Power Ranking Popular, Week 8

Tweet about this on TwitterShare on Facebook6Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Feliz Halloween para todos! aunque para el ex coach de linea ofensiva de Miami estaríamos hablando de JALOween, que queden lindos sus disfraces y les den hartos picos dulces en todas las casas que visiten. Yo por mi parte no haré nada porque fome culiao por acá va a llover toda la tarde y habrá béisbol en la tele. Salú.

Hoy es la fecha límite para realizar traspasos en la liga, y faltando algunas horas ya se han visto algunas bombas inesperadas, la de Garropolo a San Francisco debe ser la más resonante, aunque no dejo atrás la de Ajayi a los Eagles. No se descarta que venga alguna otra sobre el final, hay varios que buscan moverse y no falta el equipo interesado en ellos.

Poné play y dale

La fiesta en Philadelphia continúa. Había que dejar clara la diferencia existente hoy en día con estos 49ers y se hizo. ¿Es Carson Wentz en este minuto el MVP de la liga? Llegando a la mitad de la temporada, hay varios (yo incluido) que ya lo subieron a ese carro. Verlo jugar divierte, el equipo en general divierte, y la pasa bien dentro del campo (esas celebraciones alusivas al béisbol jejeje). El TD de Alshon Jeffery llevándose por delante a Reese Whiterspoon fue solo un ejemplo de lo confiados que están. Vienen los Broncos este domingo, que siga la fiesta, y con Jay Ajayi como flamante refuerzo.

Tom Brady llegó este domingo a la séptima victoria de su carrera frente a Phillip Rivers (7-0 el record, incluido playoffs). Otra vez la defensiva sacó la cara, olvidando los problemas que tuvieron en la primera parte de la temporada y sobreponiéndose a la baja por todo el año de Dont’a Hightower. El backfield como siempre, versátil, entre Lewis y Gillislee se llevaron la mayoría de acarreos, y los Patriots se quedaron con la victoria, no exentos de problemas sosí, pero esa última intercepción a Rivers cuando los Chargers buscaban el milagro liquidó todo. Bye week, ideal, justo al medio de la temporada.

Jimmy Garoppolo se va a los 49ers. ¿Qué otro QB queda en el roster aparte de Brady? Ninguno, ni siquiera en el equipo de práctica, pero habrá tiempo de sobra para traer a cualquiera menos Kaepernick Hoyer o a algún otro. Muchos quedaron WTF con el trade, pero recordemos que hace exactamente un año, mandaron a Jamie Collins a Cleveland. El viejo Bill sabe lo que hace, muchachos.

 Durante un momento del primer tiempo del partido en Londres me pregunté si acaso iban a ser los Vikings los invitados a desvirgar de una vez por todas a los Browns, pero afortunadamente se reafirmaron en la segunda fracción y al final no tuvieron problemas para derrotar a Cleveland. 4-2 es el record con Keenum como titular, nada de mal, otra vez se le vio bastante móvil y por ahí Mike Zimmer lo confirma como titular por el resto de la temporada, aunque Bridgewater sigue evolucionando físicamente y podría volver en cualquier momento, porque es él el QB de la franquicia. Mención aparte para la celebración en el TD de Thielen, en un país futbolero, había que hacer algo digno de la Premier League. Tras la experiencia británica, habrá semana libre en Minnesota.

Cuando el partido se pudo 14-0 faltando 6 minutos en el primer cuarto, uno pensaba que se venía una masacre en el MNF frente a Denver, pero vino esa intercepción tras el horrible pase de Tyreek Hill en una jugada de truco (la primera en el año por lo demás para este equipo, Smith sigue en 0) y a partir de ahí se reguló, todo quedó en manos del excelente Butker y se logró retornar a la victoria tras 2 derrotas seguidas. Ni Hill ni Hunt, la figura del lunes fue el orate Kelce. Los Chiefs estarán ahí peleando firme en enero. Buen duelo el que les toca ahora en Dallas.

¿Que la ofensiva mete pocos puntos? ¿Que la defensiva es la que sostiene la estantería? ¿Qué este equipo es lo más parecido a un tanque a pedales? Bah, nos dieron el mejor partido del año estos Seahawks. Russell Wilson se echó el equipo al hombro y no solo ganó el duelo frente a los Texans en esa última serie con tan solo 3 pases, sino que jugó uno de los mejores partidos de su carrera (26/41, 452 yardas, 4 TD más 4 acarreos y 30 yardas por tierra. Números de MVP) y encontró a Paul Richardson y a Jimmy Graham (que tras su actuación del domingo, difícil que vuelva a New Orleans como se rumoreaba) como sus mejores aliados dentro del campo. Por el lado de la defensiva también cumplieron, la Legión del Boom apareció a pleno con 3 intercepciones (pick six de Earl Thomas incluido), 2 de ellas de parte de Richard Sherman. De vuelta al liderato divisional y con una adición muy importante en las últimas horas: Duane Brown, OT que viene de Houston y que llega para tratar de tapar los hoyos que tiene esa OL (¿Sabían ustedes que desde que juega en la NFL -2012- Wilson es el QB más capturado en la liga?). Se vienen los Redskins este domingo.

El personaje del momento en la liga sin duda alguna es JuJu Smith-Schuster. El jugador más joven en toda la NFL, vivió una semana llena de sucesos, comenzando con el TD frente a los Bengals y la celebración jugando a las escondidas con LeVeon Bell, luego el robo de su bicicleta, la insinuación de la Mia Khalifa y su respuesta propia de Thug Life, la campaña vía Twitter para recuperar la bici, exitosa por lo demás, y tras todo eso, vino el TD más largo de la temporada en Detroit y el más largo en la historia de la franquicia, 97 yardas, celebración encadenando la cleta estacionaria y un tuiteo muy de él. El pibe la está pasando bomba.

Los Rams anotaron 224 puntos en todo el 2016, en tan solo 7 partidos de esta temporada, ya van en 212. Lindo desafío se le viene a la ofensiva de McVay y compañía este fin de semana, hay que ir al ex estadio de Snoopy a chocar contra la defensiva de los Giants. Si sobreviven a ello, afrontarán con un buen 6-2 la parte más dura del calendario: Texans en el Coliseum, Vikings en Minnesota, Saints como locales, Cardinals en Glendale, Eagles en el Coliseum y Seahawks en Seattle. Ningún rival es fácil.

Quinta victoria al hilo de un equipo que sube como la espuma. Drew Brees no lanzó ningún pase para TD y se ganó igual (eso no pasaba desde el 4 de octubre de 2009), de paso se convirtió en el tercer QB de la historia en llegar a los 6000 pases completos tras Brett Favre y Peyton Manning. Alvin Kamara y Mark Ingram fueron los encargados de llegar al endzone y otra vez esa defensiva que tanto criticamos a inicios de temporada mantuvo lejos de cualquier amenaza a los Bears, surgiendo Marshon Lattimore como candidato en serio al novato defensivo del año. Una semana más como líderes de la NFC South, y vaya encuentro el que se avecina frente a los Buccaners.

5-2. ¿Se puede creer que este por fin será el año donde se acabe la racha más larga sin playoffs vigente en la liga? ¿Se puede confiar en ellos? Veo a un Taylor cada vez más confiado, a un #Lechón que está corriendo como en sus mejores años en Philadelphia y a un Sean McDermontt que ya se ganó a los jugadores, le creen y él cree en ellos. Pensar que durante la offseason se desprendieron de varios elementos importantes (Watkins, Darby, Gilmore, Ragland, etc) y varios creíamos que se pensaba en el 2018 desde la semana 1. TNF en el Metlife contra los avioncitos se les viene.

UPDATE: Kelvin Benjamin nuevo WR, woooooooooooooow

Mientras tanto, en Buffalo encuentran nuevas formas de celebrar, las tenían guardadas hace años, es que ha sido tanto tiempo, que se volvieron locos en la Bills Mafia.

