Power Ranking Popular, week 17

Tweet about this on TwitterShare on Facebook7Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Antes que todo, feliz año nuevo, que la celebración no haya traído muchas consecuencias al día siguiente y que se cumplan los deseos de todos los lectores de este Power Ranking, tanto laborales, como personales, sentimentales, sexuales, etc.

Se acabó la temporada regular de la NFL, y el Black Monday este año tocó justo en pleno 1 de enero, así, mientras algunos todavía seguíamos dando vueltas con una pilsen en la mano, la barredora pasaba por varios equipos que comenzarán el año buscando al head coach idóneo para sus objetivos.

La season finale de la temporada regular nos dejó varias cosas:

  • El 0-16 de los Cafecitos
  • El debut de James Harrison en los Patriots
  • El retiro de Bruce Arians
  • La definición por los últimos lugares de playoffs en la segunda tanda
  • El final en Baltimore y la alegría en Buffalo tras 17 años

Poné play y dale

Este es el segundo año de vida del Power Ranking Popular, y es el segundo año además en la que los Patriots cierran la temporada regular en el puesto más alto. Por octava temporada seguida, este equipo tiene semana libre en playoffs* y llegará descansado mientras los demás se sacan los ojos en el Wild Card. Es raro verlo a James Harrison con otra camiseta que no sea la de los Steelers, debutó para New England este domingo ante los Jets y de partida tuvo más snaps (27) que durante todo el resto del año en Pittsburgh, además de más capturas (2), tackles (5) y fumbles forzados (1), el viejo Harrison ya dijo que fue a los Patriots a jugar y que no le gusta estar como cheerleader en el sideline tal como terminó sus días en el club de la Usina. Me la juego desde ya con que el Super Bowl será Patriots – Vikings, pueden hacer FAV si quieren (?)

*La última vez que los Patriots jugaron en Wild Card, fue en la temporada 2009, en esa ocasión recibieron a los Ravens el día 10 de enero del 2010 y perdieron 33-14.

La defensiva de los Vikings terminó la temporada liderando en puntos permitidos por juego (15.8), en yardas permitidas por juego (275.9) y en terceras oportunidades (25.2%), además de terminar segundos en yardas contra la carrera (83.6) y contra el pase (192.4) por partido. Un equipo nunca ha jugado un Super Bowl como local en su propio estadio, y estos Vikings lo tienen absolutamente todo, porque como dice el dicho, son las defensivas las que ganan campeonatos, y este equipo está lleno de superestrellas, posición por posición, nombre por nombre. Me la juego desde ya que van a estar en la cita del 4 de febrero.

Salvo Smith-Schuster, fueron pocos los ilustres que entraron a la cancha para jugar ante los Browns y poner el último clavo en el ataúd de los cafecitos. Ni Big Ben, ni Bell, ni Brown, ni DeCastro, ni Pouncey, todos reservados para cuando haya que jugar el playoff divisional. Antoñito viene bien, se espera una recuperación completa para dentro de 2 semanas más y debería estar listo y a pleno para cuando les toque volver a la cancha. ¿Se acuerdan lo que les dije a principios de temporada sobre las lesiones de Big Ben en los últimos años? Esta campaña no pasó nada de eso, aguantó bien y estará al 100. Este equipo sin duda alguna es candidato.

Qué ordinario fue el partido ante los Cowboys, si bien no les tocaba definir nada porque ya tenían el #1 de la conferencia, su producción quedó en cero y Nick Foles terminó siendo sacado para protegerlo envado al banco para darle minutos a un tal Nate Sudfeld. En todo caso la titularidad de Foles está garantizada para el partido que deban jugar en el playoff divisional y se tiene la esperanza, remota, de que pueda volver en estas 2 semanas a ser el de sus mejores días, porque puta que lo van a necesitar.

Los Rams se guardaron a casi todos sus titulares en el último partido de la temporada regular ante los 49ers, no estuvieron ni Jared Goff ni Todd Gurley ni Aaron Donald, entre otros. A propósito de Gurley, tuvo un solo acarreo más que todo el 2016 (279 este año), pero corrió para 420 yardas más (1305 en total) a pesar de haber jugado un partido menos. Reciben a los Falcons en el Coliseum (sábado 22:15, transmite Fox Sports 2) con todas las expectativas de llegar bien lejos. Insistiré hasta el día en que se entreguen los premios de que Sean McVay es el HC del año, y punto.

Campeones de la NFC South a pesar de la derrota en Tampa. ¿Por dónde pasó la evolución que tuvo el equipo este año? Por un lado la llegada de Marshon Lattimore, clave a la hora de hacer levantar una secundaria que llevaba varios años siendo de las peores de la liga, seguramente ganará el premio al novato defensivo del año. Y por otro el tándem logrado entre Mark Ingram y Alvin Kamara, por primera vez en la historia, 2 corredores de un mismo equipo llegaron a la marca de 1500 yardas desde el scrimmage cada uno, ahí la razón por la cual Drew Brees terminó con “apenas” 4334 yardas aéreas, la menor cantidad (!) desde que está en los Saints, pero a su vez, completó el 72% de sus pases, rompiendo el récord que Sam Bradford tenía desde el año pasado en cuanto a porcentaje de pases completos para un QB en una temporada y Michael Thomas con sus 195 recepciones en sus primeros 2 años en la liga, sobrepasó la marca que tenía Jarvis Landry (194) durante ese lapso. Lindo duelo divisional el que les toca en el Wild Card, van los Panthers al Superdome (domingo 18:40, transmite Fox Sports 2).

Debutó Patrick Mahomes, y lo hizo con números bastante decentes, 22 de 35, 284 yardas, 0 TD, 1 INT y la primera victoria de su carrera en la NFL. Kareem Hunt terminó el año liderando en yardas terrestres en toda la liga con 1327 y es serio candidato a ganar el premio al novato ofensivo del año junto con Alvin Kamara. Los Chiefs serán los encargados de abrir el fin de semana de Wild Card recibiendo a los Titans (sábado, 18:35, transmite ESPN), con toda la intención de volver a ese nivel que alcanzaron en septiembre, si lo hacen, son candidatos en serio.

No se logró ganar la división ni se pudo aprovechar la derrota de los Saints en Tampa, los Falcons dominaron todo el partido en Atlanta y habrá que remarla de visitante, siendo la primera escala el Superdome y la mejor ofensiva terrestre de la liga. Los Saints derrotaron a los Panthers en los 2 partidos que jugaron esta temporada y arrancan como favoritos. Estará complicado.

Cam Newton cerró la temporada con 754 yardas terrestres, la octava mayor cantidad para un QB en la historia y más que lo que lograron Jonathan Stewart (680) y Christian McCaffrey (435), los corredores del equipo, y más que varios otros RBs en la liga, tales como Orleans Darkwa (751), Derrick Henry (744), Joe Mixon (626), Ameer Abdullah (552) y hasta Adrian Peterson (529).

Se apretó el chico durante un buen rato el domingo, se llegó empatado a 7 frente a los Panthers al mediotiempo de un partido que se tenía que ganar sí o sí y que estuvo ahí a una sola posesión hasta bien entrado el último cuarto. Los FGs de Matt Bryant más las noticias que llegaban de Seattle, empezaron a descomprimir el ambiente y este equipo aseguró finalmente su paso a playoffs. El primer objetivo ya está cumplido, no se fue tan brillante ofensivamente hablando como el año pasado, pero se llegó a enero, ahora se buscará la revancha de ese infame último Super Bowl, lo cual está peludo, ya que de partida hay que ir a jugar al Coliseum contra esa máquina que son los Rams, aunque ojo, si se gana, los pasajes serán para Philadelphia, que se quedó huérfano sin Carson Wentz y es el rival que todos esperan enfrentar en el playoff divisional. Good Luck.

El equipo se aseguró la división/clasificación a playoffs antes de jugar el partido de la semana 16 en el Levi’s y se relajó peligrosamente, sufrieron el rigor de los nuevos 49ers primero y perdieron contra los Titans después. No pasa nada, creo, jugarán de locales en el Wild Card ante los Bills (domingo 15:00, transmite ESPN) y ahí deberían partir de cero. Ya sabemos el potencial de esa defensiva, solo queda ver cómo andará Bortles, bajo en sus últimos 2 partidos, deberá volver al nivel que mostró a inicios de diciembre, o la verán complicada ante un equipo que se metió a playoffs por la ventana de atrás. Será un duelo entre unos Bills que no jugaban en enero desde el año 99 y unos Jaguars que no lo hacían desde el 2007*.

Un ejemplo de lo buena que esta esta defensiva de los Jaguars, se refleja en los 7 TDs que anotaron durante la temporada, la mayor cantidad para un equipo desde los Chiefs del 2013.

*El último partido en playoffs de la franquicia, fue en las divisionales del 2007, el día 12 de enero del 2008, derrota de 31-20 ante los entonces invictos Patriots. Ese año se dieron incluso el lujo de ganarle a los Steelers en Heinz Field en el Wild Card teniendo como QB titular a David Garrard (!) y a Fred Taylor quemando sus últimos cartuchos como RB1.

Afortunadamente para ellos, ganaron cuando tenían que ganar y clasificaron a playoffs por primera vez desde la temporada 2008*. A pesar de no contar con DeMarco Murray en el decisivo choque frente a los Jaguars, tuvieron la suerte de que ofensivamente hablando, no les hicieron daño y bastó con anotar tan solo 15 puntos. Casi la cagan con ese fumble entre Mariota y Henry que terminó en el TD de Ngakoue y que acercó a Jacksonville faltando 10 minutos, pero no pasó nada y se pasó el año nuevo celebrando el derecho a jugar en enero. Hay que ir a Arrowhead.

*Los Titans terminaron 13-3 la temporada del 2008, tuvieron semana libre y perdieron en el playoff divisional ante los Ravens el día 10 de enero del año 2009. Más de 3000 días después vuelven a estas instancias.

Se acabó por fin la racha de más años sin playoffs entre todos los equipos de las principales ligas deportivas de USA, por primera vez en este siglo*, los Bills clasificaron a pesar de llegar a la semana 17 sin depender de sí mismo. Se hizo la pega en Miami y el resto lo puso Andy Dalton, que les hizo el favor en Baltimore e hizo celebrar a jugadores e hinchas que se quedaron en el estadio viendo por la tele el final de infarto entre Bengals y Ravens. Mención aparte para Kyle Williams, seleccionado en la quinta ronda del Draft del 2006 por los Bills, siempre estuvo en el equipo y por ende, nunca jugó playoffs, se dio el lujo de anotar un TD el domingo y es uno de los que más está disfrutando este momento que no se daba hacía mucho tiempo. Esperamos que #Lechón logre recuperarse de acá al domingo, lo necesitan mucho para ir a darle cara a la defensiva de los Jaguars.

*La última clasificación a playoffs de los Bills data del año 1999, y el último partido que jugaron en esa instancia fue el 8 de enero del año 2000, Wild Card de la AFC frente a los Titans en Tennessee, el día del Music City Miracle y el pase lateral de Frank Wycheck a Kevin Dyson.

Una mención muy especial para nuestro @chonet, barra brava oficial de los Bills en este lado del mundo, estuvo durante 17 temporadas comiendo caca, aguantando estoicamente como se derrumbaba la ilusión año a año y se tuvo que mamar fracaso tras fracaso, lo soportó todo. Merece esto más que nadie porque la sufrió un montón viendo el final del Bengals – Ravens y terminó bailando desnudo arriba de la mesa llorando de la emoción y pasando el mejor año nuevo de su vida.

LA

CHOSÍA

ES

AMOR

LA

CHOSÍA

ES

VIDA

No sé si estarán de acuerdo con lo que voy a decir, pero me queda la sensación de que el mejor equipo que no fue a playoffs este año, es este, y me queda una expectativa alta de cara a la próxima temporada. Si tan solo superaran sus problemas a la hora de tratar de meterla entre los palos (así se les fueron varios partidos, sobre todo a inicios de temporada) y dejaran de dispararse en los pies, podríamos estar hablando de unos Chargers peligrosos. Aunque les toque jugar siempre como visitantes. Lo tienen todo, en todos lados, Keenan Allen cerró la temporada en un nivel altísimo, Joey Bosa será tarde o temprano el mejor defensivo de la liga y Phillip Rivers deseará quemar sus últimos cartuchos en un equipo competitivo. Se hizo ya la siembra, hay una base, el 2018 ya se debe cosechar desde el inicio, materia prima hay de sobra.

Por primera vez en sus 6 años de carrera en la NFL, Russell Wilson no estará presente en playoffs, en los 5 anteriores los Seahawks estuvieron siempre jugando en enero, ganaron un anillo de Super Bowl y perdieron otro. Demasiadas lesiones claves a la defensiva por un lado y carencias a la ofensiva por otro, fueron el detonante. Necesitan urgentemente un RB, y una OL que proteja a Wilson, casi nada.

Ojo con lo que dijo Pete Carroll respecto a las lesiones de Kam Chancellor y Cliff Avril, ambos con problemas en sus cuellos, señalando que probablemente no puedan volver a jugar en la NFL. Duro.

El cagazo de la jornada, no al nivel de los Falcons en el último Super Bowl, pero lo suficiente para hablar de arrugue. Dependían de sí mismos, recibían a unos Bengals que no se jugaban absolutamente nada, y simplemente no se la pudieron, aunque entre medio dieron vuelta el partido a su favor y lo iban ganando cuando faltaba menos de un minuto, pero recibieron un balazo de Andy Dalton del que no lograron recuperarse y en Baltimore se pasó uno de los años nuevos más tristes de la historia. Ya es la tercera temporada seguida donde se quedan sin playoffs y ya creo que es hora de empezar a cuestionar a Harbaugh.

Inesperado, o quizás no, el despido de Jim Caldwell tras 4 años como HC con récord de 36-28 (9-7 en cada uno de los últimos 2 años), fue otra víctima más del Black Monday y el corolario a una temporada que debió haber terminado mucho mejor para las expectativas creadas con este equipo a principios de año. A mí me gusta Caldwell como coach, tuvo buenos años en Indy hasta que se lesiónó Peyton Manning y se fue a la mierda, llevó 2 veces a Detroit a playoffs y estoy seguro que pega va a encontrar bien luego.

Victoria bien fea para cerrar el año, llegaron empatando a cero al 4Q bajo un congelado ambiente en Philadelphia hasta que Brice Butler anotó los únicos puntos en todo el partido. Se cierra 9-7, récord que en otro año los metía en playoffs, pero la NFC estuvo bien brígida esta temporada y no fue suficiente, quedando ya fuera la semana pasada tras la derrota ante los Seahawks. Ah, Jason Witten ya dijo que seguía un año más, lo que es bueno.

Se retiró Bruce Arians, el HC más ganador en la historia de la franquicia, estuvo 5 años en el cargo y se va con record de 49-30-1, seguramente para seguir una carrera como comentarista. Chandler Jones terminó el año liderando la liga en capturas con 17 y tras la victoria en Seattle, Larry Fitzgerald escribió un tuit señalando que Drew Stanton jugó los últimos 2 partidos con un ligamento de una rodilla roto, pero el mismo Stanton salió desmintiendo todo. Larrycito por favor, quédate un año más, estamos enamorados de ti y sufriremos mucho si nos abandonas.

UPDATE: Carson Palmer anunció su retiro, no vaya a ser que Fitz haga lo mismo…

Yo ya quiero que empiece mañana mismo la temporada 2018 y ver a estos 49ers, me dejaron demasiado entusiasmado con lo que mostraron durante diciembre, Jimmy G agarró la titularidad y nunca más la soltó, el equipo nunca más perdió y cerró el año a un ritmo notable. Si este equipo hubiese empezado a ganar un mes antes, quizás se metía a playoffs. A propósito de Garoppolo, ganó los 5 partidos que jugó este año (7-0 en su carrera) y lanzó en total para 1542 yardas, más que lo que hicieron Joe Montana y Steve Young en sus primeros 5 partidos en la franquicia… juntos.

Andy Dalton ya es un héroe nacional en Buffalo, el pase que metió para el TD de Boyd faltando 44 segundos en Baltimore, metió a los Bills a playoffs y el agradecimiento es tal, que fans empezaron a realizar donaciones para su fundación destinada a ayudar a niños con necesidades especiales y que administra junto a su mujer, habiendo reunido más de 100 mil dólares en 2 días, siendo los más frecuentes los aportes de 17 dólares por los años que los Bills estuvieron sin jugar playoffs. Muy lindo todo.

¿Cómo es eso que Marvin Lewis quiere seguir un año más? Se supone que en cualquier momento se confirma que no sigue, se supone…

UPDATE: Renovó por 2 años más. No entiendo nada.

Listo, se acabó la temporada y en una de esas, habremos visto por última vez a Kirk Cousins con el uniforme de los Redskins, ese QB que eligieron en la cuarta ronda del Draft del 2012, el mismo donde Robert Griffin III estaba llamado a ser el mariscal de la franquicia durante los próximos 10 años, pero ya todos conocemos la historia, duró un solo año y Cousins se terminó quedando con el puesto en el cual lleva varias temporadas. Venimos como desde el 2015 hablando de su renovación, que se viene un contrato multimillonario, pero 2 franchise tags seguidos aplazaban su intención. ¿Qué pasará con él ahora? Estaremos muy atentos.

El fin de la temporada implicó movimientos de inmediato, se va Dom Capers, coordinador defensivo desde el 2009, y el GM Ted Thompson dejará su puesto para irse a otra función dentro de la franquicia. Está más que claro que el año estuvo condicionado por la lesión de Aaroncito, sin él dejaron inmediatamente de ser candidatos y no bastó con su regreso en la semana 15. Ya dijimos que con él sano, los Packers pueden ganarte hasta la Champions, sin él, no les da ni para ganar el Tazón Juan Carlos Pinola que se juega todos los años acá en la pobla.

Otra víctima del Black Monday, rajaron al profesor Jack Del Río, tal como suponíamos en el Power Ranking de la semana pasada. Con todo el talento que hay en ese roster, era imperdonable tener una campaña tan mala como la que se tuvo, entre medio se fue el coordinador defensivo y se estuvo lejísimos de repetir el notable 2016 para la franquicia. ¿John Gruden tomará su lugar? ¿Fue el último partido de Michael Crabtree con el uniforme de los Raiders? Se convierte en agente libre y dicen que buscará nuevos aires.

Empiezo a revisar el año de los Dolphins, y lisa y llanamente fue nefasto. Enumeremos todo lo que les pasó:

– La lesión de Tannehill y la consecuente llegada de Cutler

– El huracán Irma, la suspensión del partido de la semana 1 y el equipo dejando la ciudad para irse a entrenar a California.

– Lawrence Timmons escapándose de la concentración del equipo sin aviso previo antes del debut frente los Chargers.

– La debacle dentro del campo después de haber comenzado 4-2

– El video del coach de la línea ofensiva jalando y su posterior despido.

– Jay Ajayi a Philadelphia.

En fin, fue demasiado, el equipo no encontró nunca el rumbo y tuvo que lidiar con todos esos problemas durante el año, su capacidad ofensiva a ratos fue pésima y Jay Cutler no fue la solución que se suponía iba a ser una vez que se confirmó su llegada. Quiero que den cara todos los que vaticinaban un buen año de él, no veo a ninguno, caretas (?)

¿Se acuerdan de ese pre-game speech de Jameis Winston comiéndose la W antes de enfrentar a los Saints en el Superdome durante la semana 9? Pues bien, ese día salió lesionado y los Buccaneers no ganaron nunca más cuando él fue titular, racha que recién vino a terminar frente a los mismos Saints en Tampa, en un partido que cerraba una paupérrima campaña. Si este equipo vuelve a su versión 2016, del cual vimos fragmentos durante los últimos 3 juegos de este año, podrían reivindicarse para el 2018, porque nos deben una.

Era mentira lo de Vance Joseph y su eventual despido en caso de derrota ante los Chiefs, los Broncos perdieron el último del año en Arrowhead y lo salieron a ratificar de inmediato para el próximo año. De este equipo me quedo con el buen comienzo que tuvo en septiembre, ese 3-1 donde la defensiva contra la carrera era la mejor de la liga y Trevor Siemian tenía partidos bastante decentes, pero vino una tempranera bye week en la semana 5 y tras ello perdieron 8 seguidos y rajaron al coordinador ofensivo entre medio. ¿Quién será el QB titular el próximo año?

En el Primer Power Ranking de esta temporada, coloqué a los avioncitos en el último lugar, yo dije que estaban muertos y varios pronosticaban un 0-16 porque no tenían absolutamente nada, y de la nada empezaron a surgir, se volvieron un equipo duro que complicaba a cualquiera, Josh McCown estaba por fin teniendo el reconocimiento que buscó durante varios años y equipos dentro de la liga y tanto Todd Bowles como el GM Mike Maccagnan (que ya anunció que habrá mucho movimiento en la agencia libre), vieron renovados sus contratos por la buena labor hecha durante la campaña. La temporada terminó justamente con la lesión de McCown, el equipo se cayó y desde ya estamos con la incógnita sobre quien ocupará el puesto en la semana 1 del próximo año, no veo ni a Hackenberg ni a Petty ahí, deben buscar uno sí o sí en caso de que McCown decida retirarse.

Rajaron a John Fox, y lo hicieron a tiempo. Ya algo señalamos al respecto hace un par de semanas, la situación no daba para más y no quedaba otra, si quieren terminar de desarrollar a Trubisky y hacerlo un QB franquicia, necesitan otro tipo de gente, y al menos ya se tomó la primera decisión correcta apenas terminada la temporada.

Se va Pagano, ni siquiera se esperó hasta el Black Monday para darle la PLR, apenas terminado el partido ante los Texans se confirmó su salida cuando en realidad debieron haberlo hecho el año pasado, pero bueh. ¿Qué va a pasar con Andrew Luck? Ya lleva un año completo sin poder jugar y no son pocas las afirmaciones que señalan que no podrá volver a las canchas, sería trágico.

Lo único que quiero es ver de vuelta a DeShaun Watson y a JJ Watt, porque se lesionaron ellos y la temporada de los Texans se fue a la chucha. Watson era un espectáculo, nos tenía vueltos locos, ese partidazo en Seattle por ejemplo, y ni hablar de Watt, uno de los favoritos de todos en la liga. Houston sufrió mucho con las lesiones este año, demasiado, mucha mala suerte que condicionó una campaña que pintaba para buena, pero terminó derrumbándose desde todos lados. Ah, su primer pick en el próximo Draft (#4 overall) lo tienen los Browns, justamente por la movida que hicieron el año pasado con Cleveland por Watson. Ouch.

Hace unos días, mientras trotaba, me vinieron de la nada unas ganas increibles de cagar, el ají casero del almuerzo hizo efecto en el peor momento y en pleno ejercicio tuve que partir urgente a mi casa, sufriéndola de lo lindo porque el haitiano me violaba a cada rato y en cualquier momento explotaba en caca ahí en la calle, pero afortunadamente logré llegar a mi casa y puta qué alivio más grande. Algo similar fue el año de los Giants, la sufrieron toda, la pasaron pésimo y lo mejor que les pudo haber pasado es que este año de mierda haya llegado a su fin.

¿Eli? Él quiere jugar, ya veremos qué pasará con él, se hablará mucho durante la offseason.

Al igual que los Detroit Lions del 2008, pasaron invictos la preseason, ganaron sus 4 partidos y aunque eso no quiera decir nada, estaba la expectativa de que iba a ser un año mejor que el 1-15 del 2016, es que, no podía ser peor que eso, ¿O sí? Bueno, así fue, se convirtieron en el segundo 0-16 de la historia tras ese drop impresentable de Corey Coleman en Heinz Field y lo peor de todo es que tras la trigésimo primera derrota en 32 partidos ratificaron a Hue Jackson en su puesto y no habrá cambio de HC. Pobres cafecitos.

Para cerrar, citaré a Jodorowsky:

¿En qué se parecen los Browns a una puta maraca y barata a la que todos van a chantarle el pico y a tirarle el moco en la cara? En todo.”

The following two tabs change content below.
NFL fan desde 1997. Las malas lenguas dicen que soy popular.

Comments

comments

chudox

About Joaquín Candia

NFL fan desde 1997. Las malas lenguas dicen que soy popular.