Previa Semana 8 por @cholmess

Tweet about this on TwitterShare on Facebook3Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Muy contento de haber participado ayer en el primer podcast en vivo de NFL Chile. Espero que de a poco se vaya entusiasmando gente que lo escuche. Otro que está contento es Jay Cutler, quien recuperó su titularidad luego de la lesión de Brian Hoyer. Pase lo que pase, los días del controvertido mariscal están contados en Chicago y no veo manera que siga en el equipo el próximo año. ¿Se viene una reunión con Adam Gase en Miami? Más felices aún están en Denver después de ver el nivel de su antiguo mariscal en horario estelar. Lo hablamos en el podcast, pero el nivel de Osweiler es muy mediocre. Conté unas tres o cuatro veces que en 3 oportunidad tiró pases muy cortos de la primera oportunidad. Ni hablar de su “precisión” en pases largos. Nunca estuvo cerca de acertar uno ese día. La guinda de la torta fue el fumble donde soltó solo la pelota sin ninguna presión de algún tipo.

De lo mejor de la semana y el año vino en Arizona en el SNF. Hay algunas personas que les aburren los partidos muy defensivos, pero tengo que decir que me gusta mucho verlos. Mucho mejor que ver un partido que termine 51-48. El nivel de ambas defensivas fue de playoffs y ninguna cedió en algún momento. La de Seattle en particular fue de locos. Estuvo mucho tiempo en la cancha y solo permitió 3 puntos en el tiempo regular. No sé cómo llegarán a enero si juegan tanto semana a semana. Además, ya tuvieron la semana libre y no descansan hasta el final de la temporada o si tienen bye la primera semana de playoffs. La defensiva de Arizona también aportó lo suyo, abusando de una línea horrorosa de Seattle. Wilson nunca entró en ritmo y anularon a todos los jugadores principales del equipo. La parte negra vino con los pateadores que fallaron una patada automática en dos ocasiones. Catanzaro ha fallado dos goles de campo para definir partidos y su equipo iría 5-2 si no es por su poca precisión. A Arizona le quedan solo 3 partidos de local y tendrá un camino muy difícil para ganar su división y también para clasificar a playoffs.

Otro equipo que revivió y con quien nadie va a querer jugar son los Chargers. Hay que darle crédito a Mike McCoy por mantener a su equipo motivado y compitiendo en la adversidad. En otro partidazo, vinieron de atrás por 17 puntos para ganarle a Atlanta en el Georgia Dome. Melvin Gordon está jugando a un tremendo nivel y ya lleva 10 TD en lo que va de temporada. La clave de este equipo es Philip Rivers, quien espero que vaya al Salón de la Fama algún día. Los que tengan la oportunidad, vean la repetición de las series ofensivas cuando remontaron. Este equipo no tiene mayores amenazas verticales, por lo que se requiere toda la habilidad y paciencia de Rivers para conseguir puntos. A la defensiva, Joey Bosa va camino a ser el novato defensivo del año. Algo tiene que me acuerda a JJ Watt. Lo alinean en muchas posiciones y se las arregla para absorber dobles marcas o llegar al mariscal. Un jugador prodigioso por donde se le vea. No dejemos atrás a Perryman, quien tuvo dos jugadas que fueron claves para remontar en el partido con su intercepción y el tackle a Freeman en el OT. Ahora viene la revancha con los Broncos, en Denver, y van a tener la oportunidad de cambiar la dirección de su temporada y además de dejar débil a un rival directo de la misma división. Los Broncos vienen resentidos con la lesión de C.J. Anderson que podría perderse toda la temporada. El partido pasado San Diego anuló muy bien el juego terrestre y dominaron casi todo el tiempo, excepto el final donde varios se pusieron nerviosos. Ese partido estaba Lynch, pero ahora verán a Siemian que no ha tenido grandes partidos. Duelo de pesos pesados por la AFC Oeste.

Previa Semana 8

Esta semana se suponía que íbamos a ver un partido entre New England y Buffalo por un posible cambio en el liderato de la división. Los Bills, irresponsablemente, arriesgaron a su mejor jugador contra Miami y si llega a estar el domingo sería muy limitado. Se veía venir en la pretemporada la falta de talento a la ofensiva de los Bills y ahora están sin Sammy Watkins y posiblemente con McCoy. Ahora veremos seguramente el fin de la carrera de la AFC Este si los Patriots ganan el domingo. No creo que alguien espere que otro equipo remonte 3 partidos de diferencia ante un equipo tan sólido. Es más, el partido pasado New England perdió de mala forma, pero ahora estará de mariscal solamente Tom Brady y no un lesionado Brissett. Belichick se toma siempre personales estos partidos y si tienen la opción de meterles 40-50 puntos lo hará sin duda.

Para este jueves tenemos un partido que se ve aburrido en el papel, pero tengo razones para creer que puede ser bien interesante. En primer lugar, y por primera vez en el año, veremos al efectivo juego terrestre de los Titans. No es espectacular, pero es tremendamente efectivo. No lo vas a confundir con Zeke Elliott, pero Demarco Murray nos está recordado el daño que puede causar cuando es bien utilizado según sus habilidades y es la cabeza de un ataque terrestre que está tercero en la liga. Él en particular se encuentra 3 en la lista de corredores de manera individual. Mariota ha estado jugando mucho mejor y se encuentra más cómodo en la ofensiva de Mularkey. La semana pasada se quedó corto cuando intentó remontar ante los Colts y terminó con un fumble que mató el partido. La defensiva ha jugado bien, en general, y tienen suerte este jueves. ¿Por qué? Enfrentan a un mariscal que ha decepcionado más que nadie excepto quizás Osweiler. Blake Bortles se suponía que diera el salto a convertirse en el gran mariscal franquicia, pero ha sido un muy mal año. Está empatado con 9 TD y 9 Intercepciones. Lo peor ha sido su mecánica de pies y de lanzamiento, la cual lo tiene fallando muchos pases y causando intercepciones innecesarias. Le armaron un equipo a su medida con dos receptores de Pro Bowl, un buen ala cerrada y dupla de corredores. Otro tema a seguir será la defensiva de Gus Bradley. La semana pasada dos de sus mejores jugadores se fueron expulsados, abriendo preguntas de si está perdiendo al equipo. Incluso al dueño lo vieron en reuniones del equipo, lo que no es muy bueno para Bradley. Aun cuando le han bajado el perfil y lo han mostrado como una señal de apoyo, estaría muy preocupado si fuera yo. En una división tan mala como la AFC Sur, es casi imposible descartar a alguien tan temprano. Los Titans van a tener la oportunidad de mandar a los Jaguars un peldaño más abajo jugando de local.

No pocas personas han estado nominando a Matthew Stafford para MVP. Déjenme decirles que, con una temporada tan joven, no tiene nada de loco. Lo más increíble de todo es que Stafford está jugando aún mejor sin Calvin Johnson, recientemente retirado. Megatron era un jugador único en una generación, pero sus habilidades provocaban que Stafford forzara pases que muchas veces terminaban mal. El cambio de OC el año pasado a Cooter ha transformado la carrera del mariscal de los Lions y lo tiene jugando como a uno de los mejores mariscales de la liga. Con 15 TD y tan solo 4 intercepciones se posiciona bien entre los mariscales, pero lo que más destaca es su rating de 105.7, tercero en la liga. Como digo todas las semanas, no todo es estadísticas. En las últimas 3 semanas ha dirigido series en el 4Q para ganar el partido. La última contra Washington, con menos de dos minutos por jugar y abajo por 4, fue brillante y terminó con un pase perfecto a Boldin para el TD que lo dio vuelta y dejando casi nada de tiempo por jugar. Los Lions han tenido muchas lesiones en jugadores claves defensivos y Stafford ha tenido que cargar al equipo. Ayudará en sus posibilidades meterse en playoffs, algo que se ve bien ahora después de ganar 3 partidos seguidos. Se vienen los Texans, equipo que juega mucho mejor de local. Si Lamar Miller no juega, me gustan las opciones de Detroit el domingo.

El domingo también veremos un partido que es prácticamente de eliminación. Lo increíble de todo es que será entre los equipos que jugaron la final de la NFC la temporada pasada. Los Cardinals algo han rebotado, pero desperdiciaron algunos partidos de local que los puede perseguir hacia el final del año. El que está más en deuda es Carson Palmer quien no ha podido replicar el éxito del juego vertical del año pasado. Creo que es justo decir que nadie pensaba que después de 6 partidos Palmer tendría solamente 7 TD contra 5 intercepciones. Lo llamativo es que, desde la semana 3, lleva solamente 2 TD y tuvo todas sus intercepciones en ese período. Ha podido evitar las intercepciones en el último par de semanas y eso gracias a que David Johnson está entrando en la zona. Ha sido imparable y todos sus dueños de fantasy sonríen de oreja a oreja. Ojo con Johnson que podría ser un caballo negro para el MVP. Hay que cuidar que llegue con algo en el estanque hacia el final, siempre un juego peligroso, pero cuando estás contra la pared quizás no hay más opción.

Muchísimo más complicado están los Panthers. El mismo equipo que casi termina la temporada regular invictos. La secundaria ha sido desastrosa y mucho se habla de la salida extraña de Josh Norman, pero ese no ha sido el problema. La falencia más grande viene en la presión al pasador donde no han conseguido casi nada. Están dentro de los 10 peores en capturas siendo que el año pasado fueron sextos. No es que la secundaria esté libre de culpa. El año pasado fueron segundos en pases defendidos y este año están en el puesto 22. La semana libre vino como anillo al dedo para este equipo que estaba derrumbándose. No había equipo que la necesitara más. Tuvieron dos semanas para prepararse para este partido y perderlo sería desastroso. Todavía tienen la esperanza que Atlanta se puede derrumbar y los otros dos equipos son más débiles, pero hay que empezar a ganar primero.

Los Vikings perdieron el invicto y se vieron muy vulnerables a la ofensiva, donde pesaron las lesiones, ante un buen equipo de los Eagles. Todos los equipos han tenido partidos malos y Minnesota no es la excepción. Este es el mismo equipo que humilló a los Steelers 34-3 de local, por lo que de cierta manera no extrañó. Para ganar hay que destacar en al menos dos fases, ofensiva, defensiva y equipos especiales, pero solo los segundos salieron a jugar el partido pasado. La buena noticia es que les toca contra un débil equipo de los Bears. Sin embargo, recordemos que los partidos divisionales siempre son complicados y abiertos a las sorpresas. Jay Cutler va a querer demostrar que puede ser titular, en Chicago u otro equipo, y la defensiva de los Vikings va a estar feliz de tener al frente a un mariscal que se caracteriza por entregar la pelota. No hay que exagerar y podemos esperar que Minnesota rebota de muy buena forma.

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter