Nota semana 14: Patriots y Steelers apuntando hacia arriba – El cierre de la NFC Este

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Siempre que termina cada semana pienso quienes son los grandes ganadores y perdedores. En el primer caso, los Patriots, Steelers y Eagles, o mejor dicho Chip Kelly, fueron los que sacaron cuentas alegres. Los grandes perdedores son los fanáticos de este deporte debido a todas las lesiones que han marcado esta temporada. No sé si alguien tiene recuerdo de un año donde las lesiones han marcado a todos los equipos prácticamente. Los Bengals eran uno de los equipos que habían logrado escapar, pero se acabó con la lesión de Dalton que quizás lo deje fuera el resto de la temporada. Este domingo juegan los Texans contra los Colts, ambos equipos con 6-7 y tratando de ganar la AFC Sur en un partido que puede ser clave. Lamentablemente, veremos un enfrentamiento entre TJ Yates y C. Whitehurst. No es que tenga algo contra ellos, pero todos queremos ver a los equipos que peleen por las playoffs con sus mejores jugadores. Especialmente cuando se trata de los mariscales.

 

Con el partido inesperado contra los Raiders y la lesión de Dalton, todo apunta a que las playoffs pasarán por el Gillette Stadium. De tener la primera semana libre de playoffs, serían 6 años consecutivos que los Patriots lo consiguen. El record anterior era de Bill Walsh con 4! Eso demuestra la consistencia de Bill Belichik y Tom Brady, lo increíble es que la gente ya está acostumbrada y pareciera normal que lo hagan. A los Broncos les quedan dos partidos muy complicados contra Steelers y Bengals.

 

No solo las circunstancias externas tienen entusiasmado a los Patriots, la semana pasada volvió Gronkowski y su presencia se hizo sentir de inmediato. Además volvió a las prácticas Julian Edelman. Muchos de los jugadores se están recuperando y la defensiva es de las mejores de Belichik en años. Las lesiones de Blount y Easley duelen, pero en el caso del corredor no creo que afecté el rendimiento. Es cosa de ver todos los corredores que han pasado por el sistema en los últimos 5 años con buenos resultados. Después de prometer el año pasado, y no cumplir las expectativas, James White tuvo una segunda oportunidad con la lesión de Dion Lewis y finalmente se adaptó al complicado libro de jugadas de New England. Además este equipo se puede dar el lujo de tirar 50 pases por semana.

 

Sobre la lesión de Dalton, no puedo evitar sentirme mal por este jugador. Después de 4 años de críticas sostenidas, la gran mayoría justificadas, ha tenido una temporada que le podría haber valido unos pocos votos para el MVP. Parecía que este año se sacarían el estigma de no poder ganar en playoffs con una gran defensiva y una ofensiva cargada de armas alrededor de Dalton. Esta lesión pone un grado de incertidumbre en la AFC Norte, pero no creo que pierdan la división. Están dos juegos arriba con tres semanas por jugar y quedan partidos contra los Browns y Ravens junto a uno contra Denver en Mile High. Además de que tendrían mejor record de división.

 

Mi razón para tener buen pronóstico de los Bengals es AJ McCarron. El mariscal de segundo año salió por primera vez a jugar ante un rival de división y que además es uno de los mejores de la liga. Su desempeño fue bastante bueno considerando las circunstancias y fue como un debut de la mayoría de los novatos. Tuvo grandes pases y errores tontos, uno que terminó en una intercepción devuelta a TD. Destacó que Hue Jackson le dio confianza y lo vimos lanzando profundo en varias ocasiones. Hay que ver cómo será su partido ahora que tendrá una semana completa para prepararse y no duele jugar contra los 49ers tampoco.

 

Esta lesión, curiosamente, puede provocar una gran discusión dentro de la franquicia. La misma que partió a finales de la temporada pasada con el último fracaso de Dalton en playoffs. La pregunta es si Dalton o McCarron debería ser el titular. Esta temporada ha callado las críticas absolutamente. De ganar la semana libre, Dalton tendría una semana más para recuperarse de su fractura y quizás podría jugar. En caso de no hacerlo, que pasaría si McCarron juega y gana un partido de playoffs? Sin duda que provocarán cuestionamientos sobre el futuro de la posición de mariscal.

 

Los Steelers, hoy en día, parecen el candidato más serio para bajar a New England después de la lesión de Dalton. Big Ben es uno de los mejores mariscales de su era y es un ganador probado. Como si fuera poco cuenta con una línea ofensiva de nivel, algo que no ha tenido prácticamente nunca en su carrera en Pittsburgh. Además, pese a la lesión de Bell, cuenta con una de las ofensivas más talentosas de la liga con Antonio Brown, M. Bryant. M. Wheaton y con Deangelo Williams. Este último ha sido la mejor contratación de la agencia libre pasada sin dudas.

 

Los Bengals aun ganando la división no cuentan con buenos registros en playoffs y está por verse si Dalton jugaría. Por el lado de Denver, Osweiller ha jugado bien y tiene record de 3-1, pero su línea ofensiva es cuestionable y dudo que en un tiroteo contra los Steelers o Patriots salgan victoriosos. Cuando detienen el ataque terrestre la ofensiva no es la misma. La defensiva es de las mejores de la liga, pero tampoco lo pueden hacer todo. Recordemos que con Osweiller han logrado promediar solo 19 puntos y superando los 20 en uno solo. No es precisamente una fórmula alentadora ni probada en playoffs. En resumen, creo que solo los que podrían aguantar un tiroteo contra los Patriots (considerando que estarán Edelman y Gronk al 80%-100%) son los Steelers.

 

En la otra conferencia, las playoffs están cocinadas excepto por el campeón de la NFC Este que dudo que sean relevantes en las playoffs. De hecho, probablemente a ese equipo le toque jugar contra Seattle de local. Independiente de eso, alguien la tiene que ganar en el triple empate a 6 – 7 entre Redskins, Eagles y Giants. A mi gusto, el ganador de esta división vendrá del equipo que gane en la semana 16 entre Eagles y Redskins en Philadelphia.

 

Chip Kelly ha logrado callar las críticas por un par de semanas después de ganar en semanas seguidas contra los Patriots y los Bills. Este último era muy importante al jugar contra McCoy. Incluso se rumoreaba que si Shady tenía un partido grande podía sellar el futuro del entrenador en Philadelphia. Creo que ganaron de forma justificada, aunque siempre viene bien la ayuda de los siempre indisciplinados equipos de Rex Ryan. Hace unas semanas escribí que los Bills no irían a ningún lado con Ryan y este partido los dejó con pie y medio afuera de las playoffs.

 

Bradford está empezando a sentirse más cómodo en la ofensiva y el ataque terrestre lo está acompañando. Al menos ya no veo a gente pidiendo a Mark Sanchez. Creo que el cambio más importante ha sido quitarle un rol protagónico a Demarco Murray. Así como Williams fue una de las mejores contrataciones, esta ha sido una de las peores. Le pagaron mucha plata por reemplazar a Shady McCoy y ha sido espantoso. La duda es si es un problema de sistema de juego o la temporada pasada de mucha carga tiene lento a Murray. Independiente de eso, Kelly, pese a su fama de testarudo, se dio cuenta que estaba dañando al equipo con su ineficiencia en general al correr. No es fácil admitir que uno se equivoca, incluso hay muchos entrenadores que prefieren morir en la suya. Ese fue el caso por dos años de Trent Richardson con los Colts donde fue titular mucho tiempo aun cuando para cualquier persona era obvio que detenía el progreso del equipo. Pete Carroll pasó por algo parecido cuando llevó a Matt Flynn por un contrato millonario a Seattle y al mismo tiempo reclutó a Russell Wilson. El entrenador se dio cuenta rápidamente que la mejor opción de ganar las daba Wilson y se las jugó con el novato. Los resultados están a la vista para los Seahawks.

 

Volviendo a la NFC Este, creo que los Eagles ganarán ese partido. Los Redskins han sido uno de los equipos más duros de la liga y la semana anterior acaban de ganar su primer partido de visita. Gruden apostó su futuro con Cousins y se podría decir que ha respondido de forma satisfactoria. Al menos es mejor que RGIII que seguramente tendrá una segunda oportunidad, pero dudo que vuelva a tener éxito. Talento tiene, pero su estilo no aguanta el castigo que reciben los mariscales en la NFL. Su actitud tampoco ha ayudado mucho, aunque está por verse si esta temporada ha sido una lección de humildad. Finalmente la clave será si puede adaptarse a ser un mariscal de bolsillo. Philadelphia, en ese partido, hará pesar su localía y la defensiva dominará a Cousins. Salvo un par de partidos donde fueron humillados, esa unidad ha sido bastante efectiva. Si logra entrar en ritmo el ataque terrestre se deberían llevar el partido.

 

No considero a los Giants como un posible ganador por un tema de calendario. Juegan contra Carolina, en Minnesota y contra Philadelphia. Y qué partido tendrán contra los Panthers y especialmente OBJ en su duelo personal contra Josh Norman. Para mí, este último debería ser el defensivo del año. Ayer leía que en partidos contra Julio Jones, Deandre Hopkins, Dez Bryant, Mike Evans y TY Hilton, Norman ha permitido solo 9 atrapadas para 89 yardas! Algo increíble considerando la calidad de los jugadores mencionados. A mi gusto ha sido el mejor esquinero este año. Aun perdiendo este partido, ganar la división tomará al menos un 7-9. Si Lamar Miller destrozó a los Giants, se imaginan que hará Adrian Peterson?

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter