Power Ranking Popular, Week 13

Tweet about this on TwitterShare on Facebook18Share on Google+0Email this to someonePrint this page

 

La semana de la suerte, buena o mala dependiendo de cada caso en particular. Ya estamos en diciembre, todos juegan por algo, algunos por esa semana libre en enero, otros por jugar al menos un partido en enero y otros tantos simplemente esperan ganar uno que otro juego de acá a fin de año, o lisa y llanamente quedar lo más arriba posible en el próximo Draft.

La semana 13 nos dejó varias cosas interesantes, a saber:

– La primera victoria de Jimmy Garoppolo en los 49ers

La tremenda cagada El triple empate que quedó en la AFC West

– El regreso de Josh Gordon tras casi 3 años

– El primer partido de los Giants sin Eli Manning desde noviembre del 2004

– El primer coach en la temporada que se va despedido

– La carnicería entre Steelers y Bengals

Poné play y dale

Un viejo conocido vuelve al primer lugar de este humilde ranking. Todas las semanas aparece un nuevo dato que habla de la grandeza de esta dinastía. Por 15to año seguido, los Patriots ganan 10 o más partidos en una temporada y Tom Brady (nuevo candidato al MVP desde el día de hoy para este servidor) se convirtió en el 4to QB en la historia en llegar a las 65000 yardas, alcanzando además la victoria N° 55 de su carrera en diciembre (ningún QB ha ganado más en un mes calendario cualquiera que él). En una muestra más de su espíritu competitivo, le dijo de todo al coordinador ofensivo tras una mala jugada que terminó en nada durante el 1Q en Buffalo. O sea, que un tipo que lo ganó todo, y varias veces, siga obsesionado con esos pequeños detalles cuando no tiene que demostrarle nada a nadie, habla simplemente de lo extraordinario que es como deportista, fue un pase incompleto que derivó en un FG estando el partido 0-0, nada más que eso, después iba venir otra serie y ya está, pero no, él se frustra cuando esas cosas no le salen porque busca la perfección siempre, y por eso es que es y será el más grande de todos. Viaje a Miami en MNF la próxima semana.

Otra clase de cómo ir sobrellevando un partido parejo y dar el zarpazo en el momento justo, ya lo hicieron contra los Rams, lo repitieron en Thanksgiving contra Detroit y lo volvieron a hacer en Atlanta. Perdían 9-7 entrando al último cuarto, en la primera jugada concretaron vía Kyle Rudolph y luego clausuraron por todos lados. Julio Jones venía de registrar chorrocientas mil yardas la semana pasada, le pusieron a Xavier Rhodes y solo atrapó 2 pases para 24 yardas. Ya dijimos que es el mejor CB de la liga hoy por hoy. Insistimos en que estos Vikings no son esos del 98 que te metían puntos hasta por las orejas, los de este año son más equilibrados, lo tienen todo, y con la derrota de los Eagles en Seattle, ya agarraron el #1 en la NFC. Vaya partidazo el que les toca este domingo en Carolina.

Hora de aterrizar un poco, no siempre se puede vivir de fiesta, de baile, de putas y de pasar por encima de tus rivales. Ir a Seattle implica siempre pasarla mal, aunque se gane, lo cual no fue el caso acá, siempre superados por los Seahawks, de principio a fin, aunque Carson Wentz se haya acordado en el último cuarto de que es un crack y nos haya deleitado con un par de jugadas notables, cometió errores propios de novato (como ese fumble que derivó en un touchback, la jugada visagra del partido), porque es humano también y no siempre vas a jugar en modo Aaron Rodgers. Ahora, el duelito que se les viene en el Coliseum contra los Rams oye…

Philadelphia venía muy encumbrado, demasiado, y con la derrota ante los Seahawks, se les acabaron varias rachas:

– Victorias seguidas (quedó en 9)

– Victorias seguidas por más de 10 puntos (quedó en 5)