Otra victoria importantísima que mantiene al equipo en la pelea, todo parece ir volviendo de a poco a la normalidad, pero el lunes por la noche otra vez el asunto de Elliott, suspendido de nuevo. En los últimos 2 partidos (donde gracias a la apelación de la apelación de la apelación pudo jugar) registró 374 yardas y 5 TD totales, lo estábamos viendo ya en su versión 2016 y nuevamente le cortan las alas. Tendrá 24 horas eso sí para ver si logra seguir aplazando todo, si le va mal, no lo veremos hasta el 17 de diciembre, y ahí la temporada sin él ya habría terminado.

Por fin de vuelta a la senda ganadora, victoria fea pero victoria al fin. La lluvia provocó más de un contratiempo, un par de malos snaps y uno que otro fumble en un partido que recién los Falcons lograron inclinar a su favor en el último cuarto tras esa tremenda atrapada de Sanú en el endzone y gracias a lo bien que anduvo Matt Bryant. Está claro que esta ofensiva ya no va a ser la del año pasado, y que a este equipo le va a costar mucho retomar ese ritmo que los llevó a jugar en el super domingo. La defensiva de los Panthers en Carolina (con Kuechly ya de vuelta) será lo próximo, ahí los quiero ver.

Fue una semana complicada en Houston, los dichos del dueño comparando a los jugadores con presos que controlan la cárcel, trajo varios coletazos dentro del roster, y una que otra ausencia en el entrenamiento del viernes, de hecho el domingo casi todo el equipo se arrodilló durante el himno en señal de unidad y decidieron jugar solo por ellos, por nada más que orgullo propio. Deshaun Watson encanta, Deshaun Watson enamora. Se lo dijo Richard Sherman tras el partidazo en Seattle: “Jugaste el mejor partido que cualquier QB haya hecho contra nosotros, y nosotros hemos jugado contra todas las leyendas” (Por leyendas, llámese Brady, llámese Rodgers, llámese Peyton, llámese Brees, llámese Big Ben, llámese Tebow, etc). Además de sumar elogios del mismísimo Russell Wilson (“Vayan y denle el premio al novato ofensivo del año”). Quemó como quiso a la Legión del Boom, la hizo ver a ratos como la secundaria de los Browns (?), hizo que DeAndre Hopkins y Will Fuller se forraran y además corrió para 67 yardas, pero no fue suficiente y los Texans se llevaron una dura derrota de Seattle a pesar de haber anotado 38 puntos. Para muchos fue el mejor partido del año, de hecho, por primera vez en la historia, ambos QB jugaron en un mismo partido cada uno para más de 400 yardas por aire, 30 por tierra y 4 pases de TD. Fue una locura. Houston tendrá una buena chance de sacarse los balazos en casa recibiendo a los Colts, y Watson otra oportunidad para romperla.

La vida sin Aaroncito, semana 2: Todo parece triste, como cuando te das cuenta que la mina con la que te juntabas todos los días y te tenía enamorado en realidad solo te estaba usando para sacarle celos al weón que realmente le interesaba a ella (que en este caso, suele vestir de púrpura y se cambió de casa recién el año pasado). La única ilusión: Que Hundley se haya pasado estas 2 semanas viendo videos de Aaroncito, anotando movimientos y todo eso, porque no se vio nada de mal en esa primera fracción frente a los Saints, aunque no sé si alcance, depende de cómo logre tomar la responsabilidad de la titularidad durante los partidos de noviemre. MNF en Lambeau Field frente a Lions su próxima prueba.

Por segunda vez en su carrera, Matt Stafford lanzó para más de 400 yardas sin pases de TD. En los últimos 20 años, ningún otro QB ha tenido partidos así. ¿Otro dato? Con las entregas de balón que tuvieron frente a Pittsburgh, llegaron a 16 esta temporada, el año pasado en toda la campaña apenas registraron 14. Sensación amarga la del domingo, otra más este año. Ya parecen lejanas esas remontadas en el último cuarto, y poco a poco parece comenzar a irse la temporada. Hay que ganar el lunes en Lambeau, o se seguirán hundiendo.

Hey! Están 5-3, e insisto, es año impar. La defensiva es otra cuando está Kuechly, sin duda alguna, le permitieron solo 3 puntos a los Buccaneers en Tampa y lograron retomar el rumbo tras 2 derrotas deguidas. Hablemos de Julius Peppers, este domingo quedó cuarto en la estadística de más capturas en la historia de la liga con 151, sobrepasando al histórico Chris Doleman en la lista y quedando a solo 9 del podio que actualmente ocupan Bruce Smith (200), Reggie White (198) y Kevin Greene (160). Los próximos 2 partidos de este equipo serán como local ante rivales bastante irregulares hoy en día: Falcons y Dolphins.

Con varias bajas en la OL y con un cuerpo de receptores que está lejos de ser el mejor de la liga, es buen momento para preguntarnos si la derrota frente a Dallas fue culpa de Cousins (recordar el pick six empezando la serie ofensiva que buscaba el empate en el último cuarto) o si todos los atenuantes pesan en su rendimiento. Vemos que tampoco hubo producción terrestre (apenas 49 yardas entre Kelley, Thompson y Crowder) y que ese front seven que se había visto tan fuerte en partidos pasados no estuvo ni cerca de frenar a Zeke Elliott. El warning alert de la semana: Viaje a Seattle, ouch.

Otra decepción más, ya son 4 las derrotas seguidas y queda la sensación de que la temporada ya está terminando en Tampa tras todo lo que esta franquicia prometía en la previa. Solo 3 puntos lograron anotarle a los Panthers, Winston tuvo 2 intercepciones y se vio presionado toda la tarde, intranquilo y errático. Este equipo está 2-5 y más encima debe viajar a New Orleans. Desilusión total.

Uno va a la cuenta de Twitter oficial de los Jaguars y nuevamente se encuentra con el HT #Sacksonville, 33 en 7 partidos es la marca registrada de esta defensiva que cuando sale con hambre, deja la cagada y media en las ofensivas rivales, cosa de preguntarle a Texans, Steelers y Colts. Tras la bye week, se vienen los Bengals.

Se perdía por 6 faltando 7 minutos y los Colts tenían el balón, pero vino el pick six de Carlos Dunlap, se dio vuelta el marcador, y luego tocó aguantar, frenando en un par de oportunidades a Brissett y compañía y llevándose una victoria buena para la cabeza. Los próximos 3 serán de visitante, partiendo este fin de semana en Jacksonville para luego visitar a Titans y Broncos. No están muertos todavía, pero hay que remarla de atrás.

John Elway es uno de los mejores QB de la historia, toda una institución en Denver, ganó 2 anillos como jugador y ya como GM confió en un Peyton Manning que venía de ser poco menos que echado a patadas de Indianapolis, pero tras el retiro del 18, hubo que empezar a buscar al reemplazante, siendo Elway el responsable dada su experiencia en el puesto. Osweiler no empezó nada de mal, pero lo mandaron a Houston y se transformó en Oscaca, el mismo que ahora está de regreso como backup de Trevor Siemian, otro que llevó Elway y que anduvo bien en un principio, tanto la temporada pasada como esta, pero hoy en día está en caída libre, jugó pésimo en Arrowhead, regaló un par de intercepciones impresentables y viene perdiendo piso cada semana. Varios ya piden a Oscaca (que tuvo record de 5-2 cuando le tocó reemplazar a Peyton el 2015) y el panorama se torna bien negro al saber que hay que viajar a Philadelphia. ¿Qué tal Paxton Lynch?

Ni el más optimista fan de los Ravens se imaginaba la masacre del jueves por la noche ante los Delfines. Se aprovecharon todas y cada una de las falencias de Miami y no les dejaron hacer absolutamente nada, los hicieron sushi, ello a pesar del golpazo que se comió Flacco (que probablemente esté de regreso este domingo en Tennessee), porque el segundo tiempo fue todo de la defensiva, que anotó 3 TD en el último cuarto y se comió vivo a Matt Moore y compañía. Si viésemos siempre esta regularidad, estaríamos ante los Ravens que acostumbramos a ver hace unos años, pero les falta un montón para ello, aunque no olvidemos que están en .500 y falta toda la mitad de la temporada, con este equipo nunca se sabe.

La semana libre en Nashville debió servir para una cosa por sobre todo: La recuperación completa de Mariota, lo necesitan al 100 si buscan ganar una división que, repetimos, va a estar muy pareja con Houston y Jacksonville ahí respirándoles en la oreja. Ravens y Bengals los próximos 2 duelos, ambos como local, ambos vienen de ganar, sí, pero son muy irregulares también. Se viene un noviembre clave.

Vengo a dar cara respecto a todo lo que dije sobre Matt Moore, porque tenía respaldo, estaba a su favor el antecedente del 2016, además de lo que hizo frente a los Jets la semana pasada, pero todo eso se fue al carajo en Baltimore, donde de un plumazo recordamos que la ofensiva de Miami es la peor de la liga, se fueron con el culo roto en cero por segunda vez en la temporada y con el saco lleno de puntos, 40 más precisamente. Tras el papelón del jueves, ahora los Dolphins tienen un diferencial de -60, y aun así están 4-3. Vergüenza absoluta la del TNF, incluso dio para pedir que Cutler vuelva luego, vaya desastre, casi ni cruzaron la mitad de la cancha en todo el partido. Ni para el acuario de San Rosendo están estos peces. ¿Algo más? Regalaron a Jay Ajayi a Philadelphia por una cuarta ronda. Los pillaron volando bajo, y no vaya a ser que Landry también se vaya. Como que se siente que ya tiraron la temporada por la borda.

Un dato curioso: Este 40-0 de los Ravens de John Harbaugh, es la peor blanqueada en la historia de los Dolphins desde que los Colts los derrotaron 41-0 en 1997. ¿Quién era el QB de Indy ese día? Jim Harbaugh, hermano de John.

Derek Carr señaló tras la derrota en Buffalo que nadie pensaba que este equipo iba a estar 3-5, y menos después de la tremenda victoria que sacaron contra los Chiefs y que uno creía, iba a ser el punto de inflexión en la temporada. Paso atrás, muchos errores, poco y nada por tierra (recordar la suspensión de Lynch), incapaces de frenar a McCoy. Quizás qué resulte de ese SNF que se viene frente a los Dolphins en Miami.

¿Qué poronga quiso hacer Travis Benjamin en esa jugada que terminó en Safety en Foxborough? Agarró el balón en la 10 y en lugar de salirse y arrancar una nueva serie, retrocedió buscando avanzar (?) y se metió solo en problemas, ahí tienes una de las razones por las cuales se acabó el invicto desde que el chinito se fue a hacer malabares a un circo chino, pero aun así se vieron algunas cosas a destacar: 1) Melvin Gordon, la rompió toda. 2) Joey Bosa, se convirtió en el jugador con más capturas en sus primeros 20 partidos en la liga con 19, ni Bruce Smith, ni Reggie White, ni Lawrence Taylor tuvieron un registro así en sus primeros años. Se pudo haber empatado el partido sobre el final, pero Felipito Ríos y las intercepciones vienen siendo muy compadres hace rato, así, este equipo terminó sellando su 13° derrota por 8 puntos o menos en las últimas 2 temporadas.

Semana libre en Arizona, así que tiempo hay de sobra para preparar a Drew Stanton y la visita al tolompa Stadium a jugar contra los winless 49ers. Está la mano para volver a los .500 y seguir ahí tratando de pelear por un lugar en el Wild Card al menos, aunque el calendario no sea nada de fácil tras ir a la bahía: Seahawks en Glendale, Texans en Houston y luego 3 de local: Jaguars, Rams y Titans.

Da lo mismo la derrota en el Superdome, lo que importa ahora en Chicago es la salud de Zach Miller, por lejos la lesión más cuática del año, hubo riesgo incluso de amputación de su pierna izquierda tras esa mala caída. Al menos el equipo ya confirmó que la cirugía vascular a la que fue sometido tras la rotura de una arteria, fue exitosa y ya está estable. Dificilmente pueda volver a jugar, eso es lo de menos, solo esperamos que vuelva a hacer una vida normal #GetWellSoon

Ah, de él no nos olvidamos, y él tampoco olvidó a Miller

Pensar que en un momento, este equipo estuvo 3-2 y ganándole 14-0 a los Patriots, partido que terminaron perdierdo, al igual que los 2 siguientes. 3 derrotas seguidas ya, y las 3 en partidos donde comenzaron anotando TD en su primer drive. Matt Forte terminó desilusionado porque no se acarreó más el balón bajo la incesante lluvia que cayó el domingo en el Metlife y lo hizo saber. Hay revancha altiro, porque toca jugar el TNF frente a los Bills, de nuevo en el Metlife.

La semana libre fue lo mejor que les pudo pasar, porque no perdieron (?), y porque de vuelta a las prácticas de una empezaron las novedades, suspendieron indefinidamente a Janoris Jenkins, vaya uno a saber porqué. Ese camarín es una verdadera casa de putas. Estará bueno el duelo que se viene en el Metlife, esa defensiva, con los que van quedando, frente a la ofensiva de Sean McVay y los Rams, se van a sacar chispas ahí, tras ello ojo, viaje a la bahía, 49ers, un equipo que está más muerto que ellos.

Por enésima vez, se confirmó que Andrew Luck no estará disponible para jugar el siguiente partido, nada más y nada menos que en Houston. Es más, D’Qwell Jackson, ex linebacker de los Colts, señaló hace unos días en un programa de NFL Network que puede que nunca más lo veamos vistiendo este uniforme, lo cual sería trágico para la franquicia después del tanking de todo lo que hicieron para quedarse con él en su oportunidad (como deshacerse de un tal Peyton Manning). Del partido en Cincy poco para destacar, se iba ganando en el último cuarto hasta que interceptaron a Brissett y se la devolveron al endzone, fue la jugada decisiva que marcó una nueva derrota. ¿Cuándo rajan a Pagano?

Ah, antes del cierre del libro de pases (?) en la NFL, podrían rajar TY Hilton, Vontae Davis y Donte Moncrief. Se estarían entonces quedando casi sin nada.

El peor comienzo en la historia de la franquicia, por primera vez este equipo lleno de historia está 0-8, una deshonra absoluta. No quiero ni saber qué podrían estar pensando leyendas como Joe Montana, Jerry Rice, Steve Young, Jeff García, etc. Cuando uno decía hasta hace un par de semanas que perdían luchándola todos sus partidos, ahora ya ni siquiera están mostrando eso, sucumbieron frente a Dallas y en Philadelphia fue poco y nada lo que se pudo hacer frente al mejor equipo de la liga hoy en día. ¿Ganará este equipo antes de que se acabe el año? Pobre John Lynch, él está haciendo las cosas relativamente bien, pero en el campo no se nota para nada ¿Entonces qué otra movida saca de la galera para tratar de salvar el año?

JIMMY GAROPPOLO.

¿De qué te vas a disfrazar en Halloween? De los Browns 😀

Por primera vez en la temporada, los cafecitos caca terminaron arriba en el marcador finalizando la primera mitad de un partido y haciendo las cosas relativamente bien, pero en el segundo lapso se desinflaron, y volvieron a ser los Browns de siempre, anotaron solo 3 puntos, tuvieron varios 3 y fuera, Njoku se mandó un par de drops horrendos, los Vikings se arrancaron y chao. La lesión de esta semana: Duke Johnson, porque todos los partidos cae uno, ya Myles Garrett ni siquiera viajó a Londres debido a una conmoción. Hablamos un montón de este equipo en nuestro último podcast, y llegamos a la conclusión de que hay que echar hasta al wn que vende churros afuera del FirstEnergy, y de paso hay que quemar todo, partiendo por ese maniquí de mierda que tiene todos los apellidos de los QB que han jugado desde el 99, onda que alguien rompa la vitrina, se lo robe y le prenda fuego por ahí, además, hay que llevar un camión de ruda y plantarla por todo el estadio, recién con eso se acabará la maldición en Cleveland, antes de eso ni cagando #HoyNoPuedoHoyPierdenLosBrowns

The following two tabs change content below.
NFL fan desde 1997. Las malas lenguas dicen que soy popular.

Latest posts by Joaquín Candia (see all)

Comments

comments

chudox

About Joaquín Candia

NFL fan desde 1997. Las malas lenguas dicen que soy popular.