Pronósticos Ronda de Comodines por @cholmess : Hay sorpresa en Lambeau?

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

El Black Monday fue uno de los más callados de los últimos años, ya que no esperaron que pasara el domingo para limpiar la casa. Hasta el momento hay seis vacantes y se podrían agregar dos o tres más dependiendo de lo que se decida con algunos entrenadores. Lejos lo más triste fue la conferencia de prensa de Doug Whaley y Jed York representando a los Bills y 49ers respectivamente. Después se preguntan por qué los buenos candidatos no quieren unirse a sus franquicias. Lo de los 49ers es increíble considerando que fueron a 3 finales de conferencia seguidas y a un Super Bowl hace pocos años. Seguramente Jim Harbaugh abrió una botella de vino mientras York hacia el loco.

Puede ser que Kirk Cousins haya perdido algunos millones al quedar fuera de playoffs. Partidos importantes perdidos en el cierre ante los Panthers y Giants (ambos equipos sin nada que jugar a esa altura) con desempeños discretos de Cousins los terminó dejando fuera. Y eso que el equipo está armado para explotar sus fortalezas. ¿Cuál es el problema principal de los Redskins? Si le dan un contrato millonario a largo plazo, dependiendo del monto, tendrán que cortar a Garcon, Desean Jackson o ambos. Se viene una larga negociación donde Cousins tiene toda la ventaja.

Se retiraron Steve Smith y Robert Mathis. ¿Pasará lo mismo con Fitzgerald, Antonio Gates y Julius Peppers? Creo que los dos primeros volverán, mientras que el tercero dependerá del éxito de su equipo en playoffs. Veremos qué pasa con Demarcus Ware. Si se retiran todos, qué clase de postulantes tendremos en cinco años más para Canton.

Se acabó la temporada regular, pero viene la mejor parte del año. Hay partidos entre equipos disminuidos, algunos que vienen a la baja y unos que busca revancha (11-5 en la semana 17, 77-48 en el acumulado):

Raiders @ Texans

                Por lejos el partido menos atractivo de la ronda de comodines. No es que quiera quitarle mérito a alguno de los equipos, pero el clásico Cook – Osweiler no es lo que uno prefiere ver. Hablando del QB de los Texans, tendrá una segunda oportunidad después de que Savage sufrió una conmoción cerebral. Algo parecido a lo que sufrió el año pasado, pero en el sentido inverso. No hay mejor forma de justificar un contrato millonario que rindiendo en playoffs, o pregúntenle a Joe Flacco si no me creen.

Ante la lesión de Carr, los Broncos cargaron la caja para retar a que los Raiders los vencieran por aire. No salió bien ante una de las mejores secundarias como la de los Broncos. La de los Texans no está al mismo nivel, pero no hay que mirarlos en menos tampoco. De hecho, son la segunda mejor defensiva contra el pase. Una ayuda inesperada vino por el salto de A.J. Bouye de ser un esquinero no reclutado en el draft al mejor en una buena secundaria de los Texans. Si los Texans estuvieran en un mercado más grande, todos hablarían de él. No sorprende que la defensiva es la que cargue a este equipo, pero lo increíble es que lo hayan hecho prácticamente sin J.J. Watt quien estuvo afuera toda la temporada. Otro que finalmente ha estado a la altura de las expectativas es Jadeveon Clowney. Lo reclutaron pensando que sería el próximo Lawrence Taylor, pero su mayor aporte es destrozando el juego terrestre del contrario. Los equipos contrarios ya no corren en su dirección porque es una causa perdida. Su buen año con el de Mercilus han permitido aguantar de buena manera la pérdida del tres veces jugador defensivo del año. Si dieran premios a los coordinadores del año, Romeo Crennel debería estar entre los tres mejores de su especialidad.