– Partidos seguidos anotando más de 20 puntos (quedó en 15)

– Partidos seguidos anotando más de 30 puntos (quedó en 5)

– Partidos seguidos corriendo para más de 175 yardas (quedó en 3)

– Partidos seguidos de Wentz con 2 o más pases para TD (quedó en 7)

Con la victoria en Glendale, los Rams aseguraron su primera temporada con record ganador desde el año 2003, el cual fue el último de Kurt Warner en la franquicia, todavía corría Marshall Faulk y tanto Torry Holt como Isaac Bruce le ponían weno aun*. Ya eran 13 las campañas sin terminar con más victorias que derrotas, la racha más larga que estaba vigente en la liga. Otro logro más de McVay ¿Alguien va a votar por otro que no sea él como head coach del año? El que me diga que sí, voy y le quemo la casa #TeamMcVay

Los Rams de la temporada 2003 terminaron con record de 12-4, ganaron la NFC West y tuvieron derecho a una semana de descanso, pero perdieron en las divisionales frente a los Panthers de Jake Delhomme y compañía.

La lesión de Ryan Shazier apenas iniciado el partido en Cincy pegó fuerte, el equipo tuvo la cabeza en otro lado durante toda la primera mitad y eso se notó con la pobre producción, tanto ofensiva como defensiva, pero en el segundo lapso cambió todo, se mentalizaron todos, se acordaron que tenían que jugar y fue otro partido. Le’Veon Bell aprovechó el regalito de Willie Jackson (que creyó que ya había pisado la línea) y abrió el panorama, la defensiva además empezó a mover la raja, limitó a solo 3 puntos a los Bengals y luego lo empató Antoñito cerca del final. Los Steelers no estuvieron arriba del marcador en ningún momento durante el MNF sino hasta la última, cuando el Mago de Boz lo ganó con un FG por tercera vez en 4 semanas y mantuvo intactas las posibilidades de llegar empatados a jugar a Foxborough dentro de 2 semanas y definir ahí el #1 en la AFC, a menos que los encumbrados Ravens en el próximo SNF digan otra cosa…

La rivalidad Steelers – Bengals está cada día más caliente, lo que se notó con varios caídos de un lado y otro. El golpazo de Smith-Schuster al flaite Burfict fue hermoso, tanto que lo sacó del partido, le cobró todos los golpes que le dio a Antonio Brown y a Le’Veon Bell en años anteriores. Eso es Karma, del duro, aunque al bueno de JuJu lo terminaron suspendiendo por su buen acto.

Ya se acabó la búsqueda del novato ofensivo del año, Alvin Kamara se convirtió en el tercer rookie de la historia en registrar 600 yardas por tierra y otras 600 por aire. Anotó 2 TD frente a los Panthers el domingo y junto con Mark Ingram, fue de lo más destacado en la importante victoria frente a los Panthers en el Superdome. 9-3 y el liderato en solitario de la NFC South tras la derrota de los Falcons, a quienes visitan este jueves, un lujo para abrir la semana 14.

Cuando Blake Bortles juega como lo hizo frente a los Colts (26 de 35, 309 yardas, 2 pases de TD, 0 INT), este equipo es candidato en serio. Si tan solo fuese un poco más regular y no le dejara todo el peso a la defensiva elite de estos Jaguars cuando lo empiezan a interceptar, estaríamos hablando de un candidato a ganarlo todo. Hace poco hablamos de los fake punts, otra vez les salió uno el domingo, la confianza está a tope en los equipos especiales, sacando trucos casi todas las semanas. Hablando de la defensiva, Calais Campbell llegó a 12.5 capturas esta campaña, record total en una temporada para la franquicia, que acumula 46 en el año (record también) y te detiene por todos lados, si no es el front seven, es la secundaria. ¿La mejor defensiva de la liga? Si no lo es, pega en el palo seguro. Ojo con lo que viene, partidazo ante los Seahawks.

¿Qué pasará el día en que Russell Wilson tenga delante suyo una OL que realmente lo proteja? Ahí dejaría de ser Russell Wilson, pasaría a ser un pocket paser y no lo veríamos casi nunca corriendo por su vida y terminando con jugadas extraordinarias, perdería su esencia y ya no tendría mucha gracia verlo. Victoria importantísima contra un equipazo, se lo redujo a poco y nada y de paso le dio un mensaje a toda la NFC. Por muy mermada que esté la Legion of Boom, estarán ahí, firmes hasta el final. Toca viaje a Jacksonville, y bueno, esa OL de papel se tendrá que ver las caras con todos esos demonios que ya huelen sangre en ese uniforme número 3.

Se preveía un partido muy parejo en el Superdome, y así empezó, con un palo de cada lado en el 1Q, luego, con el partido 14-7 a favor de los Saints, un fumble del punter en un despeje dejó a New Orleans con una muy buena situación territorial y cobraron de nuevo, el partido se puso 21-7 y los Panthers, si bien lograron responder vía McCaffrey antes de irse al descanso, no lograron acercarse más. En este momento Carolina ocupa el #6 en la carrera por los playoffs de la NFC y toca recibir a los Vikings. No vaya a ser que se vengan los Falcons y todos los demás encima, está todo muy apretado, otro paso en falso más de este equipo y adiós enero.

Veo el panorama de playoffs en la AFC y me sorprendo al ver a los Titans en el #3, los Chiefs perdieron en el Metlife y ello fue aprovechado por Tennessee, que ganó casi pidiendo la hora frente a los Texans, no sin antes haber demostrado que por tierra son de lo mejor que hay en la liga hoy en día (193 yardas en tan solo 25 acarreos y 2 TD entre Murray, Henry y Mariota). Fuera de ello, he leído a varios con dudas sobre estos Titans, incluso por ahí que son el equipo menos convincente entre los contendientes, en fin. Se vienen visitas a Glendale y San Francisco antes de cerrar en casa ante Rams y Jaguars, ese último muy probablemente sea la final de la división, habrá que ver qué tal se mueven ambos de acá al 31 de diciembre.

Luego de la victoria en Seattle, la mano se venía igual de dura con los Vikings, a quienes se les mantuvo a raya hasta empezado el 4Q, pero les anotaron vía Kyle Rudolph y los Falcons no pudieron reaccionar jamás. Julio Jones muy contenido tras romperla la semana pasada y Tevin Coleman volvió a su rol complementario tras el regreso de Devonta Freeman. A esta hora, los Falcons están fuera del Wild Card. El warning alert de la semana: TNF frente a los Saints, ayayay…

Se llegó a diciembre y se jugó el mejor partido del año, parece no ser una mera coincidencia. Ya sabemos lo que crecen los Ravens a medida que se van acercando las instancias finales. Fue el mejor partido de Flacco en lo que va de la temporada también (23 de 36, 269 yardas, 2 pases de TD, 0 INT). Buen partido de la defensiva, sobre todo de Eric Weedle, que se aplicó con un force fumble y un pick six. Este equipo está cada vez más afianzado en el #6 de la AFC y depende de nadie más que de sí mismo. Lamentable la baja de Jimmy Smith, fuera por el resto del año. Se viene el clásico en Heinz Field, y en SNF. Muy lindo todo.

¿Quién iba a pensar por allá por finales de septiembre, que tanto Chargers como Raiders y Chiefs iban a llegar a la semana 14 con el mismo record? Por un lado los Chiefs cayeron en desgracia total, y por otro, tanto Raiders como Chargers aprovecharon dicha debacle, y de los 3, por lejos los que mejor se ven, hoy en día, son los de San Diego Carson, que vienen hace varias semanas jugando al pick de su rendimiento, con un Rivers que ya no regala el balón, un Keenan Allen que la está rompiendo toda y una defensiva llena de talento por todos lados. Reciben a los Redskins el domingo, tras ello viaje a Arrowhead (correrá sangre ahí), luego al Metlife a jugar contra unos durísimos Jets y cerrarán la temporada recibiendo a los Raiders. Del inicio 0-4 y del chino culiao ya no se acuerda nadie.

Los Lions fallaron en Baltimore tal como falló la primera etapa de la demolición del viejo Pontiac Silverdome*. Muchos errores durante la primera mitad, y cero puntos a favor para irse 0-20 al descanso, remontaron 13 puntos en el 3Q, estuvieron ahí a una posesión faltando 7 minutos pero vino la debacle, Stafford quedó a media máquina, los Ravens se escaparon y sellaron con un pick six. Se depende de sí mismo todavía, pero el bajón de rendimiento es notorio. Hay que ganar en Tampa, o se acaba el año.

El Pontiac Silverdome, fue la casa de los Lions entre 1975 y el 2001, además de ser sede del Super Bowl XV, de Wrestlemania 3 y de 4 partidos del mundial de Estados Unidos 1994. Llevaba varios años abandonado y el domingo comenzó, o algo así, el proceso de demolición del recinto.

Alfred Morris fue seleccionado por Washington en la sexta ronda del Draft del 2012 y se tomó la liga por asalto en su rookie season (1613 yardas, 13 TD), luego fue de más a menos y el año pasado llegó a Dallas. Relegado por Zeke Elliott durante todo el 2016, encontró su oportunidad recién en estos últimos partidos, y tuvo su mejor jornada con el uniforme de los Cowboys, justamente contra su ex equipo, en un partido donde los vaqueros volvieron a la vida y se vieron como en su mejor versión del año pasado. Hablemos de Dez Bryant, a veces aparece, a veces no, pero lo suficiente para ya convertirse en el receptor con más TDs (72) en la historia de la franquicia. Mucho hemos mencionado a Everson Griffen y a Calais Campbell en la carrera por el DPOTY, pero ¿Qué tal DeMarcus Lawrence? Sin Sean Lee, parece ser él ahora el emblema a la defensiva de un equipo que se mantiene en la senda de los .500 y todavía ve posible la chance el jugar en enero, viendo por lo demás que toca duelo contra unos Giants que andan en otra. No vaya a ser que estén ahí peleándola cuando vuelva Zeke…

Si Marshawn Lynch hubiese producido todas las semanas como lo hizo el domingo frente a los Giants, me habría ido mucho mejor en el fantasy este año, por primera vez desde octubre del 2015 sobrepasó las 100 yardas, era que no, sin Crabtree ni Cooper, había que recurrir más que de costumbre al juego terrestre, metiendo de entrada un TD de 51 yardas y viéndose como el de sus mejores días en Seattle. Vaya oportunidad la que tienen ahora, 6-6, y visita a los Chiefs, ya con Crabtree, y probablemente Cooper, de regreso, es decir, con escuadrón completo. Será una final, de esas típicas que se suelen jugar en diciembre.

La vida sin Aaroncito, semana 7: Muy probablemente vuelve a practicar con el equipo esperando volver a partir de la semana 15 (Panthers en Carolina, Vikings en Lambeau y Lions en Detroit esos 3 últimos) en caso que los Packers se mantengan todavía peleando por entrar a playoffs, objetivo que recibió un tremendo empujón tras la victoria en overtime frente a los Buccaneers, en un partido apretado, donde Green Bay no se pudo desenvolver de la misma forma en que lo supo hacer en Heinz Field la semana pasada. Aaron Jones no había participado en todo el juego, pero la única que tuvo la mandó adentro y definió todo, porque no se lo requirió hasta el tiempo extra, y con ese único acarreo mantuvo vivas las esperanzas, no solo de los quesitos, sino que también de todos los que queremos ver de vuelta a Rodgers. 6-6 y visita a Cleveland lo que les toca, ojo ¿Eh?

Alex Smith: 366 yardas por aire, 70 por tierra, y 4 pases de TD. Tyreek Hill: 185 yardas y 2 TD. Travis Kelce: 94 yardas y 2 TD. Son números propios de septiembre, con los cuales uno supone que los Chiefs ganaron frente a los Jets en el Metlife, pero no, perdieron otra vez y ya fueron alcanzados por Chargers y Raiders en el liderato de la AFC West. Ya lo dijimos la semana pasada, este equipo fundió el motor, pensar que empezaron 14-0 arriba en el Metlife, e incluso pegaron en momentos clave, pero no lograron detener a los Jets en esa última serie que terminó en el TD de McCown (con un arranque digno de estudio de Sigmund Freud de Marcus Peters entre medio) y luego no lograron anotar. Sexta derrota en los últimos 7, se juegan una final en Arrowhead contra los Raiders con el barco hundiéndose, si no ganan ahí…

Qué frustrante debe ser perder como lo hicieron los Bengals el lunes por la noche ante un rival tan odiado como los Steelers. Iba todo tan bien tras la primera mitad, AJ Green se estaba luciendo y no se dejó hacer nada a los acereros, pero empezó el 3Q y partieron los problemas, primero con la conmoción de Joe Mixon, luego el pavoneo en el TD de Bell (vaya regalo ese), y después ese tremendo TD anulado a Green tras un holding de Gio Bernard. Hablemos de los graves problemas de Dre Kirkpatrick a la hora de defender pases profundos, le viven cobrando interferencias, más que a nadie en la liga.

Ya nos hemos referido varias veces a lo sucio que es Vontaze Burfict, si no es el jugador más cuma de la liga, mete podio seguro dado su prontuario. Los Steelers sobre todo le tienen una sangre en el ojo tras un par de golpes en partidos pasados, específicamente sobre Le’Veon Bell y Antonio Brown, y el lunes le tocó cobrar. Fue JuJu Smith-Schuster el encargado de hacerle sentir lo mismo que el provoca de vez en cuando en sus rivales, y con termeo incluido onda “ahí tenís conchetumare”. Debió salir por una conmoción tras el golpe y de seguro dándole vueltas el porqué de tanto odio en su contra.

Si supuestamente eran un equipo pretendiente, con la derrota en Dallas queda claro que no lo son para nada, no podían perder contra estos Cowboys porque venían horribles, y los terminaron haciendo ver como los del año pasado ¿Qué será de esa defensiva que surgió por allá por fines de septiembre? No duró nada, un par de partidos y chau. Jamison Crowder olvidó las manos, se le quedaron en el partido anterior donde la rompió. ¿Cousins? No es su culpa, queda poco y nada de OL, y ojo, que tienen que contener ahora a Joey Bosa y Melvin Ingram en la caja de fósforos. Yo que el primo ya estaría corriendo por mi vida.

Todo mal desde el inicio. Luego de una muy buena serie ofensiva inicial de más de 7 minutos, Taylor fue interceptado cuando no quedaba nada para llegar al TD, el ataque se desinfló y de ahí no se produjo casi nada más en todo el partido frente a los Patriots (solo 3 puntos en el 2Q). Lo peor vino cuando Taylor debió salir lesionado y dejarle su lugar a Peterman. Los Bills nos dejan la impresión de que tienen poco y nada para ofrecer, y si quieres ir a playoffs, necesitas mostrar algo, tener una carta de presentación, y este equipo la tuvo en su momento, pero la perdió. Vienen los Colts.

Qué equipo más duro, semana a semana deja la vida en la cancha y le hace la vida imposible a todos. Hace un tiempo atrás hablé de Josh McCown, un trotamundos de la NFL que encontró su lugar en el mundo en este equipo que a principios de temporada lo reclutó porque no había otro, casi como recogiendo lo que botaba la ola, pero él se ha dado el lujo de hacer competitivo a los avioncitos, y frente a los Chiefs logró algo que les venía costando últimamente: Cerrar un partido, McCown anotó por tierra el TD que les dio la ventaja definitiva y luego tocó sufrir con el embate final de Kansas, pero se ganó. ¿Los Jets ocuparán un lugar entre los 10 primeros del próximo Draft? ¿Les alcanzará para ir por alguno de los cotizados QB que andarán dando vueltas? ¿O seguirán con McCown? Lo que les va quedando será muy importante a la hora de responder dichas preguntas.

  ¿Quedará algo del equipo llamado a ser el gran tapado de esta temporada? Al menos regresó Winston tras 3 partidos de ausencia, pero como viene siendo todo el año, tuvo problemas con los turnovers, uno en forma de fumble devuelto para TD en Lambeau Field. Sin Doug Martin, se explotó a Peyton Barber y a Cameron Brate, pero del otro lado estaban unos Packers que aún siguen vivos y tuvieron más ganas de ganar que los Buccaneers. Ese partido frente a los Lions será uno de los pocos de la próxima jornada en que prácticamente ninguno se juega nada.

Voy a dedicarme a hablar el resto del año de Larry Fitzgerald, porque de los pocos que van quedando vivos en Arizona, es el más ilustre por lejos. El domingo quedó cuarto en la lista de todos los tiempos de yardas para un receptor, de no mediar nada raro de acá a fin de año, sobrepasará a Randy Moss y quedará tercero, y el próximo año quedará segundo tras superar a Terrell Owens. Cuando Gabbert lo buscó frente a los Rams: 10 de 10, cuando buscó a los demás: 8 de 22. No más preguntas magistrado. Fitz es amor, Fitz es vida.

Se había mantenido bien Savage durante el partido en Nashville, con el “bien” me refiero a que no se había mandado cagadas, no había regalado el balón y mantuvo a los Texans en el partido, con posibilidad incluso de darlo vuelta en esa última serie ofensiva estando abajo 17-13 pero PAF! nació Chocapic, intercepción en el endzone y luego el palazo de Derrick Henry. El kicker de nombre impronunciable también puso de lo suyo, falló 2 de 4 y el curso del partido a lo mejor hubiese sido otro si metía esos 2 que tiró afuera. Puede salir cualquier cosa de ese partido contra los 49ers que se les viene.

Por tercera vez en la historia una defensiva se aplica con 2 safeties y un pick six en un partido tras los Giants en 1927 y en 1961. Cutler correcto a pesar de sus limitaciones de siempre, Kenyan Drake ya corre solo en el puesto de RB principal del equipo. Había que aprovecharse del horrible momento de los Broncos para mantener vivas las cada vez más lejanas esperanzas de playoffs, y al menos se cumplió, se pasó por encima a un equipo sin QB y se ganó por primera vez tras 5 derrotas seguidas. MNF frente a los Patriots lo próximo, y ojo, no juega Gronkow… nah, olvídenlo, no tienen chances.

Qué muertos que están los Broncos, se los pasea cualquiera, se los bordea cualquiera, hasta los Dolphins, que se dieron el lujo de patearles un onside kick cuando el partido ya estaba definido (eso en mi barrio termina a balazo limpio). 41 pases intentó Siemian en Miami, completó solo 19, 200 yardas y 3 intercepciones. ¿Qué pasará con Elway? ¿Estará corriendo peligro su puesto? Los 2 QBs que seleccionó en los últimos Drafts ya no fueron. Hablando de QBs y Draft, Jay Cutler fue elegido por los Broncos en la primera ronda del 2006, el domingo se los comió.

Qué grande que es Frank Gore, ya es el quinto corredor con más yardas en la historia, este domingo sobrepasó a Jerome Bettis y a LaDainian Tomlinson en la lista de todos los tiempos y por ahí si juega un año más, superará a Curtis Martin y quedará cuarto. Pensar que en toda su carrera, ha jugado solamente 3 temporadas en un equipo con record ganador, y ahí sigue, constante, no se pierde un partido desde el año 2010, y eso también influye, en un deporte donde las lesiones están a la orden del día, él sigue dándole, sigue jugando. Tarde o temprano lo veremos en Canton.

Primera titularidad de Jimmy G y se ganó por segunda vez en el año ¿Casualidad? No lo creo. Si bien no fue factor decisivo, se le vio bastante bien, muy preciso, completando pases complejos y repartiendo entre varios receptores. La defensiva no permitió puntos en la segunda mitad en Chicago y Robbie Gould se encargó de ganar el partido a punta de patadas. Hay que ir a Houston, con chances de terminar el año dando una mejor imagen de la que proyectaron durante toda la temporada.

17 de noviembre del año 2004, los Giants visitaban a los Cardinals en el viejo Sun Devil y perdían por 17 a 14, el QB titular de los Gigantes en esa jornada fue Kurt Warner. Esa había sido la última vez que la franquicia jugó un partido sin tener a Eli Manning desde el arranque, pasaron 13 años, 210 partidos seguidos y 2 anillos de Super Bowl hasta el anuncio de McAdoo que le daba la titularidad a Geno Smith para el duelo en Oakland.

Chao McAdoo, manda fruta. Te tengo un tema:

*Lease cantando con la melodía de ángel para un final, ayúdenme con las palmas*

🎵 Ahora comprendo, cuál era el Giant

Que entre nosotros pasóooo

Era el más peinado el más inepto

El más cagóoooon

A Eli a la banca mandaaar

A Geno pone titulaaaaar

Puras derrotas

Dejó la cagada

McAdoo para un… final (taaaan tan tararan…)

RIP

Robbie Gould estuvo 11 años en los Bears, fue genio y figura en Chicago, se convirtió en el mayor anotador en la historia de la franquicia con 1207 puntos, además de ser quien más FGs ha anotado con ese uniforme en toda la historia (276), todo ello antes de ser cortado por el equipo en marzo del 2016. Sí, el mismo Gould que les ganó el partido el domingo, ya jugando para unos 49ers que vebían con un solo triunfo en todo el año. Karma it’s a bitch

No sé si estén al tanto de lo que sucede con la búsqueda de entrenador para los Tennessee Volunters del futbol colegial (la universidad en la cual jugó Peyton Manning), la cual está siendo un absoluto desastre. El viernes, ya apareció un rayado donde se comparaba dicha situación a la de estos Browns, también salió hablando Desmond Howard, MVP del Super Bowl XXXI con los Packers, haciendo analogía a lo que pasaba con un pañal con caca*, lo cual también cuadra con estos Browns, porque eso es lo que son hoy en día, un pañal con caca, aunque espero que nadie se lo tome literal como lo que pasó con un hincha del Sunderland de la Premier League, equipo tan o más en la mierda que estos cafecitos.

Lo único positivo: El regreso de Josh Gordon, por lejos mejor receptor que todos los demás que estaban, juntos. Que dure mucho tiempo no más, está tomando esa segunda oportunidad que le costó un montón y la tiene que aprovechar al máximo, no le queda otra.

*Me acordé de una anécdota, un día encontré tirado en la calle un pañal con caca, venía tan borracho con unos amigos de vuelta de un carrete (digo de día porque ya había amanecido), que lo abrí y me lo coloqué, como me quedaba chico, lo dejé tirado ahí no más. Saludos.

The following two tabs change content below.
NFL fan desde 1997. Las malas lenguas dicen que soy popular.

Latest posts by Joaquín Candia (see all)

Comments

comments

chudox

About Joaquín Candia

NFL fan desde 1997. Las malas lenguas dicen que soy popular.