Pronósticos Ronda de Comodines

Tweet about this on TwitterShare on Facebook3Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Hay cosas que no entiendo y que Hue Jackson siga en su puesto. No me agrada que la gente pierda su trabajo, pero no entiendo el razonamiento de Haslam. Creo que varios podríamos coincidir en que el equipo de este año era mucho mejor que el del 2016. Aun así, no lograron ganar un solo partido y no fue por falta de oportunidades. El domingo jugaron contra un equipo de Pittsburgh sin 3 de sus mejores jugadores, entre otros, y aun así se quedaron cortos. Pese a llegar como un gurú de mariscales, no logró sacarle casi ningún partido aceptable a ningún mariscal en estos dos años. Peor aún, el manejo ofensivo de los partidos fue horroroso y dejaron varios puntos por no lograr entender bien la situación del partido. El punto alto fue el QB sneak en la yarda 2 que terminó en el fin de la primera mitad sin puntos para Cleveland, aunque no fue el único ni le faltó competencia a ese momento. Lo que más me sorprende es que alguien con la trayectoria de Dorsey se haya prestado para esto. Los Browns han partido 0-14 en años seguidos y no sé cuantos más seguidos aguanten hasta decir suficiente. Este equipo debería mejorar mucho de acá a la temporada siguiente, por lo que se acabarán las excusas. Quizás terminamos todos equivocados y Haslam siendo un genio. Cuando los Lions terminaron 0-16, tomaron a Stafford y han tenido mucha más estabilidad desde ese entonces. Quizás este es el draft donde los Browns dejen de buscar el ansiado mariscal franquicia.

A propósito de los Lions, nunca fui fanático de Jim Caldwell, pero tuvo 3 temporadas ganadoras en 4 años y fue a playoffs en 2 de ellas. De hace 20 años que los Lions no tenían temporadas con récord ganador en años seguidos y Barry Sanders estaba en ese equipo. De todos los despidos, creo que este me parecía el menos merecido. Tengo que decir también que me sorprendió lo de Jack del Rio. Venían de terminar 12-4 y se va al año siguiente. Así de rápido cambia todo en esta liga. Se rumorea mucho de malos métodos de trabajo y entrenamiento en Oakland, pero del Rio tuvo buenos años en Jacksonville y se demoraron varios años en recuperarse una vez que salió. La verdad es que se fue por la posibilidad de traer a Jon Gruden de vuelta, aunque no hay nada cerrado todavía. No dirige un equipo desde el 2008, por lo que veremos como sale todo.

Me preguntó cuanto margen tendrá John Harbaugh el año siguiente. Tiene crédito por haber clasificado a playoffs sus primeros 5 años y con un Super Bowl incluido, pero en sus últimos 5 ha clasificado solamente una vez. No solo eso, llevan dos años quedando eliminados cuando dependen solamente de ellos. El partido en Pittsburgh era esperable, ya que era un gran equipo y se salvaron con una estirada de Antonio Brown. El domingo jugaron de local contra un equipo eliminado y los dejó fuera. No hay excusa y los Ravens son un programa ganador, por lo que no dejarán que esta situación siga en el tiempo. En el último TD de los Bengals se entiende que podían completar el pase, ¿pero que hizo el safety en esa jugada? Le dio la bienvenida con alfombra roja a un Boyd que terminó matando el año. Me alegro por Marvin Lewis, demostró que puede sacar situaciones desfavorables adelante y terminaron eliminando a equipos de playoffs en semanas seguidas. Algunos le dicen que no ha ganado en playoffs, ¡como si no fuera meritorio clasificar a playoffs en 5 años seguidos! Jerry Jones ratifica sin dudas a Garrett, quien ha clasificado solamente en dos de siete años. Los Bengals tuvieron problemas cerrando algunos partidos y que fácilmente los podría haber clasificado. A veces las temporadas se definen en esos pequeños detalles.

Difícil no alegrarse o emocionarse con la clasificación de los Bills. 18 años esperando es una eternidad. Ni los Browns habían estado tantos años esperando. Kyle Williams estaba en el equipo desde el 2006 y finalmente tuvo su premio, incluyendo un TD por tierra. Los fanáticos de los Bills fueron a recibir el equipo a su llegada a Buffalo, con varios grados bajo cero y cerca de las dos de la mañana. Demostraron todavía más clase al donar plata a la fundación de Andy Dalton por haber ayudado a la clasificación. La última vez que jugaron los Bills fue el Music City Miracle, por lo que seguramente esperan que el final no llegue a eso. Igual lamento la eliminación de los Chargers, en verdad creo que podrían haber hecho mucho ruido de haber entrado.

Hablando de rachas largas sin playoffs, los Rams, Titans y Jaguars no clasificaban desde el 2004, 2008 y 2007 respectivamente. Este año 8 equipos entraron a playoffs que no fueron el año anterior y 5 de ellos son de la NFC. El único que repitió fue Atlanta y clasificó en la última fecha. No recuerdo un año donde hubiera más incertidumbre por los pronósticos de equipos al Super Bowl a esta altura, especialmente por la NFC. La lesión de Wentz abrió la mesa y casi cualquiera se puede meter de sorpresa.

El mejor momento de la semana vino en Foxborough, donde Bryce Petty no se pudo poner el casco porque tenía un gorro de invierno en la cabeza. Ya es difícil ganar en el Gillette, más todavía cuando tu mariscal titular no le entra el casco antes del partido.

En los últimos 3 años, los equipos locales tienen un récord de 23-7 y eso incluye una anomalía donde los 4 equipos visitantes ganaron en la ronda de comodines del 2015. Sacando esa ronda, están 23-3 y el año pasado terminaron 9-1. La localía es muy importante y veremos que tal andan los visitantes este fin de semana.

¡Vamos por esta semana! (10-6 la semana 17, 118-64 en la temporada regular):

Titans @ Chiefs

Mularkey vive una semana más y probablemente estaría en la lista del Black Monday si hubieran perdido. No está a salvo todavía y necesita al menos un partido competitivo este sábado. Veo este partido mucho más competitivo de lo aparenta. La principal razón es que la fortaleza de la ofensiva de los Chiefs coincide con la categoría donde se destaca la de los Titans. Son la cuarta mejor en yardas permitidas por tierra, yardas por acarreo y los que han recibido menos TD terrestres en la temporada con solamente 5. Esto no debería desalentar a los Chiefs, ya que su récord es perfecto cuando Kareem Hunt tiene 20 o más acarreos. Aun cuando no sea su partido más efectivo, tiene efectos secundarios. La defensiva contraria se cansa y les da oportunidades a los receptores que vean mayores coberturas individuales. La secundaria de los Titans es una de Tyreek Hill es una amenaza para llevarse en velocidad a los esquineros, pero el novato Jackson, quien tiene varios problemas en cobertura, puede seguirle el paso. Si se trata solo de eso, debería ser un enfrentamiento parejo. La clave acá será Travis Kelce. Sin ser un año tan espectacular, igual llegó a las 1000 yardas y tuvo 8 TD. Byard lideró la liga en intercepciones y estará cubriendo lo profundo. Este equipo de los Chiefs es otro cuando les limitas las jugadas grandes. El enfrentamiento que definirá el partido no será ninguno de los anteriores, sino que el juego terrestre de los Titans contra los siete frontales de los Chiefs. Independiente que Murray juegue o no, Henry está preparado para el desafío. Arrowhead es uno de los estadios más difíciles para jugar en la liga y la ofensiva de los Chiefs una de las más explosivas en jugadas grandes. No hay mejor forma de neutralizar a ambos que controlando el reloj de posesión y dominando el ritmo del partido. Si logran correr bien y dejar fuera a Smith, este partido tiene potencial de sorpresa. Mariota ha dejado mucho que desear este año y se debe, en parte, a una lesión que lo ha molestado todo el año. Los receptores no han ayudado, con Corey Davis una decepción y Eric Decker una muy mala contratación en la agencia libre. La secundaria de los Chiefs mejoró mucho en los últimos 3 partidos con titulares y Marcus Peters está jugando como uno de los mejores de la liga. Mayor razón para controlar la posesión. Al igual que para los Chiefs, Delanie Walker es el mejor receptor de los Titans y es el que siempre busca Mariota en los momentos clave. La línea ofensiva de los Chiefs no llega al 100% y puede terminar sufriendo. Al final del día, Andy Reid y Alex Smith son veteranos en estas instancias y los Titans traen muy poca experiencia a playoffs. La localía va a terminar pesando en el último cuarto.

Pronóstico: Chiefs 24-17

Falcons @ Rams

                Para mi, el partido más interesante de esta ronda. Los Rams vienen de un cambio radical de un año a otro y los Falcons sufriendo el “Super Bowl Hangover”, aunque lograron clasificar igual. No estuvo exenta de problemas la clasificación. De hecho, apenas lo hicieron en la última fecha. Hay varias cosas interesantes para analizar. Una de las razones para explicar la baja de un año a otro fue la menor producción de sus corredores en yardas totales.  El año pasado dominaban cuando Freeman y Coleman imponían el ritmo. Ryan bajó de una campaña MVP a la tierra. Tiro 18 TD menos, 5 intercepciones más y su rating bajó casi 26 puntos. Mucho hay de la transición a Sarkisian, pero Ryan y otros tampoco han dado un paso al frente. Nunca es tarde para recuperar el ritmo del año pasado y el domingo pasado jugaron un partido muy correcto. La debilidad de los Rams viene por defender la carrera y ese debe ser el punto de enfoque de los Falcons. Correrles por el medio es muy difícil, con un Aaron Donald tapando todo. Tienen jugadores rápidos para cubrir las esquinas, pero lo pueden usar en su contra con jugadas de counter y de engaño. La ofensiva de los Rams es la que más puntos convierte, por lo mismo hay que limitar su cantidad de posesiones. La defensiva está entrenada de manera magistral por Wade Philips, pero la secundaria no es la de Denver. Trumaine Johnson es un excelente esquinero, pero tengo mis dudas si puede frenar a Jones todo un partido. No tiene que frenarlo en realidad, pero evitar que sea el protagonista. La línea ofensiva de los Falcons viene sin Levitre y va a sufrir mucho ante el que será, o eso espero, el jugador defensivo del año. Donald tiene la capacidad de marcar el partido en todas las jugadas y Alex Mack necesitará mucha ayuda doble para limitarlo. La parte interesante viene en el sentido inverso. Para que los Falcons ganen, necesitan limitar a Todd Gurley. Si tiene 150-200 yardas totales, van a terminar perdiendo por más de una posesión. La defensiva de Atlanta viene de uno de sus mejores partidos del año contra los Falcons. Grady Jarrett ha sido uno de los mejores en su posición este año y tapará el medio. Brooks Reed y Derrick Shelby son dos de los mejores manteniendo el “edge”. Esta ofensiva de los Rams me recuerda justamente a la de los Falcons del 2016 en ciertos aspectos. El principal es que cualquiera te puede matar. Si no es Gurley, puede ser Watkins, Woods o Kupp. Pese a no ser el grupo más espectacular de receptores, McVay los pone en posición para estar abiertos constantemente. La secundaria de los Falcons está dentro de las 10 mejores de la liga, pero necesitan ayuda de los que presionan al mariscal. La línea de los Rams ha sido una de las mejores en el año, especialmente corriendo. También son una de las que permite menos capturas, pero la de Atlanta lo supera en eso. No hay que subestimar a Atlanta, pero este año los Rams están cargados y manejados por McVay y Wade Philips. Si no logran frenar a Goff y Gurley, se les complicará bastante el partido.

Pronóstico: Rams 31-23

Bills @ Jaguars

En teoría, este parece ser el partido más disparejo del fin de semana. Experiencia no le sobra a ninguno de los dos equipos, aunque los Jaguars tienen a algunos jugadores que han llegado lejos en playoffs en Malik Jackson y Calais Campbell. El gran problema para los Bills es enfrentar a una defensiva de los Jaguars sin su principal jugador al 100%. La mayoría de los jugadores no llega bien a esta altura, pero Shady estará muy disminuido y si es que llega a jugar. Los Jaguars vienen de limitar totalmente a Henry por tierra, pero McCoy está a otro nivel. Una de las grandes debilidades de la defensiva de los Jaguars es la defensa de los corredores cuando atrapan pases. De hecho, por ese camino salió el único TD de los Titans el domingo. Aun cuando pueda jugar limitado, sería un aporte hasta como señuelo. Los Bills son la segunda peor ofensiva en yardas por pase en la liga y los Jaguars son la mejor defensiva en esa categoría. No tienen los mejores receptores, pero el gran problema es Taylor. Está claro que su especialidad es no perder partidos con muchas pérdidas (solamente 4 intercepciones), pero no entiende bien las situaciones en los partidos y deja muchas yardas o puntos en el camino. Si depende de él, la secundaria de Jacksonville lo va a arrollar. Una de sus especialidades es alargar series con escapes del bolsillo, pero los apoyadores de los Jaguars son extremadamente rápidos y lo pillarán sin problemas. Como si no fuera poco, necesita soltar rápido la pelota para evitar las capturas. El bolsillo va a colapsar rápido y no se destaca por un lanzamiento muy rápido. Este partido quedaría en la defensiva de los Bills entonces. Uno de los problemas es que su defensiva es de las peores defendiendo la carrera y los Jaguars son el mejor de la liga en yardas por tierra. Y eso considerando que los Bills tienen al líder de la liga en tackles. Son la cuarta peor por tierra en yardas y la peor en TD permitidos en la misma categoría. Fournette es un verdadero camión y Marrone no tiene miedo a usarlo una y otra vez. A principio del año dijo que el ideal de pases que le gustaría de Bortles por partido era cero. Independiente de que lo dijera en serio o no, este partido creo que se acercarán lo más posible a eso. No dejarán que Bortles les de vida a una defensiva muy oportunista de los Bills. El QB de los Jaguars tiene que hacer lo necesario para mantener las series con vida y el resto vendrá solo. Jacksonville viene de dos partidos perdidos, pero ahora vuelven a la localía y tienen todo para ganar. Hay ánimo de revancha de los Bills contra Marrone, pero no será suficiente. Se pondrán al frente en el marcador y Taylor terminará aportando el resto para el local.

Pronóstico: Jaguars 30-13

Panthers @ Saints

                Ayer, en el podcast de NFL Chile, nuestro amigo Stefano comentó que estos equipos jugarán 3 veces en el año y lo difícil que debe ser ganarle al mismo equipo en todos. Hice una investigación y salieron resultados interesantes. Desde el año 2002, cuando volvieron a ordenar las divisiones, en 16 oportunidades hay equipos que han jugado 3 veces en un año. Solamente 3 equipos lograron barrer esos partidos, con una efectividad del 19%. Desde el 2005, la situación se repitió 13 veces y solamente un equipo sacó adelante la tarea (Steelers a Ravens el 2008). Tiene toda la lógica, ya que los equipos divisionales se conocen mucho y es muy difícil ganarle 3 veces en un mismo año. Eventualmente, deberían encontrar los ajustes y darle la vuelta. Este es el partido más incierto, especialmente por los Panthers. Nadie sabe descifrarlos, a veces pierden con los Bears y otros días le ganan a Minnesota y New England. Lo principal para Carolina será evitar las pérdidas. Esta defensiva de los Saints no es tan buena como muchos creen y se basa mucha en las pérdidas. El domingo pasado, Winston tuvo 3 intercepciones, su ofensiva tuvo 24 puntos y perdieron igual. Contra Ryan en Atlanta, también perdieron en circunstancias similares. Cabe destacar que esos dos partidos fueron de visita. Los equipos están ajustando contra el ataque terrestre de los Saints y ha funcionado. Ingram está promediando 53 yardas en los últimos 6 partidos. Si le sacas el acarreo más largo por partido, ese promedio baja a 23. Contra los Panthers en la semana 13, sacando una escapada de 72 yardas, tuvo 13 yardas en 13 intentos. Aun cuando es un análisis burdo, da una clave para complicar a la ofensiva y es evitar las jugadas grandes.  Kamara promedia 45 yardas en sus últimos 4 partidos que jugó completos, pero se complementó con 63 por aire. Esta baja ha disminuido el promedio de puntos del año. El principal problema será limitar a Kamara por aire. Kuechly y Davis tienen que complementarse para poder ganar este partido. Tiene que aportar con la presión al mariscal la línea defensiva y así Brees no pueda aprovecharse de una secundaria sospechosa. Para la ofensiva de Carolina, Olsen necesita ser la figura con McCaffrey atacando el medio y los apoyadores de los Saints. No ha sido el año de Olsen, pero cuando aparece es peligroso. El corredor novato tuvo más yardas por aire que por tierra y necesita copiar a Kamara por este lado. Al igual que contra Green Bay, necesita ser un actor importante ese día y recibir varios pases. El ataque terrestre ha sido ineficiente y Stewart viene de una lesión. Hay que mantener las posesiones vivas y las terceras oportunidades cortas, especialmente con un disminuido cuerpo de receptores. Será clave también las escapadas de Newton y firmo que tendrá varias jugadas diseñadas para que corra y mantenga alerta a la secundaria de los Saints para las jugadas de finta y pase. Partido muy complicado, especialmente siendo el tercer partido, pero me cuesta confiar en la ofensiva de Carolina. Quien sabe, quizás despiertan el domingo. Los Saints se hacen fuerte en casa.

Pronóstico: Saints 27-24

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter