipo era el candidato de muchos, incluyéndome, para llegar al Super Bowl. Nos hizo quedar bien a varios cuando partió 6-0 la temporada, pero desde entonces han perdido 3 partidos seguidos. Primero fueron humillados por los Broncos, después perdieron uno razonable con los Panthers y el domingo pasado de forma inexplicable perdieron contra los Lions en Lambeau (algo que no pasaba desde el año 1991, cuando jugaba Barry Sanders). Como si fuera poco, perdieron el liderato de la división que ahora ocupan los Vikings.

En estas 3 semanas la ofensiva se ha visto realmente mal, algo raro considerando que Aaron Rodgers es para muchos el mejor mariscal de la liga. En esta unidad, hay dos problemas que yo creo son solucionables. Primero, los receptores no han sido capaces de separarse de los esquineros y ha provocado que Rodgers se quede con la pelota más de lo necesario. Las lesiones han disminuido a este grupo, en especial a Randall Cobb y D. Adams no ha podido dar el salto que todos esperaban de él. La segunda, la poca efectividad de Eddie Lacy. Con el bajo nivel de este último, las defensivas contrarias le han podido quitar un poco de atención al factor terrestre. James Starks es un buen corredor, pero no tiene el potencial que mostró Lacy la temporada pasada.

En la defensiva, el principal problema es que no han podido detener las jugadas grandes por aire. Contra Carolina la mayoría de los TD fueron producto de pases largos que marcaron la serie. Todo pasa por presionar mejor al mariscal, Green Bay tiene el talento y por alguna razón no ha podido hacerlo con efectividad. Contra los Panthers y los Broncos tuvieron problemas para detener el ataque terrestre y abrió muchos espacios para los receptores también.

Dicho todo lo anterior, creo que todavía no es momento de entrar en pánico. La última temporada que salieron campeones entraron al final como comodín, entraron en racha y motivados a las playoffs. Es un hecho que los Packers van a clasificar, ya sea como campeón de división o comodín, pero ese año tenían una de las mejores defensivas de la liga. McCarthy es un buen entrenador, aunque tengo muchas dudas sobre ciertas decisiones suyas, y tendrá que encontrar la forma de ajustar para cerrar fuerte la temporada. La ofensiva terminará encontrando ritmo, especialmente si Lacy se pone a correr de la misma forma como termino el año pasado. De ser así, Rodgers se encargará del resto. La defensiva tuvo malos partidos contra los Broncos y Panthers, pero son una buena unidad en general con un gran talento que terminarán por unirse al final de la temporada. Estoy seguro que, de clasificar, nadie va a querer jugar contra ellos y menos si es en Green Bay.

El gran “pero” sobre Green Bay viene en esta semana. Juegan contra los Vikings en Minnesota en un partido que puede cambiar la temporada de Green Bay. Los Vikings son uno de los mejores equipos, aunque nadie habla de ellos, y tiene todas las herramientas para darle una cuarta derrota seguida a los Packers. Desde el punto de vista de la confianza, puede ser desastroso. Además de que tomarían una ventaja de dos partidos con solo un partido por jugar entre ellos. Si llegan a perder, probablemente sea momento de empezar a preocuparse.

Justin Edmonds/Getty Images)

Justin Edmonds/Getty Images)

– Denver Broncos: Creo que no es momento de entrar en pánico, sino que de correr en círculos. Bueno, quizás es medio exagerado, pero lo que se vio el domingo en Denver fue horrible. Peyton Manning entró necesitando 3 yardas para ser el mariscal con más yardas en la historia. Terminó pasando para 30 yardas en poco más de dos cuartos, completando solo 5 pases y con 4 intercepciones. Ya no juega esta semana contra los Bears y está en duda para la próxima semana contra los Patriots. Aun cuando esté sano, no sé si debería jugar. Obviamente debemos ver primero a Osweiler, pero el cuerpo claramente le está fallando. Si el QB reserva juega bien, surgirán serias dudas sobre quien le da mayores posibilidades de ganar al equipo. Sin duda será un problema difícil de manejar.

Para rematar, el ataque terrestre ha sido prácticamente inexistente esta temporada salvo 1-2 partidos. Todo parte con la línea ofensiva que ha sufrido lesiones significativas y está jugando a un nivel bajo el promedio, a mi gusto, de la liga. Osweiler igualmente tendrá que lidiar con esos dos problemas en un equipo que fue armado para ganar el Super Bowl (con Manning claramente). Está por verse como maneja las expectativas y las situaciones de juego en su primer partido como titular.

Otro factor común en las derrotas de los Broncos es cuando la defensiva no es capaz de convertir puntos. Muchos partidos esta unidad levantó a la ofensiva cuando no era capaz de mover la pelota y esos puntos fueron claves para ganar. La lesión de Demarcus Ware y la suspensión de Talib afectó la semana pasada, pero todos los equipos tienen los mismos problemas. Como decía en el caso de New England, los grandes equipos logran superar la adversidad en todos los casos.

Ahora los Broncos juegan en Chicago, contra New England, dos partidos contra los Chargers, contra Oakland, en Pittsburgh y contra Cincinnati. Debe ser de los peores calendarios por jugar en la liga. Además, esta semana contra el sorprendente equipo de los Bears, estarán su antiguo coordinador ofensivo y entrenador en Adam Gase y John Fox respectivamente. Ambos han convertido a un equipo mediocre de Chicago en uno que compite semana tras semana pese a las lesiones. Parecía que la carrera de Jay Cutler se acababa después de este año, pero ahora le debe al menos una invitación a comer a Gase por revivir y alargar su estadía en esa ciudad.

La ventaja para los Broncos es que tienen una ventaja considerable de 3 partidos contra los Raiders y Chiefs, pero si la ofensiva sigue jugando así no hay garantías. De clasificar a playoffs, no se ven como un equipo que pueda ser relevante.

– Cincinnati Bengals: después del colapso contra un equipo que ha un desempeño pobre en general como los Texans, muchos se deben de haber bajado del barco de los Bengals. Seguro muchos deben haber comentado que Dalton mostró su verdadera cara y van camino a otro colapso más.

No comparto esa opinión y creo que los Bengals son un equipo lejos de tener problemas. Solamente tuvieron un mal partido por ahora. No les ayuda que ahora tienen un partido en Arizona contra uno de los mejores equipos de la liga o tienen a los Steelers a dos partidos y medio (uno por jugar entre ellos) quienes son probablemente el candidato a ganarle a los Patriots en playoffs.

Viendo su calendario, solo le quedan dos partidos muy complicados y el de Pittsburgh es algo más complejo. Deberían ganar la división y también tener al menos una semana libre en playoffs. Como decía antes, los Bengals han mostrado que colapsan en momentos poco oportunos, pero este año se afirmarán en la división.

Dalton tuvo un partido muy malo, pero sigue siendo uno de los mariscales que ha jugado a un gran nivel este año (top 5 definitivamente) y tiene todo un arsenal a la ofensiva. Además de que la defensiva es de las mejores en puntos permitidos y siempre va a mantener en la pelea a los Bengals.

Elaine Thompson/Associated Press

Elaine Thompson/Associated Press

– Seattle Seahawks: este equipo fue por mucho tiempo imbatible en su estadio. De hecho, solo habían perdido dos partidos en las dos temporadas anteriores. Este año ha perdido 2/4 partidos en Seattle y van con un record de 4-5. Al perder el domingo contra Arizona, la división quedo prácticamente liquidada.

En la NFC, es casi seguro que un comodín saldrá de la NFC Norte entre los Packers y los Vikings. Los Falcons y Green Bay, ambos con 6-3, estarían clasificando a las playoffs actualmente. Después hay un empate múltiple entre Redskins, Rams, Bucaneers, Eagles y (sorpresa!) los Bears. Eso les da dos partidos de ventaja contra los que pelean por el comodín.

Al ver el calendario de Seattle, tiene al menos 3 partidos que podrían ser perfectamente perdibles. Especialmente con el nivel que han mostrado últimamente. De ganar los otros 4, los dejaría 8-8 que no debería ser suficiente para clasificar. Deberán entonces ganarle a los Steelers de local, o a los Vikings y Cardinals de visita para mejorar su récord. Eso no quita que también tienen un partido muy difícil contra los Rams además.

En años anteriores, Seattle pasó por momentos así, especialmente el anterior, e igual logró clasificar al Super Bowl. Sin embargo, ese equipo no se parece en nada a este. La línea ofensiva es un problema preocupante que no veo como lo van a arreglar de acá a final de la temporada. Ha sido sin duda una decepción y le ha quitado efectividad a Lynch por tierra. Wilson ha tratado de esconder algunas deficiencias, pero pasa corriendo por su vida. Graham ha sido una de las grandes decepciones del año y no ha sido capaz de replicar el éxito que tuvo en New Orleans.

La defensiva sigue con un núcleo muy parecido, pero parece que los equipos finalmente lograron encontrar sus deficiencias. El domingo Carson Palmer quemó varias veces como nunca había visto a la secundaria de Seattle, especialmente a Sherman. Lo más raro, sin duda, es que no han podido cerrar los partidos en el 4Q donde se habían vuelto unos maestros.

Hoy en día, tengo serias dudas que clasifiquen a las playoffs. Son un gran equipo y tienen el material para darlo vuelto, pero parece que algo distinto hay este año.

Nos vemos la próxima semana

Por Christopher Holmes

@cholmess

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter