Nota semana 15: Monstruo de tres cabezas en la NFC

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Como la semana pasada escribí mucho de la AFC, esta semana dedicaré gran parte del espacio a hablar un poco de la NFC que parece mucho más competitiva que la otra conferencia. Independiente de eso, que gran partido vimos entre los Broncos y Steelers. Pittsburgh ratificó de manera importante su peso y potencial que tiene entrando a las playoffs. Big Ben es un mariscal que va directo al salón de la fama y esta temporada solo lo han parado las lesiones. El trio de receptores de Brown, Wheaton y Bryant parecen imparables cuando Roethlisberger está bajo centro. Armado con un cañón en el brazo, nada parece imposible para el mariscal de los Steelers. Para que tengan una idea, la defensiva de los Broncos no había permitido un pasador de 300 yardas esta temporada y Big Ben casi llegó a las 400. Lo increíble es que tienen una posibilidad de quedar fuera de las playoffs, aunque dudo que no lleguen.

 

Uno que debe estar feliz es Peyton Manning, ya que Osweiller desapareció en la segunda mitad contra los Steelers y no anotaron un solo punto. Por más mala que haya sido hasta ahora la temporada de Peyton, tiene que volver bajo centro si está sano. El panorama luce complicado en Denver entrando a la semana 16. Los Chiefs han ganado 8 partidos seguidos y están a uno de los Broncos. De empatar en record, Kansas City se llevaría la división. Es más, si San Diego logra ganarle a Denver en la semana 17, si bien es algo improbable nunca se puede descartar algo entre rivales de división, quedarían fuera de las playoffs. Dicho eso, entrarán de una forma u otra me imagino.

 

Lo que sí está claro es que el MNF entre Broncos y Bengals promete ser el partido de la semana donde los dos equipos se jugaran el título de división, la semana libre de playoffs e incluso clasificar en el caso de Denver. AJ McCarron tiene buenas cualidades, pero la defensiva de los Broncos es de las mejores de la liga. Para Osweiller tampoco será fácil.

 

Volviendo a la NFC, el partido de los Panthers y Giants tuvo literalmente de todo. Tuvo períodos dominantes de ambos equipos, grandes jugadas defensivas, un duelo estelar entre Josh Norman – Odell Beckham y un arbitraje espantoso. He escrito algunas veces en este medio que no ha sido un año afortunado para las cebras, pero para este partido fue de lo peor que se ha visto. Tanto Norman como OBJ no deberían haber terminado el partido, algo evidente para todos menos para los que cobraban ese día.

 

A mi gusto, los Panthers aseguraron 2 premios individuales en este partido y armaron un caso muy fuerte para un tercero. Para mí, Ron Rivera tiene que ser el entrenador del año. Riverboat Ron ha armado un equipo que te puede ganar de todas las formas junto al GM D. Gettleman. Hace poco le ganaron a un rival divisional, los Falcons, 38-0 en la semana 14! Dejar en cero a un equipo ya es complicado, en un partido divisional más todavía y si le sumas que es en la semana 14, donde muchos equipos ya han tomado algo de ritmo al menos, es algo increíble. Como si fuera poco, los Panthers no pierden un partido de temporada regular desde noviembre del año pasado! A estas alturas un 16-0, serían solo el segundo equipo en la historia en conseguirlo, parece algo casi certero y no es necesario argumentar a favor o en contra que ,teniendo ese record, no hay quien le quite el premio. Incluso un 15-1 será suficiente.

 

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es lo bajo que ha volado Carolina en los medios. Recuerdo para la temporada 2007 que los Patriots arrollaban a la mayoría de sus rivales y tuvieron una presión altísima durante todo el año. Claro está que New England bajo Belichik y Brady son uno de los equipos menos queridos de la liga y Carolina es un mercado chico, pero me impresiona que muchos no consideren candidato a los Panthers cuando aún no han perdido un partido. Ese ha sido otro gran mérito de Rivera, usar este desprestigio, ridículo a mi gusto, para motivar semana tras semana a sus jugadores. Ahora empiezan las discusiones si deberían descansar a sus titulares la próxima semana, todavía no han cerrado la ventaja de localía en playoffs, de ganar esta semana. Teniendo una semana libre, tener a tus titulares 3 semanas sin jugar es una eternidad y se ha demostrado que les puede jugar en contra a los equipos (como a Green Bay el 2011). Además, no tienen ninguna presión extraordinaria de los medios y creo que jugarían relativamente tranquilos.

 

Otro que firmó su premio fue el próximo MVP: Cam Newton. Hace rato esta ha sido una carrera entre dos hombres, el mariscal de los Panthers y Tom Brady. Las lesiones terminaron frenando al mariscal de los Patriots en una temporada que parecía que terminaría con este premio. Eso no quiere decir que Newton no merece el crédito, todo lo contrario. Quienes son los receptores titulares de Carolina? Ted Ginn y Philly Brown. La fiscalía descansa! Si existían dudas de quien debía ganar el premio, Newton lanzó para 5 TDs contra los Giants y corrió 100 yardas. No hay nadie que haga más en la liga con menos que Cameron Newton. Hay gente que dice que su porcentaje de pases completos es muy bajo para un MVP, pero responde sobre todo en el 4Q.

 

Una de las cosas más increíbles que ha hecho es revivir la carrera de Ted Ginn. El receptor lleva este año más TDs que en toda su carrera acumulada anteriormente (10 contra 9). Pese a que le han soltado sus receptores, especialmente Ginn, una cantidad increíble de pases, Newton los sigue buscando una y otra vez a lo profundo. La doble amenaza de este mariscal con un juego terrestre sólido ha permitido más espacio a los receptores. Un gran cambio de este año ha sido la mejor técnica de pies que ha desarrollado y que ha permitido bajar su número de intercepciones junto a mejorar sus pases profundos.

 

No será fácil entregarle el premio para algunos, ya que, desde que entró a la liga, es una de las figuras más polarizantes en la NFL. Siempre me han llamado la atención las críticas a Newton, la mayoría desmedidas. He leído que algunas tienen que ver hasta con racismo. Ha hecho cosas muy tontas como celebrar un TD eufórico cuando iban perdiendo por paliza contra los Giants en un partido en horario estelar o chocar una vez de noche. Otras no tienen mucho sentido, le han llegado a criticar que a veces se pone una toalla en la cabeza tapándose la cara. Como si de algo importara! Puedo entender que a muchos no les guste el exceso de celebración cuando anota o convierte primeras oportunidades, pero hay que recordar que esto es un juego y Newton lo disfruta. Además, como él dijo en una entrevista, si no quieren que celebra no lo dejen entrar a la zona de anotación. Incluso, después de cada TD le va a regalar la pelota a un niño en el público.

 

El que aumentó sus argumentos para el defensivo del año fue Josh Norman. En el duelo de la semana contra Odell Beckham ganó de forma clara en la parte física y mental. OBJ recibió 3 castigos por faltas personales y pareció más preocupado de pelear que de jugar. Incluso, le tiró un golpe al casco totalmente malintencionado y que lo tiene, por ahora, suspendido por un partido. Lo limitó a solo 36 yardas (el pase de 40 yardas no lo estaba cubriendo) y un TD donde claramente tuvo una interferencia ofensiva grosera contra Norman sin ser cobrado por los árbitros. El estilo físico, probablemente excesivo en este partido, tuvo incómodo al receptor a tal punto que soltó un TD seguro.

New York Giants wide receiver Odell Beckham (13) and Carolina Panthers' Josh Norman (24) play during the first half of an NFL football game Sunday, Dec. 20, 2015, in East Rutherford, N.J. (AP Photo/Julie Jacobson) ORG XMIT: ERU1

 

Después de limitar a muchos de los mejores receptores a solo 89 yardas, lo comenté la semana pasada, hoy dominó a OBJ. Dominar de esta forma en una posición donde juegan Darrelle Revis, Richard Sherman y Patrick Peterson, entre otros, es algo muy destacable. Se ha convierto en un verdadero esquinero cerrojo, de los cuales prácticamente eliminan un lado de la cancha. No se me ocurre otro jugador que ha dominado y sobresalido semana tras semana como Norman. Hay mucha gente que tiene como favorito a JJ Watt, nuevamente, pero para mí no tengo dudas de quien debería ser el mejor del año.

 

Una de las razones por las que, para algunos, los Panthers no son considerados favoritos son los dos equipos clasificados de la NFC Oeste: Los Cardinals y Seahawks. Arizona ya cerró la división y es posible que tenga una semana libre. Tiene un calendario difícil de cierre contra los Packers y el mismo Seattle, al cual ya le ganaron de visita este año.

 

Bruce Arians es uno de los tres mejores entrenadores de la liga y ha demostrado una capacidad para maximizar el rendimiento de los jugadores. Es cosa de ver como revivió la temporada, antes de la lesión de Chris Johnson y la cantidad de jugadores ofensivos que han sido protagonistas semana tras semana. Quizás el mejor trabajo ha sido en la línea ofensiva, el cual consideraba una debilidad a principio de año. Han dominado las dos facetas que competen a a linieros ofensivos, especialmente por tierra donde fue muy deficiente el año pasado. El novato David Johnson está corriendo con una fuerza poco vista en los corredores de la liga y puede darle una pieza que le faltó el año pasado al equipo.

ba

 

A la defensiva, acaban de perder a uno de los mejores defensivos de la liga en T. Mathieu. Está por verse como se adaptan y si les termina costando, pero esta es una defensiva que brilla sin tener grandes nombres aparte de Mathieu y Patrick Peterson. Uno de los movimientos más notables fue mover a D. Bucannon de safety a un linebacker híbrido que llaman “moneybacker”. Un jugador perfecto que puede defender la carrera y tiene la velocidad para cubrir alas cerradas/receptores en formaciones de múltiples receptores. Por qué no juega de safety? Porque ya habían dos que eran muy buenos y Bucannon era muy bueno para perderse. Como muchos de los jugadores de esta unidad, vuelan por la cancha y juegan con una intensidad altísima. Quizás el único punto débil de la defensiva de los Cardinals es la falta de presión al mariscal usando 4 jugadores o menos.

 

A la ofensiva, Carson Palmer está teniendo su mejor temporada y parece jugar con una facilidad envidiable. El domingo pasado destruyó a una defensiva, en general, buena de los Eagles y de visita. Tuvo un golpe en la mano en ese partido, pero no le debería causar muchos problemas. Como decía, la semana 17 juegan contra los Seahawks en Arizona en lo que podría ser un partido divisional anticipado e incluso una final de conferencia. La transición de Larry Fitzgerald de ala abierta a receptor de “slot” ha provocado que las defensivas tengan problemas en contener las formaciones con 3 receptores que incluyen al velocista John Brown y a Michael Floyd que calladamente ha tenido una gran temporada. Me atrevería a decir que los Cardinals son el equipo más completo de la liga, pero la lesión de Mathieu me obliga a contenerme un poco.

 

Por el lado de Seattle, estaban en un muy mal camino y de una semana a otra volvieron a la forma que los llevó a dos Super Bowl seguidos (ganando uno de ellos y perdiendo el otro de forma increíble). Me ha llamado la atención que Russell Wilson empezó a jugar sus mejores partidos en su carrera cuando salieron reportes que cuestionaban su ética de trabajo. En las últimas 6-7 semanas probablemente ningún mariscal excepto Newton ha jugado al nivel del mariscal de los Seahawks. La defensiva está cerrando los partidos que tuvieron problemas a principio de año y han entrado en racha. Les queda cerrar con los Rams de local, equipo que siempre les da problemas, y en Arizona. Ya no tiene mucho en juego, ya que está clasificado a playoffs y no puede ganar la división. De todas formas, me imagino que los dos equipos de comodín van a querer jugar contra el ganador de la NFC Este.

rw

No sé si tiene mucho sentido ahondar en Seattle, ya que sus credenciales y últimos partidos dejan en evidencia el potencial que tienen. La pregunta es si pueden ganar 3 partidos seguidos de visita, donde nunca han jugado ni cerca de bien como de local, para llegar al Super Bowl. Se podría asumir que tendrían que derrotar en semanas consecutivas a Carolina y a Arizona para hacerlo. En los últimos 10 años, de los 24 equipos que han llegado al Super Bowl 14 descansaron la ronda de comodín y en todos al menos uno de los equipos partió jugando en la ronda divisional. Y es que la razón es simple, es muy difícil ganar de visita en la NFL en playoffs donde los equipos son muy fuertes y los climas inclementes. De hecho, en los últimos dos años todos los equipos fueron el primero en sus respectivas conferencias. Lo podrá hacer Seattle? En unas pocas semanas sabremos.

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter