Power Ranking popular, Week 16

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

 

Antes que todo, feliz navidad para todos los que se dan el tiempo para leer este ranking semana a semana, que el viejo culiao pascuero se haya portado bien con ustedes y les haya traido todo lo que pidieron, porque obvio, son todas personas de bien al leer este espacio 🙂

Tuvimos partidos de NFL durante 3 días seguidos, terminamos tan empachados de fútbol americano como de comida, quedamos llenos y nos costó un montón levantarnos a trabajar el día martes, llegamos rodando a la pega y mentalizados en que todavía falta el año nuevo, de hecho, la liga pensó en los fanáticos que salimos a tomar celebramos el cambio de calendario y no colocó ningún SNF para la última semana de la temporada porque no lo iba a ver nadie.

La semana 16 nos trajo varias cosas interesantes, a saber:

  • El butt interception de Marshon Lattimore
  • El robo a Kelvin Benjamin
  • Otro partidazo de Garoppolo
  • La muerte en vida de Lions y Cowboys
  • El festival de turnovers en el MNF

Poné play y dale

Después de lo visto en el MNF, hay que decir que la única razón por la cual se mantienen en el primer puesto del ranking es porque ostentan el mejor récord de la liga hoy en día, y porque llegaron a las 13 victorias por segunda vez en la historia de la franquicia (la primera fue el 2004, y llegaron al Super Bowl), pero dejaron muchas dudas después de lo visto ante los Raiders, como si la cena navideña los hubiese dejado hinchados y se les haya pasado la mano con el cola de mono, en fin. Foles no se vio fino, no fue el que veníamos viendo desde que tuvo que entrar a reemplazar a Carson Wentz, aunque no le cargamos todo a él, envió varios pases precisos que fueron dropeados por sus receptores. Fue un partido bastante raro por lo demás, en un momento se empezaron a entregar el balón como si de regalos de navidad se tratara, y los Eagles lograron sobrevivir a aquello porque lograron aprovechar los últimos 2 turnovers de los Raiders, el primero para ponerse arriba en el marcador con un FG faltando 40 segundos, y el segundo para liquidar el partido en la última. Las águilas ya se aseguraron la ventaja de la localía para todos los playoffs y habrá que ver si se sigue fogueando a Foles en la última semana ante los Cowboys donde no se juegan nada, o lo guardan hasta los divisionales, soy más partidario de lo primero, hay que seguir dándole rodaje.

Los Bills la hicieron difícil durante 3 cuartos en Foxborough, entre medio se aplicaron con un pick sobre Brady (su primero desde el último Super Bowl, de paso, otra INT más, ya lleva 5 partidos seguidos en esa) y les anularon injustamente un TD. Fue recién terminando el 3Q y vía Mike Gillislee que los Patriots comenzaron a inclinar la balanza a su favor. El backfield fue el encargado de cerrar el marcador, Dion Lewis jugó uno de los mejores partidos de su carrera y aseguró la brega en el 4Q. Solo bastará con ganarle a los avioncitos para quedarse con el #1 en la AFC y jugar en el Gillette hasta la final de conferencia contra los Steelers.

¿Qué tal la llegada de James Harrison? Ya lo veo metiendo la captura clave que clasifique a los Patriots al Super Bowl, justamente enfrentando al equipo de toda su vida. Eso es karma.

Los Vikings lograron la noche del sábado en Lambeau su primera blanqueada en 24 años* y la primera en territorio quesito desde aquel 3-0 del 14 de noviembre del 71. ¿En serio Harrison Smith no va al Pro Bowl? Ahí se nota que la gente tiene pico idea es un mero concurso de popularidad, porque tiene potencial de All Pro cagao de la risa. Con su décima victoria del año, Case Keenum ya ganó más que en sus últimas 5 temporadas seguidas juntas. Este equipo busca ser el primero en la historia en ser absolutamente local en el super domingo de febrero, e insistimos en que lo tiene todo para lograrlo.

*5 de diciembre 1993, semana 14, derrotaron 13-0 a los Lions en el demolido hace poco Silverdome. Jim McMahon era el QB de los Vikings, el eterno Chris Carter era el WR principal y el kicker era un conocido nuestro: Fuad Reveiz.

Campeones de la NFC West por primera vez desde la temporada 2003. Todd Gurley se convirtió en el tercer jugador en la historia en registrar más de 100 yardas por tierra y más de 150 por aire en un mismo partido (el último fue Herschel Walker en la semana 15 de la temporada 1986) y cada vez son más los que lo sitúan como favorito para ganar el MVP. Todo es felicidad en este equipo hasta que se acuerdan que ya no tendrán a Greg Zuerlein por el resto de la temporada, baja clave, porque ha sido muy importante a la hora de meterla entre los palos, y se notó de entrada en Tennessee, con Ficken fallando el primer PAT y un FG relativamente fácil después. Ojo con ese factor de cara a enero, puede ser clave a la hora de definir un partido, una final de conferencia o algo aún más importante.

Los Steelers fueron noticia en la semana al deshacerse del histórico James Harrison, líder en capturas en la historia de la franquicia, el mismo que volvió del retiro hace unas temporadas y que vive subiendo videos de sus rutinas en el gimnasio (sin HTs alumbrados tipo #DándoloTodo #NoPainNoGain #FullCardio #HoyTocaPierna o alguna otra pendejada) y que ya es agente libre al no ser reclamado por nadie en waivers y recalará en los Patriots, mira tú.

Fue una navidad tranquila en Houston, los Texans no fueron nunca una amenaza para los acereros y se aseguró fácilmente esa semana libre en enero, lo cual será muy importante según lo que señalamos en la edición anterior del PRP, porque así esperarán tranquilos a Antonio Brown, de quien esperan una recuperación 100% de cara a los playoffs divisionales.

Finalmente los Panthers aseguraron un lugar en playoffs, no fue fácil, los Buccaneers jugaron como si estuviesen incentivados inspirados y solo se logró romper el molde en 2 jugadas, primero con la devolución de Damiere Byrd y luego con el TD de Newton, con rajazo incluido tras un fumble, con el que dieron vuelta el marcador cuando las papas quemaban. Quiero hablar de Julius Peppers, es un genio, está jugando como en sus mejores campañas, capturando como si tuviese 20, y resulta que tiene 38. Se cierra la campaña en Atlanta, con la esperanza de ganar la división, para ello, aparte de ganar deberán esperar una ayuda de los mismos Buccaneers jjjjjjjjj

Drew Brees se convirtió en el tercer QB en toda la historia en llegar a las 70.000 yardas en su carrera tras Peyton Manning y Brett Favre, en otra marca personal que lo va a llevar algún día a Canton, Ohio. Tremenda victoria ante los Falcons, no solo porque se mantienen en la pole position para quedarse con la NFC South, sino que también porque se demostró que este equipo está verdaderamente aceitado a la defensiva, que era lo que siempre les venía faltando en los últimos años. ¿Se acuerdan del jugador de college que tenía una novia virtual que murió, pero que todo era mentira? Ese jugador es Manti Te’o, hoy valor importante como linebacker, la está rompiendo, y a la defensiva en general le está saliendo todo, ¿O si no cómo me explican esa intercepción de Lattimore? Ya fue bautizada como el “Butt interception”, de los mejores rajazos (literalmente) de la temporada. La campaña se cierra en Tampa, la victoria les asegura el campeonato divisional y la localía en el Wild Card.

Se notó el relajo tras asegurarse el título de la AFC South en la previa al partido en el Levi’s, la mejor defensiva de la liga no se vio como tal y recibió la mayor cantidad de puntos en todo el año (44). Insisto con Bortles, cuando juega como lo venía haciendo en diciembre, este equipo es candidato, pero cuando entra en su versión “resto de su carrera/el domingo contra los Niners”, la cosa se complica en demasía, hasta un pick six se comió el pobre, lo interceptaron 3 veces y a pesar de la producción en el último cuarto, estos 49ers fueron demasiado. Ya no habrá semana libre en enero, pero al menos jugarán como locales en el Wild Card y falta ver contra quien, puede ser Ravens, Titans, Bills o Chargers.

Fue un partido muy de esta franquicia, de esos aburridos, donde yo incluso me quedé dormido un rato porque andaba con caña, y que se logró sacar adelante a pesar del embate final de los Colts (a ese nivel, que los Colts terminaran complicándoles el asunto). Los Ravens están ganando todos los partidos que tienen que ganar, y eso los llevará a jugar en enero y ser una mosca en la oreja para cualquiera, para ello hay que derrotar a los Bengals en la última semana para asegurar el pase a playoffs. ¿Existirá algún apodo en la NFL mejor que el de Michael “Pisco” Campanaro* que nosotros le inventamos? Dejamos la vara altísima, traten de superarlo 😉

*La primera vez que quedé tirado en el suelo de tanto tomar fue con ese pisco Campanario, tenía 18 años y vomité hasta el alma. Repugnante brebaje.

Flamantes bicampeones de la AFC West (primera vez en la historia) y con la ilusión intacta de cara a lo que viene, esa es la situación actual de los Chiefs. Si bien Alex Smith no es el MVP del que se hablaba en septiembre, nadie lo discute ya en la titularidad, si es que alguno lo hizo en noviembre, Kareem Hunt y Tyreek Hll volvieron a ser esos cucos que se ponen por delante de todos y Travis Kelce volvió a atrapar pases en el endzone. Andy Reid mientras tanto, fue a la conferencia post victoria ante Miami vestido de Papa Noel, le ganó a todos.

El asunto es simple, hay que ganar el duelo de la semana 17 contra los Panthers en Atlanta para ir a playoffs, así de sencillo, se tiene el #6 de la NFC y la ventaja del desempate frente a los Seahawks en el mano a mano tras la victoria en Seattle en el MNF de la semana 11. O puede que de sencillo no tenga nada, si bien los Panthers ya se aseguraron con un lugar en enero, quieren ganar la división, o en su defecto, eliminar a un rival divisional, por ende, el domingo en el hipermegasuper moderno Mercedez Benz Stadium podría correr sangre.

Yo a este equipo lo había dado por muerto la semana pasada tras el sangrado anal la fea derrota que sufrieron ante los Rams, graso error, porque como lo señalamos otras tantas veces, los Seahawks te la van a pelear hasta el final, son más duros que matar un chancho a palmetazos y morirán con las botas puestas, aunque le ganen a los Cardinals el domingo y no llegue el favor que necesitan de parte de los Panthers que serán visitados durante la semana por el hombre del maletín, porque no dependen de sí mismos, los Panthers deben vencer a los Falcons para que los Seahawks entren, obviamente si derrotan a Arizona, o no serviría de nada.

Otro equipo que dimos por eliminado, pero que aún mantiene posibilidades matemáticas de jugar en enero. Hay que ganarle a los Raiders en el complejo deportivo de Carson y luego sentarse a esperar a que los Jaguars les hagan el favor derrotando a los Titans, además de un triunfo de los Ravens ante los Bengals, o en su defecto, que aparte de una derrota de Titans, pierdan Ravens y Bills, porque ante una derrota de Baltimore y una victoria de Buffalo y Tennessee, los Chargers quedan fuera en el mano a mano entre los 4. En resumen, si a algún emprendedor se le ocurre instalarse con un puesto de calculadoras ahí al lado del quincho del complejo, debe saber que se forrará por completo y tendrá un hermoso año nuevo tomando en el VIP del mejor masivo que haya en Carson por la cantidad de lucas que le van a entrar por montar esa PYME en el momento indicado y en el lugar correcto.

No entiendo cómo carajo un equipo que a pesar de perder los últimos 2 en un momento clave de la temporada, aun así llega a la última semana con el #6 en la AFC y dependiendo de sí mismo para meterse a playoffs. Hay que ganarle a los Jaguars, nada de fácil y puede que sin DeMarco Murray, pero ojo, los felinos vienen de recibir 44 en la bahía, así que habrá que estudiarse durante la semana todos los defectos que mostraron y salir a jugar una final contra un equipo que no se juega nada al estar ya clasificado. ¿La lograrán? Yo al menos la veo difícil.

Se hablará mucho en Buffalo del robo del que fue víctima Kelvin Benjamin, porque fue TD, pa qué vamos a andar con weás, sus 2 pies estaban adentro y la recepción había sido completa, eso perfectamente pudo haber cambiado el curso del partido, y de la temporada de los Bills, que tienen que derrotar a los Dolphins en Miami y esperar una ayudita de los Bengals en Baltimore, o en su defecto, que pierdan tanto Titans (reciben a Jaguars) como Chargers (reciben a Raiders). En resumen, están hasta el pico no depende de ellos, y la posibilidad de otro año más sin ir a playoffs se ve bien latente.

Como que a este equipo siempre le faltó la chaucha pal peso, durante toda la temporada, siempre ganando con lo justo, sin sobrarles nada, y sobre todo, sin corredores, a los tumbos durante buena parte del año ¿Alguien se acuerda que por allá por septiembre, estuvieron segundos del ranking en su momento? No empezaron mal la temporada, Stafford se convirtió en el jugador mejor pagado de toda la liga y hacían de remontar en los últimos cuartos, un arte, pero se acabó la inspiración y empezaron a quedarse en el camino, quedando ya eliminados tras la derrota ante los aproblemados Bengals. El año pasado jugaron playoffs, esta temporada retrocedieron, es hora de cambios.

Estaban todas los condiciones dadas, se enfrentaba a unos Seahawks que venían muy golpeados y más encima volvía Zeke Elliott* tras irse de putas en Cabo San Lucas de su suspensión de 6 partidos, nada podía salir mal, pero no, salió todo mal, se dispararon en los pies, Prescott regaló un pick six cuando se estaba 9-7 arriba en el 3Q, entre medio Dez Bryant se aplicó un fumble, y además de otra intercepción de Prescott, hay que sumar las fallas de Dan Bailey. Así se les escapó el partido, y así se les acabó la temporada para pesar de Troy Aikman y Joe Buck, que se escucharon muy tristes en la transmisión en vivo de Fox. Ya con los Cowboys fuera de todo, queda preguntarse qué pasará con su staff técnico, si corre peligro el puesto de Garrett o el de algún coordinador, ya se verá. ¿Cómo fue eso de que Earl Thomas le pidió a Garrett que lo tenga en su equipo para el próximo año?

Zeke le dijo a Eric Dickerson que iba a conseguir 200 yardas en su regreso a la canchas, como Dickerson dijo que no lo iba a hacer, apostaron, el ex corredor de los Rams le tenía que dar una de sus camisetas más preciadas si cumplía, pero si no lo lograba, Zeke tenía que darle alguna suya. Zeke corrió para 97 yardas ante los Seahawks, por ende, perdió la apuesta.

Último partido del año en Washington, al menos la despedida de su público fue dulce al derrotar a los Broncos. Cierran la campaña en el Metlife ante los Giants con el objetivo de al menos terminar en .500, tras ello se vendrá lo que realmente importa en el DC, saber qué terminará pasando con Cousins, si hay o no hay contrato para asegurarlo por varios años más, él mientras tanto, se viste a la moda.

Ya con Aaroncito puesto en IR, la temporada de los quesitos perdió todo sentido, así que la blanqueada que les propinaron los Vikings en Lambeau Field, poco y nada importa, este equipo ya piensa en la próxima temporada. ¿Cuántas bombas de chorrocientas yardas tiró Hundley durante el partido? No completó ninguno de esos.

Este equipo al menos terminará la campaña jugando con su segundo QB, Drew Stanton se recuperó de sus problemas físicos y comandó el ataque en la blanqueada ante los Giants. Ya dije lo mucho que quiero a Larry Fitzgerald ¿Cierto? Ese pase que se mandó en una jugada de truco es solo un ejemplo más de que hace todo bien. No quiero hacerle caso a los rumores que estoy leyendo sobre que se viene su último partido con la franquicia, y obviamente en su carrera, un año más y no jodemos más.

Qué revolución la de Jimmy Garoppolo en la bahía, volvió la gente al Levi’s gracias a él, el equipo nunca más perdió gracias a él y una temporada tremendamente mediocre se convirtió en un hálito de esperanza para el año que viene, gracias a él también. 44 puntos le metieron a la mejor defensiva de la liga, la rompieron todos y si la temporada duraba un mes más, entraban como candidatos en serio a playoffs. Queda un partido para que se acabe el año, pero yo lo único que quiero es verlos el próximo, ya me tienen entusiasmado.

Me dio risa leer varios tuits durante el MNF en los cuales se recordaba a Derek Carr con el mote de “el elegido”, porque el año pasado la rompió, y dio la esperanza de que en Oakland iba a haber QB para rato, pero esta temporada representó un retroceso para el ex de Fresno State, y para el equipo en general tras la tremenda campaña que se arruinó, exactamente hace un año con aquella lesión de Carr ante los Colts. Seguimos preguntándonos qué pasará con el profesor Jack del Rio una vez terminada la temporada, ya algo hablamos al respecto en el último podcast.

Si hubiesen ocupado todo el año a Giovanni Bernard como lo hicieron frente a los Bengals, a lo mejor habrían tenido mejores resultados y estarían todavía luchando por playoffs, qué sé yo. Se dieron el lujo de dejar afuera a los Lions en el derby felino (?) y Marvin Lewis se despidió de la afición de Cincinnati con una victoria. ¿Les dará para complicar a los Ravens y dejar fuera a ellos también? ¿Por qué no?

Tras la derrota en Arrowhead, los Dolphins cierran su octava temporada con récord perdedor en los últimos 12 años. Otro equipo que el año pasado jugó playoffs pero que retrocedió considerablemente, en parte gracias a toda esa cadena de hechos desafortunados que sufrieron durante toda la campaña. Estará interesante saber quién será el QB el 2018.

Oscaca está solo, quedó demostrado en esa imagen en la cual trata de arengar, o de putear, o quizás qué cosa, a sus compañeros en el sideline, pero no lo meó nadie, de hecho, ya se rumorea que será Paxton Lynch el QB titular en el último partido de la temporada ante los Chiefs. ¿Será verdad que si pierden, rajan a Vance Joseph?

Cuando la temporada ya está perdida, suele chuparte un huevo todo, y te pones a hacer locuras que no harías si te estuvieras jugando algo, así, los Jets iniciaron el partido contra los Chargers con un onside kick que resultó exitoso. Fuera de ello no pasó mucho más, solo destaca la buena actuación de Bilial Powell. Desde que McCown quedó fuera por lesión, es poco y nada lo que lucha este equipo dentro del campo, sicológicamente el año ya terminó para ellos.

Tal como lo dije la semana pasada, lo único que le queda por hacer a los Buccaneers es tratar de hacerle la vida imposible a sus rivales divisionales que pelean por entrar a playoffs, ya lo hicieron la semana pasada ante los Falcons (se quedaron cortos con el FG final que hubiese obligado el overtime) y repitieron ante los Panthers, a quienes derrotaban por 4 faltando 40 segundos, pero apareció Cam Newton y le propinó otra derrota a este equipo. Solo queda terminar la temporada lo más dignamente posible ante los Saints en Tampa, esperamos que ya sin los arrebatos de Winston, que hace rato perdió el foco.

La cosa es simple, se ganó porque enfrente estaban los Browns. Jordan Howard se aplicó con 2 TD bajo la nieve en el Soldier Field y Mitch Trubisky rompió el record de yardas para un QB novato de los Bears (lo tenía Kyle Orton, así que la vara no estaba para nada tan alta). A pesar del mal año en general de los ositos, se dieron el lujo de derrotar a los 4 equipos de la AFC North (la otra victoria que tienen fue ante los Panthers en la semana 7), pero a su vez no ganaron ningún cruce divisional durante toda la temporada, les queda uno, pero en Minnesota, imposible.

Luego de un golpe sufrido por TJ Yates cerrando el segundo cuarto frente a los Steelers, un tal Taylor Heinicke entró a jugar como QB en Houston, convirtiéndose en el cuarto mariscal de campo que ocupan los Texans esta campaña. Creo que ni los Browns han ocupado tanto este año, ni ningún otro equipo, lo cual simplememente es una consecuencia más de la lesión de Deshaun Watson, sin él se fue todo a la mierda.

Lo único que le faltaba a la temporada de los Giants era comerse una blanqueada. No se logró hacer absolutamente nada en Glendale y se pasó la navidad con un tremendo cero en el viaje de vuelta a casa. Elinterceptado apareció 2 veces y una vez que termine la temporada se empezará a ver qué onda su futuro. Yo creo que hay que ir por un QB en la primera ronda del Draft, habrá varios disponibles y a los Giants les urge ya una renovación.

Queda todavía un partido para cerrar este año de mierda en Indy, y 2 grandes interrogantes circulan en el aire: La primera es ¿Qué pasará con Andrew Luck? No sé por qué, pero cada vez le tengo menos fe; y la segunda: ¿Seguirá Pagano? Desde el año pasado que viene siendo candidato a la patá en la raja, y con lo que pasó esta temporada, yo creo que ya no da más. A esperar el Black Monday del 1 de enero para confirmarlo.

Con la derrota bajo la nieve de Chicago, los Cleveland Browns alcanzaron ya un año sin ganar, porque la última victoria de los cafecitos fue el 24 de diciembre del 2016, esa ante los Chargers con los fallos de Josh Lambo, victoria histórica ya a esta altura para la franquicia, porque nunca más le volvió a ver el ojo a la papa ¿Se imaginan estar un año sin culiar? Así de patéticos son. Deshone Kizer se convirtió en el primer QB en la historia en perder sus primeros 13 partidos, y era que no, si se vive mandando cagadas todos los partidos, y estos Browns se convirtieron además en el primer equipo de la historia en perder 15 partidos en 2 temporadas seguidas. Ya se aseguraron el #1 en el próximo Draft, y muy probablemente otro top 5 dependiendo de cómo terminen los Texans. Este domingo debería ser la última vez que veamos a Hue Jackson al mando, ese es deseo de toda la ciudad de Cleveland, y la Fundación Make a Wish debería hacerse cargo acá y cumplirles el sueño, porque así de hechos mierda están.

The following two tabs change content below.
NFL fan desde 1997. Las malas lenguas dicen que soy popular.

Comments

comments

chudox

About Joaquín Candia

NFL fan desde 1997. Las malas lenguas dicen que soy popular.