Power Ranking Popular, Week 14

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

 

El pasado domingo tuvimos varios partidos abiertos y apretados, definidos sobre el final, y con hartos puntos de un lado y otro, tal como le gusta a la gente. Hubo emoción por doquier, porque ya se está arriesgando más, salen casi todos a atacar porque se juegan la temporada, no queda otra, y se agradece.

Pasó algo bien raro esta semana en la NFL: Perdieron los 3 primeros del ranking, algo que no había sucedido nunca, por lo que hay cambios ahí, no sin antes hacer deliberar en exceso a los haitianos que tenemos trabajando por 15 lucas al mes la redacción encargada de llevar esta entrega semanal a sus millones (?) de lectores.

La semana 14 nos dejó varias cosas interesantes, a saber:

  • El festival de nieve en Buffalo
  • El primer TD de Josh Gordon en 4 años
  • La ovación a Eli Manning en su vuelta a la titularidad
  • El caliente final en Jacksonville
  • La lesión de Carson Wentz L
  • El partidazo en Heinz Field entre Steelers y Ravens

Poné play y dale

De vuelta al primer lugar. Fue un triunfazo, de los mejores partidos del año, Wentz estaba en lo suyo y se luchaba palo a palo contra los Rams, se ganó, se aseguró la división, el pase a playoffs y se tiene el #1 en la NFC faltando 3 semanas, todo perfecto hasta ahí, y todo todo eso, ocupan el lugar de privilegio en el ranking de esta semana.

La lesión de Wentz mató todo, ya se confirmó la rotura de ligamento cruzado en su rodilla derecha y se pierde el resto de la temporada. Otra lesión más, otra desgracia más, no solo para la ciudad de Philadelphia, sino para todos los que estábamos enamorados de él. Puta que venía bien, incluso lesionado se las arregló para aplicarse con el pase en el TD de Agholor. Ya lo vivimos con la lesión de Rodgers, con la de Watson, con la de JJ Watt, con la de OBJ, etc. Basta de esto, en serio.

Nick Foles será el encargado de llevar los hilos de acá en adelante. De inmediato nos acordamos del muy buen 2013 que tuvo en los Eagles, donde incluso llevó al equipo a playoffs, el 2014 iba en las mismas hasta que se lesionó y nunca volvió a ser el mismo, se fue a los Rams, donde terminó enviado al banco, luego en los Chiefs cumplió el rol de backup y ya de vuelta en los Eagles estaba por detrás de Wentz. La de este domingo en el Metlife frente a los Giants, será su primera titularidad desde la semana 9 del año pasado, en la cual debió reemplazar a Alex Smith por un par de partidos debido a una lesión. Ya señaló Foles que está listo para asumir el desafío, algo de currículum al menos tiene y no queda otra que confiar en él.

Chris Boswell ya es uno más de las Killer Bee’s, por cuarta vez en 5 partidos, fue su pie el que decidió el destino a favor de los Steelers y a través del cual se quedaron con el tremendo SNF que vimos frente a los Ravens, con la división y con la clasificación a playoffs. Tras las derrotas de Vikings y Patriots, ahora son ellos quienes ostentan la mayor racha de victorias seguidas con 8. Ya hemos dicho varias veces que cuando lo tienes a Antonio Brown de tu lado, la vida se te hace más fácil, 213 yardas se aplicó, y Big Ben lanzó para 506 (por tercera vez en su carrera supera las 500 en un partid. Record para un QB en la era Super Bowl), aprovechando las ausencias en la defensiva de Baltimore. Big Ben lidera la liga en yardas por aire, Le’Veon Bell lidera la liga en yardas por tierra, Anotnio Brown lidera la liga en recepciones y en yardas y Chris Boswell lidera la AFC en goles de campo convertidos (está segundo en la liga). La gran pregunta ahora es, ¿Alcanza para pelearle a los Patriots? El domingo lo sabremos porque se enfrentan en Heinz Field en el partido excluyente de la semana 15, y si bien a la ofensiva andan joya, sin Joe Haden ni Ryan Shazier (out indefinidamente por las razones ya conocidas) van a sufrir ahí atrás #popcorn

 

Ir a Miami siempre traerá dolores de cabeza para Brady y compañía, allá no lo quieren mucho y siempre se lo hacen saber. No se vio nunca cómodo durante el MNF, fue interceptado 2 veces por Xavien Howard y se notó la ausencia del suspendido Gronkowski, sobre todo el 3rd down, donde no lograron convertir ni una sola de las 11 oportunidades que tuvieron, lo que n les pasaba desde 1991, ajjjjj ¿Qué poronga fue ese onside kick que intentaron buscando el milagro al final? Les salió horrendo. Los Patriots habían ganado 14 seguidos como visitantes, y justamente la última derrota a domicilio previa a la de esta semana fue en Miami (semana 17 del 2015). Lo que se viene en Heinz Field, será la verdadera final de la AFC, el que gana se queda con el #1 de la conferencia y asegura ventaja de localía hasta el Super Bowl, así de simple.

La NFC nos está ofreciendo todas las semanas, duelos entre rivales directos en la carrera por llegar a playoffs, cada jornada se cae uno, a la siguiente se recupera mientras se cae otro, etc. Ahora le tocó perder a los Vikings, quienes venían de 8 victorias seguidas y buscaban seguir enrachados en Carolina. Perdían por 11 en el último cuarto, pero lograron empatarlo y todo dependía de la defensiva, pero se les escapó Cam Newton cuando faltaban 2 minutos y luego Jonathan Stewart les anotó su tercer TD de la jornada, fin del invicto y chao al #1 en la conferencia. No pasa nada, el equipo está intacto y debería sacarse los balazos frente a los Bengals.

Por primera vez en la temporada, los Rams anotaron más de 30 puntos y perdieron igual, ya no bastó con hacer funcionar esa máquina engranada cuando se tiene el balón, la defensiva no rindió frente a los Eagles y recibió la mayor cantidad de puntos en todo el año. Viene una final en Seattle, se está un juego por sobre ellos y quedarán solo 2 después de lo que suceda el próximo domingo, si se logra la victoria, se tendría casi asegurada tanto la división como la clasificación a playoffs, ahora, si llegara a perderse ese partido con lo apretada que está la NFC…

Insistimos, cuando Bortles juega decentemente, podemos meter a los Jaguars dentro de los candidatos para ganarlo todo. En las 6 victorias obtenidas en los últimos 7 partidos, completó un 62,5% de pases y lanzó para 1753 yardas, 8 pases de TD y 3 INT más 156 yardas y 2 TD por tierra, y en los últimos 2, su porcentaje de pases completos fue de 71%, 577 yardas, 4 pases de TD, 0 INT y un QB Rating de 121.5. La victoria frente a los Seahawks, más la derrota de los Titans en Glendale, devolvió a los Jaguars al primer lugar de la división, haciendo el panorama muy favorable para Jacksonville, considerando que toca recibir a los Texans (muertos), luego visitar a los 49ers (en reconstrucción) y cerrar la temporada en Tennessee. Ojo con ese partido, ya nos vemos en pleno primetime del 31 de diciembre aplazando los abrazos de año nuevo por mirarlo, puede ser una final que clasifique a uno a playoffs y al otro lo deje afuera.

Una mención para el público en Jacksonville, se portó pésimo el domingo, arrojando cosas a la cancha tal barra brava turca/serbia/croata, incluso Quinton Jefferson lo quiso pelear a uno y lo fue a buscar, afortunadamente sin que pasara a mayores. Más seguridad para la otra, muchachos, o se vendrán despidos #choneteo

Se venía complicada la cosa, se había perdido en el Superdome y tocaba recibir a los encumbrados Vikings, había que estar a la altura y así se hizo, se capturó 6 veces a Case Keenum y el ataque terrestre no solo pasó por Newton como suele pasar, Jonathan Stewart se destapó en un momento clave, superó las 100 yardas, aplicó un hattrick y fue la gran figura de la victoria ante un contendiente en serio. Hablando de Newton, ese acarreo de 63 yardas faltando 2 minutos y con el partido empatado (después de ir ganando por 11), terminó siendo la jugada decisiva que mantiene a los Panthers en carrera y dependiendo de sí mismos. Toca recibir a los Packers, y en una de esas ya con Aaron Rodgers de vuelta.

2 cosas que sucedieron en el primer tiempo del TNF en Atlanta terminaron condicionando el resultado final, primero la conmoción de Kamara al inicio del partido, y luego la intercepción de Lattimore que quedó en nada con el FG anulado antes del halftime y que hubiese sumado 3 puntos más (recordemos que terminó 20-17 a favor de los Falcons). Otra INT iniciado el 3Q más el TD de Thomas, y luego otra INT más, hicieron suponer que estaba todo a favor de los Saints, pero el partido nunca estuvo a más de una posesión y vino el bajón en el último cuarto, no se logró anotar, y a pesar de haber arriesgado en esa última serie, vino el pick a Brees y se acabó el asunto. Se está todavía con el liderato divisional y se depende de sí mismo, hay que recibir a los Jets en el Superdome y luego jugar una final contra los mismos Falcons antes de cerrar en Tampa. ¿Se la podrán? Ya lo veremos.

La primera pregunta que toca hacerse tras la victoria clave del jueves ante los Saints: ¿Fue a propósito el golpe que sacó del partido a Kamara? Confiesen no más, que de acá no sale (?). Se puso complicada la cosa con esas 3 intercepciones seguidas a Ryan entre el final del 2Q y el comienzo del 3Q (la tercera en el endzone), aun así el partido estuvo siempre al alcance, se empató con Sanu en el 4Q y se pasó arriba vía Matt Bryant, se sufrió sobre el final, pero la intercepción de Deion Jones a Drew Brees mantiene a los Falcons en la pelea por la división y por un lugar en playoffs. MNF en Tampa el siguiente paso antes de la revancha en el Superdome y el partido de la última semana ante los Panthers. Se viene bien duro el final.

Se estuvo ahí, a nada de derrotar a los Steelers en Heinz Field, se jugó un partidazo, se aprovecharon las ausencias en la defensiva rival y se peleó de par a par con uno de los mejores equipos de la liga, pero los Steelers también aprovecharon por su lado, al no estar Jimmy Smith, entre Big Ben y Antonio Brown se requetecontra forraron. En el ataque, Alex Collins estuvo imparable, no hubo como frenarlo en un partido que no merecía tener el final que tuvo, Joe Elite Flacco demostró no conocer el reglamento en esa última captura/fumble donde el balón salió de la cancha, quedaban 0:08, el árbitro acomodó el ovoide, el reloj volvió a correr y cuando se dio cuenta, el partido ya había terminado. A pesar de la derrota, los Ravens siguen dependiendo de ellos mismos, visitan Cleveland, luego reciben a los Colts y cierran en Cincy. Schedule bastante accesible, así que la posibilidad de verlos en enero está ahí a la vuelta de la esquina.

No sé si exagere con lo que voy a decir, pero los Chargers de hoy en día, estos mismos que comenzaron 0-4 la temporada y tras ello registran un 7-2, representan la mayor amenaza al reinado de los Patriots en la AFC, sí, me la juego, por sobre los Steelers, e incluso por sobre los Jaguars. Si la temporada hubiese empezado en octubre, este equipo estaría luchando por una semana libre en enero, porque por fin está haciendo valer todo el talento que hay dentro de ese roster, el año pasado se lesionaron casi todos, este año están enteros, no falta casi ninguno, y como ya se acabó esa especie de maldición que los venía comiendo y ahora sí están ganando esos partidos que la temporada pasada nadie sabía cómo se perdían, tienen la primera opción para quedarse con la AFC West, y van este sábado a Arrowhead a jugar una finalísima contra los Chiefs, ambos 7-6, va a morir gente ahí.

Imaginemos por un momento lo que sería capaz de hacer Russell Wilson si tuviese algo de ayuda, bueno, ya la tuvo, y así ganó un anillo de Super Bowl hace unos años. El tipo ha jugado solo casi toda esta temporada, hace lo que puede, y así ha logrado mantener a los Seahawks dentro de todos sus partidos. Independiente del resultado final, es gracias a Wilson que este equipo la pelea siempre, y no se le puede dar nunca por muerto. Ya es el QB que más pases de TD lanzó en 4Q en una temporada y tras la lesión de Carson Wentz, quedó como candidato firme al MVP tras Brady y Antoñito Brown, lo merece, tanto o más que ellos. El warning alert de la semana: Van los Rams a Seattle, si no ayuda alguien a Wilson, hasta el próximo año no más.

Ir a Glendale siempre representa un grado de complejidad, pero un equipo como los Titans, con posibilidades ciertas de entrar a playoffs, debía salir con la victoria de ahí, y pasó todo lo contrario (“El menos convincente de entre los contendientes”, ¿Lo recuerdan?). Mariota se vio mal, incluso terminó lesionado según lo señalado por Mularkey. Salvo el TD de Henry en el 2Q, se produjo poco y nada en ofensiva y se terminó perdiendo contra unos Cardinals que ni siquiera tuvieron la necesidad de llegar al endzone. Ya no se tiene el primer lugar en la AFC South, pero se está en puestos de Wild Card y sin depender de nadie más que de sí mismo. Visita a la bahía y luego 2 fuertes para cerrar en casa: Rams y Jaguars. Si juegan como en Arizona, difícilmente lleguen a enero.

Matt Stafford estuvo en duda toda la semana en la previa frente a los Buccaneers, finalmente fue cojera de perro no más y jugó uno de sus mejores partidos del año (36 de 44, 381 yardas, 1 TD, 2 INT). Se llegó al 4Q ganando 21-7, pero se empezó a complicar y el partido se empató faltando 8 minutos. Es en estas situaciones donde se agradece tener un pateador de la talla de Matt Prater, que ganó el partido con ese FG sobre el final y le dio vida a los Lions en la carrera por llegar a playoffs. Reciben el sábado a los Bears, van en navidad a Cincinatti y cierran en Ford Field contra los Packers. Se puede todavía.

De la nada empezó la recuperación de los Cowboys, se le ganó de forma categórica a los Redskins la semana pasada y había que aprovecharse ahora de los horrendos Giants, ya con Sean Lee de regreso. Se llegó empatado a 10 hasta bien adentro del último cuarto, donde recién se inclinó el panorama de una vez por todas, primero con Jason Witten y luego con Rod Smith x2. Se dejó clara la diferencia de jerarquía que existe hoy en día con el peor equipo de la división y las chances de jugar en enero siguen intactas. Visita a Oakland para jugar en SNF, ¿Te imaginas llegar 8-6 a navidad y recibir a Zeke de vuelta con la confianza a tope? Va a estar bueno eso.

La vida sin Aaroncito, semana 8: Corrió la idea durante un momento, de que iban a ser los Packers los encargados de desvirgar a los Browns, se perdía 21-7 y solo faltaban 15 minutos, pero se avisparon, lograron emparejar las acciones, obligaron el overtime y lo demás fue sentarse a esperar el regalito que tarde o temprano iba a llegar, Kizer se vistió de viejo pascuero, pasó por caja y los quesos se terminaron quedando con un partido que debieron haber perdido. 7-6, más vivos que nunca y un viaje a Carolina next week, ¿Con Rodgers de vuelta? Se sabrá durante la semana.

DATO: Brett Hundley en su carrera en overtime: 2-0, Aaron Rodgers en overtime: 1-7.

Hasta que un día los Chiefs volvieron a ganar y Kareem Hunt se acordó de producir más de 100 yardas y de cómo se anotaba un TD (no lo hacía desde la semana 3). Se volvió a la vida, se recuperó aire y ahora viene el desafío más importante de la temporada el sábado: Chargers en Arrowhead, ambos con record de 7-6, uno se va a quedar liderando en solitario la división y el otro quedará in the hunt, ya sin depender de sí mismo. Será una final, digna de verla tomando #trago

Cuando tienes una tormenta de nieve bajo la cual tienes que jugar, tal película de Mickey Mouse, al toque te das cuenta que no vas a poder lanzar casi nada, solo acarrear, y los Bills se vieron en ventaja teniendo a #Lechón de su lado (32 acarreos, 156 yardas, 1 TD), aunque el TD que abrió el marcador haya sido vía aérea con Kelvin Benjamin. Era difícil hacer mucho más en esas condiciones, con la nieve cubriéndote los tobillos y con visibilidad casi nula. Todo muy parejo frente a los Colts, lo pudieron haber perdido vía Vinatieri, pero la nieve hizo lo suyo y ya en overtime, cuando ya incluso salió el sol, apareció McCoy, ya un especialista en este tipo de partidos* y liquidó el asunto. 7-6, la posibilidad intacta todavía y el duelo ante los Dolphins a la vuelta de la esquina.

*En ese famoso partido bajo la nieve entre Lions e Eagles de hace 4 años, McCoy jugaba para los Eagles, y se movió ese día como si fuese un pingüino, la rompió.

Se tuvo la chance y se desaprovechó, se tenía el mismo record que los Chiefs y tocaba enfrentarlos con la oportunidad de pasar al frente de la AFC West, pero no lograron estar nunca a la altura y ya las chances de Oakland se redujeron al mínimo, considerando que se vienen los inspirados Cowboys en el SNF y luego se cierra como visitante en Philadelphia y Carson. Ya casi no hay mañana.

Raro no anotar ningún TD y aun así ganar un partido, eso pasó con los Cardinals frente a los Titans, porque bastaron 4 FGs del veterano Phil Dawson, y una defensiva muy firme, para quedarse con la victoria frente a un equipo que juega por algo. Larry Fitzgerald ya quedó tercero en la lista histórica de yardas para un WR, sobrepasó a Randy Moss y solo Terrell Owens (alcanzable si Fitz juega todo el próximo año) y Jerry Rice (imposible) registran más que él. Chandler Jones meanwhile, pasó a liderar la liga en capturas (14) y en tackles para pérdida (24). Como podemos ver, los Cardinals tienen varias cosas a destacar, pero bueno, las lesiones atacaron en posiciones clave y eso los mermó de una. Matemáticamente todavía quedan opciones, pero ya no depende de ellos. Viaje a Washington next week.

Vengo a poner la cara, porque la semana pasada dije que no tenían ninguna posibilidad frente a los Patriots, ignorando que habían ganado 3 de los últimos 4 frente a ellos en Miami. No sé qué le pasó a Jay Cutler, jugó muy bien, y ni hablar de Kenyan Drake, la rompió toda, como en los mejores días de ese de rastas que se fue a Philadelphia, fue una de las figuras de la victoria junto a Xavien Howard que interceptó 2 veces a Tom Brady y confirmó el excelente año que viene teniendo. Los Dolphins no están muertos todavía, se vienen visitas a Buffalo y a Arrowhead antes de cerrar frente a los Bills en Miami. ¿Te imaginai ganan esos 3, terminan 9-7 y entre medio se caen los Titans y los mismos Chiefs? Sería un milagro de navidad.

No podís perder contra los Bears, y menos de esa forma tan humillante, solo el TD de LaFell en el 1Q, nada más, completamente dominados, sin poder hacer nada. Este equipo no logró recuperarse de la derrota frente a los Steelers en el Club de la Pelea ese que jugaron hace una semana. Fue tal que Dalton fue enviado al banco y terminó jugando McCarron. Hace rato venimos hablando de la continuidad de Marvin Lewis, ¿Sobre azul a final de año? Lo esperamos.

Los Redskins comenzaron a quedar afuera de playoffs la semana pasada en Dallas, lo del domingo en Carson fue solo la confirmación definitiva. Eliminados ya matemáticamente de toda opción, el principal foco en Washington durante las próximas semanas será el futuro de Kirk Cousins, si hay o no hay contrato, si lo largan, si lo regalan a cambio de algún pick, o lo tradean por otro QB, etc, se hablará harto al respecto. Salió a hablar Josh Norman, decepcionado, dijo que esperaba otro rumbo esta temporada, pero ya no fue y solo se jugarán los últimos 3 por cumplir.

Y un día volvieron a ganar los Broncos. Luego de un auspicioso comienzo de 3-1, perdieron 8 seguidos y cayeron en la más absoluta desgracia entre medio antes de obtener su primera blanqueada desde el 20 de noviembre del 2005 ante los mismos Jets (27-0 fue esa vez). Es poco lo que ya se puede hacer a esta altura del año, solo cerrarlo dignamente. A ver qué nos depara ese TNF en Indy.

Una lástima la lesión de McCown. Se le vio muy emotivo en la conferencia post partido en Denver, casi a modo de despedida, sintiéndose muy orgulloso y agradeciéndole a sus compañeros, como si fuese el final, como si no volviera el próximo año, aunque el OC de los avioncitos lo quiera de vuelta.

Difícil poder ganar un partido en la NFL cuando regalas 5 veces el balón, ni hablar cuando llevas todo el año a punta de turnovers. Igual se las arreglaron para empatarle el partido a los Lions en el último cuarto, pero como esta temporada no ha salido nada, lo perdieron vía Matt Prater. Lo peor de todo es que los veremos/sufriremos en el próximo MNF, a ver si al menos tratan de hacerle la vida imposible a los Falcons.

Lo que pasó con Tom Savage y su conmoción, refleja toda la temporada de los Texans. Se investigará lo que pasó ahí, porque se la diagnosticaron, pero lo hicieron volver igual y jugó la siguiente serie ya habiendo mostrado síntomas. Error grave que puede acarrear consecuencias tales como la quita de picks del próximo Draft si se comprueba la violación al protocolo de conmociones de la liga. Que se acabe el año luego no más, absolutamente para el olvido.

¿Alguna duda sobre Garoppolo? Es el QB del futuro de la franquicia, hay que cuidarlo, hay que mimarlo, hay que hacerlo sentir valorado y querido. 2 titularidades, 2 victorias ya para un equipo que hace un mes no había ganado todavía un mísero partido y ya lleva 3 en el bolsillo. ¿Será que la renovación que busca John Lynch está ya dando frutos? Un equipo que tocó fondo, solo tiene por delante crecer, y ya se está haciendo.

¿Dónde estuvo el equipo que jugó en Cincy durante el resto del año? Se lucieron todos, Howard, Cohen, Wright, Trubisky, Eddie Jackson, etc. Cuarta victoria de la temporada y la sensación de que pudieron haber mantenido una regularidad como la mostrada ante los Bengals durante toda la campaña, como desde cuando le ganaron a los Steelers por ejemplo y no ahora que el año ya está definido. Viaje a Detroit lo que viene.

Era imposible jugar ahí bajo la nieve, una locura, ese típico partido de diciembre tapado en blanco que se ve cada 3 o 4 años (Anibal Mosa seal of approval), única situación en la que Adam Vinatieri puede fallar 2 FGs relativamente fáciles para él en cualquier otro contexto, aun así se las arregló para meter el PAT que empató todo en el último cuarto, y vaya forma en que lo hizó, casi como un tiro libre de soccer fútbol, con comba, con la pelota alejándose y cerrándose de la nada para meterse en el ángulo, ello tras la ceremonia que hicieron sus compañeros limpiando la zona de toda la nieve* acumulada que había. Ya quedó como el mejor PAT de la historia.

*No es el primer FG que Vinatieri mete en situación extrema de nieve, ¿Se acuerdan del Tuck Rule game en enero del 2002? Ahí ganó él ese partido.

No dejó de ser chistosa la estadística que tiró la transmisión de Fox cuando Eli Manning entró a jugar su primera serie frente a los Cowboys: “Started 211 of last 212 games”, ello mientras recibía una ovación en el Metlife. La gente lo ama, tiene memoria y no olvida lo que les ha dado a lo largo de su carrera. Un pasado glorioso, y no queda otra, porque ya sabemos que el presente de este equipo, y el de Eli, es como el hoyo.

Veamos primero el vaso medio lleno, Josh Gordon anotó su primer TD en 4 años* y está jugando como si nunca hubiese estado fuera, su jerarquía es indudable y ya el próximo año vamos a estar viéndolo como top 5 de la liga, tal como antes de sus suspensiones. Y eso sería todo, porque ni siquiera la llegada de un nuevo GM pudo hacer el milagro, que estuvo más cerca que nunca este fin de semana frente a los Packers, a quienes se les estuvo ganando 21-7 llegando al 4Q. “Es hoy” dijimos todos, incluso no faltó el que apostó por ellos en la previa, pero no se pudo producir más en ofensiva, los quesitos lo empataron en la última, forzaron el overtime y a Deshone Kizer se le ocurrió ponerse a jugar a las naciones justo cuando las papas quemaban, tiró el balón a la chuña igual a cuando sorteai el culo y lo interceptaron. Pobres cafecitos, por primera vez en la historia, un equipo empieza 0-13 en años consecutivos. Si hacemos una encuesta sobre cuál es el peor equipo de la historia, probablemente ganen, o bueno, quizás ni eso ganen, qué sé yo.

*El último TD de Josh Gordon en temporada regular fue el 15 de diciembre del 2013 en la derrota 38-31 ante los Bears en Cleveland. En la tercera semana de preseason del año pasado anotó uno también frente a los Buccaneers, ese fue el último que hizo jugando para los Browns.

The following two tabs change content below.
NFL fan desde 1997. Las malas lenguas dicen que soy popular.

Comments

comments

chudox

About Joaquín Candia

NFL fan desde 1997. Las malas lenguas dicen que soy popular.