A la ofensiva, la clave es simple. Correr con Lamar Miller y sacarle presión a Osweiler. El problema es que la debilidad de la defensiva de Oakland es su secundaria (décima peor en la liga). Bill O’Brien ha hecho un trabajo magistral al mando de los Texans en sus tres años y todos sin un mariscal franquicia. Pese a que Osweiler no fue su elección, ha limitado su incidencia en el equipo y logró ganar su división incluso una semana antes de que terminara el año. La fórmula de buena defensiva con un ataque terrestre sólido funciona siempre, pero puede ser que necesiten a Osweiler esta semana si quieren ganar un partido de playoffs. La defensiva por tierra de los Raiders tampoco es la mejor, ubicada cerca de las 10 peores de la liga. ¡Hasta revivieron el ataque terrestre muerto de los Broncos la semana pasada! Lo mejor de correr bien es que anularán al candidato a defensivo del año en Khalil Mack.

Los Raiders están con opciones muy limitadas. La magia de Carr permitió mantener a este equipo dentro de los mejores, pero también demostró que en su ausencia todavía hay mucho que trabajar. Aun con el buen año de Mack, pareciera que la especialidad de la defensiva es permitir jugadas grandes. Bruce Irvin tendrá que justificar su contrato con un gran partido. A favor de ellos, Osweiler ha sido uno de los peores mariscales titulares de la liga. Ha sido hasta peor que RGIII. Bueno, no tanto. La línea ofensiva de los Raiders ha sido una de las mejores de la liga, pero con cajas cargadas de defensivos afecta mucho la habilidad del corredor de encontrar los espacios. Les pongo un ejemplo. El año pasado Darren McFadden tuvo más de mil yardas como titular de los Cowboys, pero no fue ni la mitad de dominante que este año con Zeke. Obviamente hay un mariscal franquicia bajo centro y en el otro no. Los Raiders tienen un buen grupo de corredores, pero ninguno puede dominar cajas cargadas. Conor Cook tuvo su primer partido de visita ante una excelente defensiva de los Broncos. Como tercer titular del equipo, no tienes mucha práctica con los titulares y los nervios fueron evidentes. Ahora tendrá una semana para practicar y me gustaría que intentara pases largos en sus primeras series para estirar la defensiva de los Texans.

Partido parejo y aunque los Raiders terminaron 12-4, la pérdida de Carr es muy grande. Además, los Texans terminaron 7-1 de local. Con Osweiler o no, me quedo con la localía y la defensiva más fuerte en este caso.

Pronóstico: Texans 24-17

Lions @ Seahawks

                Este partido recuerda al del año pasado en Seattle donde los Seahawks ganaron apenas en un final con una decisión dudosa de los árbitros. Ya no están/estarán Lynch, Megatron, Earl Thomas, entre otros en este partido. Creo que es justo decir que Stafford no es el mismo desde que se lesionó el dedo. Desde estar 9-4 y como un posible MVP a clasificar gracias a los Giants y perder la división en tu propio estadio.

¿Hay algún equipo que entre en peor forma, aparte de los Raiders, que Seattle? Desde que se lesionó Earl Thomas quedó claro que es él la persona que hace funcionar la Legión del Boom. ¿Es el único problema de los Seahawks? Claro que no. Un juego terrestre inexistente y una peor línea ofensiva limitan de manera significativa a este equipo. La peor parte es que perdieron la semana libre y van a tener que jugar dos partidos de visita si quieren llegar al Super Bowl. Todos sabemos que a Seattle le cuesta mucho más jugar de visita. Cuando los Seahawks cortaron a Michael, nunca pensaron que Prosise se lesionaría a la semana siguiente. Ahora los Seahawks prueban con más corredores que los Browns con sus QB’s. Wilson tuvo problemas para poner puntos ante una no muy buena defensiva de los 49ers. Lo que está claro es que Wilson aparece cuando más importa y en playoffs se ha destacado por sacar jugadas de la nada que impulsan al equipo. Sin embargo, este será el primer año que lo tendrá que hacer sin ayuda del ataque terrestre. ¿Estará a la altura? Dependiendo de cuánto tiempo le dé su línea. Son las mismas razones por la cual Wilson tiene la menor cantidad de yardas por tierra en su carrera.

Como decía anteriormente, parece que el dedo lesionado de Stafford está haciendo algo de efecto. La semana pasada dejó varias oportunidades con pases fallados que podrían haber cambiado el partido. El problema ha sido cerrando, ya que en la segunda mitad de los últimos dos partidos la ofensiva ha desaparecido. El problema que tiene Wilson, no lo tiene Stafford. Su línea ofensiva es excelente y es capturado pocas veces considerando que no tienen juego terrestre y que pasa todo por el brazo de Stafford. Igual hay que darle crédito a Zenner quien le ha dado un balance necesario a esta ofensiva. No será fácil capturar al mariscal de los Lions y, si tiene tiempo, puede hacer pagar a la secundaria de Seattle que se encuentra muy vulnerable.

Este partido pasa por dos enfrentamientos claves. El primero será entre los siete frontales de Detroit y la línea ofensiva de Seattle. La presión al mariscal ha estado muerta este año, pero nada como una línea como la de Seattle para revivirla. Los Lions son el segundo peor presionando al mariscal y de los 10 peores en intercepciones. Lo compensando en el puesto N°13 en puntos permitidos. Si Wilson tiene tiempo, la secundaria de los Lions va a sufrir mucho. Tal como lo hicieron Rodgers y Prescott en los partidos anteriores. La buena noticia es que Darius Slay y Deandre Levy deberían estar en la cancha ese día.

El otro enfrentamiento clave es entre los receptores de los Lions y la secundaria de Seattle. Todos sabemos que Richard Sherman es uno de los mejores esquineros de la liga, pero tienen que marcar a varios receptores y a Eric Ebron. En ese sentido, será importante el aporte en cobertura de Bobby Wagner y K.J. Wright tapando las rutas rápidas por el medio. El grupo de Boldin, Tate (a quien los Seahawks conocen bien) y Marvin Jones es subvalorado. Tendrán varias oportunidades el sábado.

Mientras se discuten varias vacantes en la liga, Teryln Austin tendrá la oportunidad de mostrar que es un entrenador en jefe al enfrentar a una buena, pero vulnerable ofensiva de Seattle. Creo que los Lions podrían llegar a los 20-24 puntos de todas maneras. La pregunta es cuantos harán los Seahawks. La localía cambia todo en este partido, especialmente en un estadio tan difícil como el de Seattle.

Pronóstico: Seahawks 28-23

Dolphins @ Steelers

                Aun cuando se habla mucho del éxito de Miami este año, solamente le pudieron ganar a un equipo de playoffs. Ese equipo justamente son los Steelers, cuando Ajayi pasó por encima de la defensiva de Pittsburgh y Big Ben terminó lesionado. Para ser justos, creo que aun sin la lesión igual hubieran perdido. Los Dolphins fueron más físicos ese día y ganaron justamente. Independiente de lo anterior, este es el partido que doy como fijo en esta ronda.

Para los Steelers, ese partido fue el inicio de una racha de 4 partidos perdidos seguidos. Una vez que salieron, no volvieron a perder. Mucho pasa con el cambio de mentalidad ofensiva de los Steelers a ser un equipo con la ofensiva centrada en Bell. El mejor corredor de la liga ha tenido un año extraordinario aun sin jugar cuatro partidos. De hecho, los números de Big Ben no han sido extraordinarios en la racha de 7 partidos ganados. Aparece solo cuando más importa, pero la versatilidad de Bell le da una dimensión casi única en la liga a esta ofensiva. Lo más importante es que han evitado las lesiones importantes. De hecho, este será el primer partido de playoffs que jugarán juntos Antonio Brown, Bell y Roethlisberger. Cuando escribí mi pronóstico de Super Bowl en la pretemporada, los Steelers eran mis favoritos, pero tenía dudas de la capacidad de mantener sano al trio BBB. Mientras estén los tres en cancha, son un peligro para cualquiera.

Una de las dudas de los Steelers es sobre su defensiva, la cual se podría decir que es dudosa. Sin embargo, ya mostraron el año pasado que se crecen en playoffs. Artie Burns ha sido un aporte a una secundaria que venía con muchas preguntas. No son muy destacados defendiendo la carrera ni por el pase, pero son el décimo mejor con poco más de 20 puntos permitidos por partido. La ofensiva tiene la capacidad para anotar mucho más de 20, por lo que deberían mantenerlos en la pelea. El jugador clave es Ryan Shazier. Aparte de ir mejorando su habilidad en cobertura, es excelente defendiendo el juego por tierra.

Los Dolphins llegan con un dilema muy interesante a la ofensiva para el domingo. Se ha hablado que Ryan Tannenhill podría volver este domingo. Entiendo la presión de meter a tu mariscal titular, pero, salvo que haya un Super Bowl en juego, me parece un gran error. Es cierto que la lesión suya no es mayor, pero puede convertirse en una si lo apuran en volver a jugar. Para recordar, es la misma lesión que tuvo RGIII entrando a la ronda de comodín contra Seattle. Su lesión terminó en una rotura de ligamentos y nunca fue el mismo después de eso. Por más meritoria que sea la clasificación de Miami, no son un contendiente serio para ganar el Super Bowl. De hecho, el equipo de los Dolphins ni siquiera es muy bueno en cuanto a talento en todas las posiciones (lo que hace más meritorio lo de Gase). Siendo que probablemente no van a competir con los pesos pesados, ¿tiene sentido arriesgar a tu mariscal titular? Ajayi se destapó corriendo ese día contra los Steelers en temporada regular, pero no lo veo repitiendo ese partido. La línea ofensiva no está competa y no lo encuentro un corredor espectacular. Sé que tiene 3 partidos para más de 200 yardas esta temporada, pero en sus últimos ocho partidos solo pasó las 80 yardas una vez.

La defensiva es un colador y ese es mi principal problema que tengo en este partido. La semana pasada los Patriots les pasaron por arriba y lo mismo los Ravens hace unas semanas. No veo forma en que detengan a la ofensiva de los Steelers y especialmente a Bell. Para peor, Big Ben es el segundo mariscal menos capturado de la liga. La secundaria está sufriendo sin uno de sus principales esquineros y con sus dos profundos titulares en IR. Dependerán mucho en lo que hagan Suh y Wake, pero aun así puede ser que no sea suficiente.

Sí, Miami ya ganó en temporada regular. Ese partido fue en temporada regular y ahora tienen que ir al Heinz Field a jugar a un equipo que ha ganado siete partidos de manera consecutiva. ¿Matt Moore contra Big Ben? Denme a los Steelers.

 

Pronóstico: Steelers 34-20

Giants @ Packers

Muchos equipos ven simetría en estos dos equipos en sus recientes temporadas donde ganaron el Super Bowl. Para los que creen en eso, los Giants ganaron en Lambeau a los Packers los últimos dos años donde ganaron el campeonato. La verdad es que no creo en esas comparaciones porque ambos equipos son muy distintos. Los Giants tenían un juego terrestre muy fuerte y una presión ahogante a los mariscales contrarios. Los Packers el 2010 tuvieron la segunda mejor defensiva en puntos permitidos. Ya han pasado varios años y cualquiera de estos dos equipos es capaz de llegar al Super Bowl, aunque para mí los favoritos son otros.

Tal como hablé de los equipos que ganaron el título de los Giants, Eli Manning se parece al hermano gemelo malo de la persona que jugó esos años. ¿El juego terrestre? Bien, gracias. ¿La línea ofensiva? Paso. Hay una razón por la cual son el séptimo peor en puntos por partidos con 19,4. ¿Cómo ganan entonces? Son la mejor segunda en puntos permitidos con 17,8, pero más de eso adelante. Donde los Giants tienen una gran ventaja es en el cuerpo de receptores contra la secundaria de Green Bay. Con múltiples lesiones de los esquineros de los Packers, creo que no hay un jugador que pueda marcar a Odell Beckham. Quizás le saque ventajas aun con doble marca. Paul Perkins se destapó con más de 100 yardas el domingo. Lo van a necesitar para darle un poco más de tiempo a Eli. Sterling Shepard y Victor Cruz son buenos complementos, pero también han demostrado inconsistencia atrapando pases. Esta ofensiva no tiene buenas alas cerradas, por lo que los profundos o apoyadores podrán acercarse a presionar a Manning, cerrar la carrera o ayudar en la marca de OBJ. Salvo esos dos años donde ganaron los Super Bowl, Manning nunca ha ganado un partido de playoffs en su carrera. ¿Le queda otra racha como la del 2007 o 2011 en el tanque?

La defensiva de los Packers es de las peores en puntos permitidos, pero han mejorado mucho en la racha de 6 partidos ganados. No son mucho mejores en yardas permitidas, también ubicado dentro de los peores. Algunos podrán argumentar que los Packers están dentro de los mejores en intercepciones, pero 5 de esas vinieron en un solo partido. Fuera de eso, están en la mitad de la tabla. Donde sí tienen buenos números es en capturas, pero los Giants son uno de los que permiten menos capturas. Cuando jugaron en temporada regular, bajaron 4 veces a Manning.

Lo anterior no creo que sea tan relevante, porque la pelea de pesos pesados será cuando esté Rodgers en la cancha enfrentando a la temible defensiva de los Giants. No sé cuánto lo intentarán, pero probablemente será altamente inefectivo el juego terrestre. Damon Harrison ha sido una bestia tapando la carrera y ni Zeke Elliott ha tenido muy buenos partidos contra los Giants. Quedaría todo en manos de Rodgers, lo que no es mala noticia considerando como ha estado jugando. Para algunos es el MVP por la carrera de 6 partidos que lo metieron en playoffs, pero ¿qué pasa con su desempeño cuando estaban 4-6? Jordy Nelson ya se encuentra recuperado al 100% después de su lesión y, cuando está sano, es uno de los mejores receptores de la liga, especialmente a lo profundo. Seguramente Janoris Jenkins seguirá a Nelson todo el partido y no les ha ido muy bien a los receptores que juegan contra él. Randall Cobb fue clave en el partido que jugaron en la temporada regular, pero viene bajo por varias lesiones. Rodgers Cromartie viene cerrando como caballo de carrera la temporada y Adams tampoco tendrá un día fácil. Lacy tuvo un buen partido esa vez, pero ya no estará el domingo. La defensa de los Giants te ataca de todas maneras y usa mucho a sus esquineros en carga. Será interesante ver cómo Rodgers neutraliza al profundo Landon Collins, quien en algunos momentos sonaba como jugador defensivo del año. Cuando Collins se acerca a la caja no son buenas noticias para la línea ofensiva contraria. Por más que lo pienso, pareciera que los Giants tienen en la ventaja en los parejos. El factor X será la habilidad de Ty Montgomery para establecer un ataque terrestre legítimo y sorprender del backfield.

No me gusta apostar contra defensivas fuertes, especialmente una como la de los Giants quienes han sido consistentes a un nivel muy alto. Mi gran duda es sobre el partido que tendrá Eli, porque Rodgers sumará puntos de alguna manera u otra. Partido muy complejo y me suena una sorpresa de los Giants, pero la localía me inclina hacia el otro lado. No sería la primera vez que pierda Rodgers en Lambeau.

Pronóstico: Packers 23-21

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter