Pronóstico de Super Bowl por @cholmess: Quienes sacan pasajes a Houston?

Tweet about this on TwitterShare on Facebook4Share on Google+0Email this to someonePrint this page

 

 

Como todos los años, haré un pronóstico sobre los equipos que creo que estarán en el Super Bowl este año. Después de ver 3 partidos de pretemporada y estudiar las distintas divisiones, esta ya es una buena semana para tener una idea. Obviamente vale antes de que parta la temporada regular, después es muy distinto y aun así muy difícil.

El año pasado los Broncos rompieron la historia reciente al ganar un título a pesar de su mariscal. Eso no ocurría desde el 2002 con Brad Johnson y los Bucaneers. Aun así, insisto que esta es una liga distinta a la de los 80 o 70 y la clave para competir en grande, de manera sostenible en el tiempo, es la presencia de un mariscal franquicia. La liga se divide entre los que lo han encontrado y los que no.

También tengo la convicción que tener la localía en playoffs es más importante que nunca. En los últimos 3 años han clasificado los primeros de ambas conferencias a la final. Será un factor a considerar en el descarte de equipos.

He elegido por dos años seguidos Patriots – Packers estando cerca ambas veces, pero esta vez cambiaré de pronóstico. Iré revisando por conferencia y partiré por la que veo más clara:

AFC

En honor al campeón partiremos revisando el caso de los Denver Broncos para llegar a la final, algo que nadie ha logrado en 12 años en la AFC desde los Patriots el 2003 y el 2004. El primer problema lo tienen en la posición más importante: su mariscal. Aun cuando Peyton Manning y Brock Osweiller no fueron estrellas, tampoco fueron un Brad Johnson o un Trent Dilfer. El primero, salvo en el Super Bowl, tuvo unos playoffs aceptables. Incluso, en la final de la AFC marcó el partido con dos anotaciones rápidas y luego se dedicaron a mantener la ventaja.

Entran el 2016 con, hasta ahora, 3 mariscales: Trevor Siemian, Mark Sanchez y Paxton Lynch siendo el primero el titular oficial en la semana 1. Sanchez llegó desde los Eagles en un canje para tomar el puesto de titular y no pudo ganarle a un jugador reclutado en la 7 ronda. Y aunque alguien diga que Brady es de la 6 ronda, Siemian no es un Brady. De hecho, hace mucho que los mariscales de las últimas rondas no funcionan. El más reciente es Russell Wilson, pero es de la 3. La mayoría de los mariscales jóvenes titulares vienen de la 1 o hasta la 2. La jugada más famosa de Sanchez en los últimos años es el Butt Fumble. Nunca pudo ser titular en Philadelphia pese a desempeño promedio de los mariscales en su momento. Lo más probable es que Sanchez sea cortado del equipo antes de que parta la temporada o en el corto plazo.

Siemian ganó de forma justa e inesperada el puesto a partir de la semana 1, pero tampoco ha mostrado un nivel destacado. Superó a un Mark Sanchez que le gusta pasarle la pelota al contrario y un Paxton Lynch que no está listo. Este último fue capturado 3 veces en los dos primeros partidos de pretemporada y sin jugar uno completo. Mostró buena movilidad y brazo, pero se demora en soltar la pelota y comete errores. Vale la pena recordar que las defensivas aprietan mucho más en la temporada regular y ni hablar de playoffs. Es probable que entre en algún minuto de la temporada a reemplazar a Siemian.

¿La defensiva tiene la capacidad para echarse el equipo al hombro? Sin duda. Aun perdiendo a Malik Jackson y Danny Trevathan esta es una unidad de elite. Talib, Roby y Chris Harris son el mejor trio de esquineros en la liga sin mayor duda. Es cierto que se benefician de una gran presión al pasador, pero en general dominaron a todos los rivales contrarios y solo dos mariscales pudieron superar las 300 yardas por aire: Tom Brady y Ben Roethlisberger.  Von Miller viene de ser el MVP de la final y está entrando en sus mejores años. Demarcus Ware ya no es un jugador de tiempo completo, pero es muy eficiente en situaciones de pase. Derek Wolf es un jugador subvalorado y fue clave en la gran campaña de Denver. No hay un reemplazo claro en los casos de Jackson y Trevathan, pero es un grupo plagado de estrellas.

Dicho lo anterior, ¿serán capaces de repetir la hazaña del 2015? Revisemos algunos casos de equipos que ganaron un Super Bowl en gran parte a su defensiva:

  • 86 Bears: perdieron en la ronda divisional con los Redskins (y eso que se podría discutir que McMahon es mucho más que los actuales de los Broncos o de otros equipos).
  • 01 Ravens: Este fue el primer equipo de este grupo que entró con un mariscal distinto al que ganó el Super Bowl. Perdieron en la ronda divisional con los Steelers
  • 03 Bucanners: Terminaron terceros en su división y no clasificaron a playoffs.

De hecho, ninguno de estos equipos volvió a repetir el éxito que los llevó a ser campeones. Solo los Ravens repitieron un título, pero fue el año 2012 y era un equipo totalmente distinto. Vale la pena recordar que el año pasado los Broncos estuvieron “cerca” de perder la división ante los Chiefs. Perdiendo ante los Chargers con menos de una mitad por jugar, Manning entró por Osweiller y terminó dando vuelta el partido. Como andarán en una división que tendrán a Kansas City con Jamal Charles desde el principio y unos Raiders que vienen con ganas de volver a playoffs después de una eternidad. ¿Les dará para ser el mejor de la conferencia o incluso ganar su división? Por mi parte, no los veo ganando la AFC Oeste y, por lo mismo, sin repetir el título. La localía de Mile High es importante por la dificultad de jugar en altura para el contrario y no los veo pasando por 3 partidos de visita.

No veo a los Bills, Dolphins o los Jets como contendientes al Super Bowl todavía. Este último podría haber metido ruido el año pasado en playoffs, pero han perdido algunas piezas importantes y ni hablar del calendario brutal que les toca.

En la AFC Sur, el único que podría ver como sorpresa serían los Texans. El año pasado clasificaron a playoffs jugando con cuatro mariscales distintos. Si, 4. Llegó Osweiller de los Broncos y Lamar Miller de los Dolphins. El año pasado DeAndre Hopkins tuvo que cargar solo con la ofensiva y aun así fue casi imparable. Para este año cargaron la posición con dos novatos en Fuller y B. Miller además de un prometedor jugador de segundo año en Jaelen Strong. El ex mariscal de Denver es una incógnita después de solo 7 partidos jugados, pero tiene mucho techo y armas a su disposición. L. Miller nunca fue bien utilizado en Miami, pero llega a un equipo que le gusta correr la pelota y ni hablar del peligro que implica cuando recibe desde el backfield. Dicho eso, veo dos problemas en este equipo. El primero es que la línea ofensiva tiene muchas bajas y es incierto cuando o si estarán todos los titulares jugando este año. El segundo es sobre la disponibilidad de J.J. Watt. No ha jugado en la pretemporada y viene de una lesión que no se sabe hasta cuándo se arrastrará. Houston es un equipo al alza, pero creo que le falta para llegar a la final todavía y me gustaría ver al menos un año completo de Osweiller para ver si efectivamente tiene lo que se necesita.

Los Ravens vienen de un año donde se lesionaron muchos de sus jugadores importantes. Joe Flacco se rompió el ligamento, Terrell Suggs y Steve Smith se rompieron el tendón de Aquiles, Justin Forsett se rompió un brazo y así sucesivamente. Sería una locura no tener en cuenta a los Ravens como un posible candidato, especialmente bajo John Harbaugh, pero me preocupa la gravedad de las lesiones que sufrieron sus principales figuras. La mayoría de los jugadores no vuelve a su nivel después de romperse el tendón de Aquiles y este equipo tiene a dos de sus mejores jugadores regresando de aquello. La defensiva se derrumbó sin Suggs el año pasado. No apostaría contra Steve Smith, pero me cuesta un poco ignorar su edad. Los mariscales no vuelven a su 100% después de romperse el ligamento y necesitan a Flacco más que nunca. Creo que hay más preguntas que respuestas en este equipo para ponerlos de candidatos.

Los Bengals tienen a uno de los mejores equipos de la liga, bastante mejor que el de los Ravens, pero también perdieron piezas claves y no soy capaz de candidatearlos a un Super Bowl cuando no han ganado en playoffs en 25 años y 5 años en fila.

Los Raiders son una elección atractiva para ir a playoffs por primera vez desde el año 2003. Aparte de tener un núcleo joven extremadamente talentoso en Carr, Cooper, Mack, entre otros, invirtieron mucho en la agencia libre. En general, los equipos que gastan mucho en agentes libres suelen pagar más del valor real y no obtienen beneficios a corto plazo. Los Broncos del 2015 fueron una excepción a la regla, pero se demoraron un año en capitalizar.

Eso nos va dejando con 3 equipos: Chiefs, Steelers y Patriots. Veamos el caso de cada uno.

Algunos pensarán que estoy loco por poner de candidatos a los Chiefs, pero este equipo ganó 11 partidos en línea el año pasado. Fue el mismo equipo que le dio una paliza a los Broncos de visita en un partido donde Manning fue mandado a la banca. Alex Smith entra en su cuarto año bajo Andy Reid y, por lo visto en pretemporada, está dominando el sistema de Costa Oeste de muy buena forma. El grupo de corredores debe ser el mejor de la liga con Jamal Charles volviendo de una lesión junto a Spencer Ware y Charckandrick West tomando turnos. Estos dos últimos fueron clave en la recuperación de los Chiefs después de la lesión de Charles, sumando más de 1.000 yardas entre ambos con 10 anotaciones por tierra. Jeremy Maclin está establecido como receptor principal y deberían llegar a las 1.000 yardas junto al ala cerrada Travis Kelce. Conley y Wilson son receptores en alza y tendrán sus oportunidades para destacar en una ofensiva que podría pasar más este año. La línea ofensiva tuvo una gran contratación en Mitchell Schwartz, uno de los mejores tackles derechos de la liga. La posición de guardia se ve más débil, pero Reid tiene buena capacidad para moldear líneas ofensivas. En general, es bastante sólida.

Sep 19, 2013; Philadelphia, PA, USA; Kansas City Chiefs coach Andy Reid (right) talks with quarterback Alex Smith (11) during the game against the Philadelphia Eagles at Lincoln Financial Field. Mandatory Credit: Kirby Lee-USA TODAY Sports

(Kirby Lee-USA TODAY Sports

      A la defensiva, la línea tiene dos jugadores subvalorados como alas defensivas en Jaye Howard y Allen Bailey. Si superan las 10 capturas en conjunto el equipo se verá muy beneficiado. Tamba Hali y Derrick Johnson siguen siendo jugadores sobre el promedio y cumplen su rol. La gran duda es cuando y como volverá la estrella de esta unidad: Justin Houston. En principio no jugará, al menos, los 6 primeros partidos de la temporada al entrar en la lista PUP. Dee Ford tendrá que llenar el espacio junto a Zombo hasta que vuelva. La secundaria sufrió la pérdida de 3 jugadores, aunque ninguna más grande que el esquinero Sean Smith. La dupla con Marcus Peters fue de las mejores el año pasado y justamente es el novato defensivo del 2015 el que tendrá que tomar el rol de esquinero principal. Eric Berry sigue como profundo, aunque no logró un contrato de largo plazo y eso puede traer distracciones o problemas durante el año.

Hubiera puesto hace 5-6 meses a los Steelers como el gran candidato, pero la pérdida de Martavis Bryan y la (breve) suspensión de Le’Veon Bell resienten un poco sus opciones. Sin embargo, todavía tienen a Big Ben bajo centro y a Antonio Brown haciendo ver mal a las defensivas contrarias. Este último superó las 1.800 yardas aun cuando no contó con Big Ben por más de 4 partidos y es uno de los mejores de la liga independiente de la posición. Bell es quizás el corredor más completo de la liga, pero tiene problemas de disciplina y de lesiones. Una buena parte de las opciones de Pittsburgh dependerán de su capacidad de mantenerse dentro de la cancha. Igual cuentan con un excelente suplente en DeAngelo Williams, pero no se puede ignorar que tiene 33 años (edad avanzada para los corredores). Algunas de las incógnitas es la salud del agente libre Ladarius Green, quien se esperaba fuera figura, y quien reemplazará la producción de Bryant. La línea ofensiva trae preguntas en la posición de tackle izquierdo, pero en el resto de las posiciones tienen buenos jugadores.

PITTSBURGH, PA - JANUARY 03:  Ben Roethlisberger #7 speaks with Antonio Brown #84 of the Pittsburgh Steelers on the bench in the fourth quarter against the Baltimore Ravens during their AFC Wild Card game at Heinz Field on January 3, 2015 in Pittsburgh, Pennsylvania.  (Photo by Justin K. Aller/Getty Images)

(Getty Images)

      Dicho lo anterior, la clave para dar el salto en la defensiva. Tienen muchas dudas en varios puestos y especialmente presionando al pasador contrario. Están apostando en grande a que jugadores de los draft recientes produzcan lo antes posible. Prefiero ser positivo y quedarme con lo mostrado hacia finales del año, en especial al apoyador Ryan Shazier. Era una unidad joven entrando el 2015 y terminaron complementándose antes de lo espero. Shazier dominó varios partidos y fue clave en el partido en la ronda de comodines. Ahora tendrán un año más de experiencia y las selecciones del draft eventualmente empezarán a dar resultados.

Los Patriots, aun sin su mariscal titular por 4 partidos, son siempre candidatos mientras estén Belichick y Brady. No ha sido muy bueno lo que ha mostrado Garoppolo, pero seguro tendrán una estrategia que maximice las opciones de ganar. Brady volverá en la semana 5 encendido y con muchas armas para trabajar. La contratación de Martellus Bennett les dará muchos problemas a las defensivas que ya no tenían una tarea fácil conteniendo a Gronk. Además, Chris Hogan es un clásico receptor que podría brillar en la ofensiva de pases rápidos de Brady. El novato Mitchell estaba impresionando hasta que se lesionó en la pretemporada, pero podrán contar con él desde temprano. La posición de corredor parece débil, pero Belichick siempre se las ingenia para hacer brillar a un corredor que nadie conoce. La línea ofensiva ya sufrió un golpe importante con los problemas de recuperación de Sebastian Vollmer. No hay reemplazante claro en su puesto y quizás tendrán que mover al tackle derecho a su puesto. Una de las grandes movidas de este equipo fue traer de vuelta a Dante Scarnecchia de su retiro. Es uno de los mejores entrenadores de línea en la liga y sacará lo mejor posible de los que estén disponibles, especialmente después del mal nivel del año pasado. Me sorprendió (a quién no) la salida de Bryan Stork, pero seguro había razones y ya hay un reemplazante competente.

bill-belichick-tom-brady-dec-2003-ds

(si.com)

La defensiva tuvo un gran año y sigue cargada de talento aun con la salida de Chandler Jones. Me preocupa un poco la lesión de Jabaal Sheard quien tomaría el rol de reemplazar a Chandler Jones y la de Rob Ninkovich, aunque este último se salvó de no perderse todo el año. Mingo será el próximo proyecto de Belichick donde podría revivir una carrera y Chris Long peleará por una última oportunidad para ganar su título. Jamie Collins y Donta Hightower son estrellas como apoyadores. La secundaria es de las más fuertes de la liga. Butler ya no es solamente una jugada y McCourty es un peligro por el medio.

Al ver los calendarios, los Chiefs tienen la ventaja al jugar contra la AFC Sur y la NFC Sur, seguidos por los Steelers que juegan contra la AFC Este y la NFC Este. Los más perjudicados son los Patriots que juegan contra la AFC Norte y la NFC Oeste. Por otro lado, New England tiene una mayor ventaja al jugar en una división más “débil”. Tanto la AFC Norte como la AFC Oeste tienen a 3 equipos que podrían entrar a playoffs, y en la última podrías decir que hasta los Chargers podrían rebotar. Si los Chiefs logran amarrar la localía en Arrowhead, nadie les podrá ganar en enero. Quizás mi gran duda con los Chiefs es sobre el hombre que manda. Andy Reid es un gran entrenador, pero varias veces le ha faltado lo justo para ir al Super Bowl por temas recurrentes con mal manejo de reloj. El año pasado en la ronda divisional iban abajo por 14 con pocos minutos para terminar el partido (y la temporada) y jugaban como si fueran arriba por 30. Estos detalles son los que te pueden dejar fuera. También me preocupa el nivel de Justin Houston que podría ser la clave para clasificar a la final. Si vuelve al nivel donde superó las 20 capturas este será un equipo peligroso. Son un equipo que le acomoda manejar el partido cuando van ganando, pero los complicas cuando están en desventaja. Tanto Steelers como Patriots tienen ofensivas explosivas y no sé si estarán a la altura de detenerlos.

Gran duda sobre quien representará a la AFC en el Super Bowl. Los Patriots ya tienen bajas importantes por lesiones y la suspensión del mejor jugador en la historia de la franquicia. ¿Se solucionarán los problemas de la línea ofensiva sin Vollmer? Lo bueno es que de los primeros 4 partidos, 3 son de local. Ya un registro de 2-2 no es malo. Brady podrá retomar desde esa la semana 5, aunque con un calendario muy complejo.  Algunos tienen dudas de cómo volverá en forma, pero hay pocos profesionales más dedicados e inteligentes que Brady. New England ha llegado a 5 finales de conferencia seguidas y seguro estará en la próxima. Por el otro lado, los Steelers parecen un equipo más débil, pero que está entrando en su peak en el momento justo. La gran duda es cuánto tiempo se mantendrán sanos Bell y Big Ben. Si ocurre eso, serán un equipo muy difícil de derrotar.

La intuición me dice que serán los Patriots quienes irán a la final, pero hay algo que me cuesta trabajo ignorar. El año pasado en la ronda divisional, los Steelers fueron a Denver y perdieron por un solo TD jugando sin su mejor receptor (Brown), sin sus dos mejores corredores (Bell y Williams) y con un Big Ben jugando con medio brazo después de la lesión en la ronda de comodines. Y el partido tuvo un cambio de rumbo cuando el tercer corredor tuvo un balón suelto que le terminó dando la ventaja eventualmente a los Broncos. ¿Cómo habría sido el partido si todos esos jugadores hubieran estado sanos? Imposible saber, pero no se puede negar que en condiciones inferiores dieron una tremenda pelea.

Es riesgoso apostar por Big Ben (quien se ha lesionado 3 años seguidos) o en Bell, pero algo me dice que este año será donde Roethlisberger demuestra por qué es uno de los mejores de su época y peleará por llegar a su cuarto Super Bowl. A los Patriots las lesiones y la suspensión los pueden terminar sacando de la localía. En una final de conferencia, que creo será en Heinz Field, todo puede pasar. La defensiva está apuntando hacia arriba, ¿pero tienen lo suficiente para parar a Tom Brady? Me anoto, en esas circunstancias, con el equipo que tiene mejor plantel, mejor mariscal y mejor entrenador: los New England Patriots.

NFC

Menos mal que la AFC estaba más clara, ¿cierto? Veremos que sale en la NFC. En la NFC Este no veo a ningún equipo compitiendo en serio con las otras potencias de la conferencia. Los Cowboys no tienen una defensiva y Romo se perderá al menos la mitad de la pretemporada. Aun cuando Dak Prescott ha sido la estrella de la pretemporada, otra cosa es cuando los partidos cuentan. Con la presencie de Elliott, podrán volver al sistema que les dio éxito el 2014, pero están muy lejos de equipos como los Panthers o Cardinals, por ejemplo. La ofensiva de los Giants ha sido horrible esta pretemporada y creo que van a resentir la salida de Tom Coughlin. Los Redskins son el favorito para ganar la división, pero no le ganaron a ningún equipo con registro ganador el año pasado. Contra equipos de mejor nivel se vieron superados de manera importante. Mejoraron a la ofensiva y llegó Josh Norman, pero no es suficiente todavía y me gustaría ver que le ganen a un equipo grande antes de nombrarlos como candidatos.

En la NFC Norte el panorama se simplificó bastante el día de ayer con la lesión de Teddy Bridgewater. Se esperaba que diera el salto este año y ahora tendrá que esperar un año más para ver si vuelva a su forma. Me hubiera gustado hablar del caso de los Vikings como candidatos. Tienen a uno de los mejores corredores de la liga, una gran defensiva y un tremendo entrenador en Mike Zimmer. En su primer año, no contaron con Peterson y aun así terminaron 7-9. Imagínense cuanto terminarían los Rams sin Todd Gurley. Esto deja el camino muy despejado para los Packers que podrían amarrar la ventaja de localía en Lambeau. Les toca jugar contra la AFC Sur y la NFC Este, por lo que es muy probable que descansen la primera semana de playoffs. La baja de Bridgewater también les ayudará en la división, aunque los partidos divisionales son siempre engañosos y a muerte.

Green Bay tiene a uno de los mejores mariscales en la liga (quizás el mejor), pero la ofensiva se hundió el año pasado con la lesión de Jordy Nelson. Rodgers es tan bueno que el año pasado terminó con 31 – 8 (en TD/Int), 11-5 en la temporada, ganó un partido de playoffs y se considera un año malo. Ahora con todas sus armas está listo para desafiar su mejor año (2011). Está listo para volver desde la semana 1, pero la transición no será fácil. Requerirá unas semanas para entrar en ritmo, pero lo bueno es que los partidos importantes se juegan en enero. Randall Cobb volverá al puesto de receptor #2 que le acomoda y no verá tanta doble marca. Una de las piezas interesantes fue la llegada de Jared Cook, quien le dará una opción dinámica que no tenía desde Jermichael Finley. Hay muchos jugadores peleando por el puesto del tercer receptor, pero todos andarán mejor con Nelson de vuelta. La línea ofensiva es una de las mejores de la liga. La clave será Eddie Lacy. El año pasado estaba notoriamente fuera de forma e incluso fue mandado a la banca en algunos partidos. Este año viene con menos peso y está listo para retomar el nivel de sus dos primeros años. El balance del juego terrestre puede convertir a esta ofensiva en una fuerza imparable.

AR

(referee.mx)

La defensiva lleva un par de años en muy buen nivel y fue lo que mantuvo al equipo competitivo cuando la ofensiva parecía completamente incompetente. En la ronda de comodines controlaron a una de las ofensivas más eficientes de la segunda mitad de la temporada contra los Redskins. En la ronda divisional mantuvieron a Carson Palmer y su ofensiva explosiva en 20 puntos durante 4Q. Clay Matthews volverá finalmente a su posición natural y se alineará junto a Julius Peppers que parece no envejece nunca. No me extrañaría que superen las 20 capturas entre los dos. La secundaria está muy sólida con Sam Shields y una buena dupla de profundos en Burnett y Clinton Dix.

En la NFC Sur, ¿hay algún candidato serio para bajar a los Panthers? Para mí no. No veo a ninguno de los tres equipos restantes llegando a 10 partidos ganados. En primer lugar, el año pasado no lo hicieron con un calendario muy accesible. El de este año será mucho más complejo jugando contra la AFC Norte y la NFC Oeste. Los Panthers el año pasado casi terminan invictos y siguen igual de fuertes. Cam Newton fue el MVP de la temporada y en playoffs contra los de su conferencia fue imparable. Lo increíble es que recién entra a su sexto año y tiene techo para mejorar, especialmente en la parte mental y leyendo defensivas. El 2015 dio un gran salto en técnica de pies y terminó con 45 TD totales. Para este año vuelve Kelvin Benjamin, quien será bienvenido por Newton con brazos abiertos. En el juego de pretemporada contra New England se vio muy perdido y fuera de sintonía con su mariscal. Una lesión de ligamento no es menor (tomar en cuenta para Jordy Nelson) y le falta para estar al 100%. Irá incrementando su rol de a poco y esperan que esté en mejor forma a medida que avance la temporada. Por mientras estarán Ted Ginn y Devin Funchess atrapando pases. Ginn tuvo una temporada donde se destapó y tuvo una anotación menos (10) que en sus 8 años de carrera anteriores (11). Funchess fue mejorando a medida que avanzaba el año y terminó cerrando bien. Todavía le falta un poco, pero será un buen reemplazo temporal de Benjamin. Greg Olsen es uno de las mejores alas cerradas de la liga, excelente bloqueando y atrapando pases. El año pasado se benefició de una ofensiva explosiva y que corría muchas jugadas de engaño, superando las 1.000 yardas y con 7 anotaciones. La línea ofensiva fue muy buena el año pasado, excepto en el Super Bowl, y se mantiene intacta. La gran duda es en la posición de corredor.  Este es otro equipo cuando está Jonathan Stewart y se notó cuando estuvo presente en casi todos los partidos. ¿Habrá sido una excepción o volverá a su racha de lesiones?

Cam

Los siete frontales son, para mí, los mejores de la liga. K. Short se destapó el año pasado y fue una pesadilla en las trincheras para los linieros ofensivos. Lotulelei pasa desapercibido, pero es un muy buen jugador. Hicieron bien en traer a Charles Johnson a un precio mínimo y Kony Ealy se alineará en el lado contrario. Este último fue una estrella en el Super Bowl, anotándose con una intercepción, balón suelto y captura en el partido. Luke Kuechly y Thomas Davis son el mejor dúo de apoyadores. Ambos tienen increíbles instintos, velocidad, buena habilidad en cobertura e inteligencia para diagnosticar jugadas. La secundaria es la que se vio más afectada con la salida de Josh Norman, pero la presión que ejerce su línea ayuda mucho a la labor de esquineros y profundos.

En la NFC Oeste hay dos candidatos serios al título en los Seahawks y Cardinals. No creo que ninguno de los dos equipos sea capaz de sobrevivir tres partidos de visita en playoffs, por lo que hay que elegir un ganador de la división entre los dos. Espero que sea Arizona el que prevalezca al final de la temporada regular. En primer lugar, tienen una ofensiva explosiva que ahora debería ser mejor todavía con un año más de experiencia y protagonismo de David Johnson. Él podría ser uno de los corredores líderes de la liga este año. Segundo, el año pasado la gran deficiencia de la defensiva fue la falta de presión al mariscal contrario. Chandler Jones llega de New England y podría ser un jugador que tenga un gran protagonismo en una defensiva agresiva que carga constantemente.

635602889227968480-steve-keim

(azcentral.com)

Los Seahawks partieron lento el año pasado y terminaron fuertes en los últimos años, pero no les bastó para ganar la división. Russell Wilson se echó la ofensiva al hombro y entró en una racha ridícula en la segunda parte de la temporada. Mi gran duda y razón para inclinar la balanza sobre Arizona es la línea ofensiva de Seattle. No queda ningún titular de la unidad que fueron a dos Super Bowl seguidos y no me cuesta pensar que pueda ser una de las peores de la liga. Rawls y Michael deberían ser una buena dupla como corredores, pero necesitan espacio para hacer lo suyo. Wilson probablemente tendrá otro año donde va a correr por su vida la mayoría del tiempo. En la defensiva, la parte de tackle defensivo preocupa. El novato Reed se ve prometedor, pero no hay mucho más detrás de él. Lo otro, tengo dudas de si serán igual de efectivos presionando al mariscal con la salida de Irvin y con Avril un poco más viejo.

No es que crea que Seattle sea un equipo malo, es extraordinario. Solamente pienso que el de Arizona es mejor, especialmente ahora que consiguieron la pieza que les faltaba en Jones.

Eso nos deja con 3 candidatos: Packers, Panthers y Cardinals.

Al igual que en la AFC, hay que evaluar los calendarios. Los Packers tienen el más sencillo, especialmente con la baja de los Vikings jugando contra la NFC Este y la AFC Sur. A los Cardinals les toca con una no tan fuerte NFC Sur y una AFC Este donde el más duro (New England) no contará con Tom Brady y será de local. El de los Panthers es muy duro contra la AFC Oeste y la NFC Oeste. La parte buena es que contra los Broncos será con Siemian de titular y al principio de la temporada. No será fácil debutar contra esta gran defensiva en horario estelar.

Pese a que creo que es muy posible que Green Bay sea el mejor de la conferencia, voy a descartar a los Packers. La razón es simple. Mike McCarthy es uno de los mejores entrenadores de la liga, pero desde que ganaron el Super Bowl se ha quedado corto y en muchos ha tenido decisiones cuestionables. Y los equipos que les han ganado tienen todos una condición similar, son físicos y fuertes. Los 49ers de Jim Harbaugh, los Seahawks y los Cardinals el año anterior.  En una conferencia donde hay 3 equipos que son notoriamente más fuertes (Seahawks, Cardinals y Panthers) veo a Green Bay en desventaja. Y donde creo que más han fallado es en la ofensiva, porque la defensiva en general ha hecho su trabajo. En los últimos 3 años ningún equipo le ha hecho más de 30 puntos. Las líneas defensivas físicas y sus esquineros grandes han logrado neutralizar la movilidad y precisión de Rodgers en los últimos años. No veo que hayan hecho algo para solucionar eso este año. Además, nadie garantiza que Nelson vuelva al 100% este año. Creo que será más importante, si quieren llegar a la final, un protagonismo mayor de Eddie Lacy.

Eso nos deja con los Panthers y los Cardinals.

Las estadísticas van en contra de los Panthers y es una de las grandes razones para dudar sobre si van al Super Bowl de nuevo. Desde los Bills de principios de los 90 que llegaron a 4 finales seguidas (todas perdidas) que un perdedor del Super Bowl no llega el año siguiente. Puede haber muchas razones y teorías, pero al final del día 22 años en que no ha pasado. El año pasado estuvieron a punto de ser el tercer equipo en terminar invictos una temporada regular y se quedaron cortos por nada. Para qué hablar de las palizas que le dieron a Seahawks y Cardinals en semanas seguidas. Sí, el de Seattle fue solo por 7, pero solo se dedicaron a aguantar un resultado que era imposible de remontar en la primera mitad. Para la semana siguiente no cometieron el mismo error contra los Cardinals y pasaron la aplanadora. Es fácil dar cosas por sentado después de un año así y relajarse un poco. Será uno de los retos para Ron Rivera, mantener motivado al equipo y cuenta con la ayuda de varios veteranos para lograrlo. La otra duda es sobre la salud de Jonathan Stewart y del equipo en general. El año pasado tuvieron ayuda evitando mayores lesiones importantes durante la temporada. Eso fue una excepción, ya que normalmente se lesionan muchos jugadores en una temporada. Es fácil retroceder un poco dado el nivel del año pasado, especialmente para Cam Newton y eso les puede costar volver a ir al Super Bowl.

De los Cardinals, mi principal duda es sobre la capacidad de Carson Palmer de rendir cuando más importa. Es un muy buen jugador en la temporada regular, pero en enero parece que lo reemplaza su hermano gemelo. El 2015 tuvo casi 4.700 yardas con 35 TD – 11 Int y un rating de 104.6. ¿En playoffs? Tuvo 4 TD contra 6 intercepciones, 6 capturas y 2 balones sueltos. ¡Serían 8 pérdidas en solamente 2 partidos! Arizona es uno de los mejores equipos dirigidos bajo Arians y Keim, pero esos números no aguantan mayor análisis. La defensiva es de las mejores, pero bajaron mucho el nivel sin Mathieu volando por la cancha. Honey Badger es uno de los mejores defensivos de la liga y es capaz de hacerlo todo. Ya mostró ser capaz de volver de buena forma de una rotura de ligamento, pero la gracia es poder contar con él. Sería segunda vez en tres años que se rompe un ligamento y será clave para estar dentro de la elite. Otro de los factores importantes será el protagonismo de David Johnson, especialmente en playoffs. Si Palmer no está rindiendo, lo mejor es sacarle presión con uno de los corredores más completos en la liga.

Otra decisión difícil por el finalista. Creo mucho en las estadísticas, aunque no lo dicen todo, y los Panthers van a tener un camino muy difícil para volver al Super Bowl. Dado lo anterior, por descarte debería elegir a los Cardinals. Sin embargo, no puedo olvidar la paliza que le dieron en la final de la NFC la temporada pasada. El partido ya estaba casi acabado en el 1Q y nunca pareció una competencia justa. Sí, no estaba Mathieu, pero los Panthers tampoco tenían a Benjamin. Todos los equipos conviven con lesiones y no es excusa para justificar el resultado de una final de conferencia. ¿Mencioné que los Panthers tienen la mejor localía de la liga? Sí, la mejor. Cuando no has perdido en casi dos años en tu estadio y todo el resto ha perdido al menos una vez, es la mejor. Es, nuevamente, cosa de ver cómo le pasaron por arriba a Seattle y Arizona en semanas consecutivas y en playoffs más encima. Todas las rachas se acaban un día (aló, Cavaliers) y los Panthers serán el primer equipo perdedor del Super Bowl que vuelve al año siguiente después de más de 20 años.

 

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter