Week 12: Equipos en los que hay que creer – Chip Kelly – Patriots@Broncos

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Equipos en los que hay que creer:

La semana pasada se habló de los equipos en los que había que apretar el botón de pánico. En esta ocasión se hablará de los que están en una especie de racha o ven con esperanza las semanas que vienen.

  • Kansas City Chiefs:

kc

En la semana 5, la temporada de los Chiefs se perdió para la gran mayoría de la gente. Esa vez, Jamaal Charles, el mejor jugador de la franquicia y pieza clave en la ofensiva, se rompió un ligamento en la rodilla terminando su temporada de forma repentina. Además perdieron contra los Bears por un punto y pasaban a estar 1-4. Como si fuera poco, la semana siguiente perdieron nuevamente y empeoraron a 1-5.

La desesperación de un equipo que parecía ser contendiente fue tal que el dueño tuvo que ratificar al menos un año más a Andy Reid y el GM del equipo. Probablemente no era necesario, pero el nivel de juego mostrado para el talento en el equipo era muy deficiente. Esto fue más evidente después de la lesión de Charles y el registro de 1-5. La ofensiva no encontraba su ritmo, limitándose a goles de campo, y Smith estaba enfocándose solo en pases cortas como rutas de escape. La defensiva hacía su trabajo, pero tampoco brillaba. Muchos ya dimos por pérdida la temporada para Kansas City.

Como suele suceder en muchas ocasiones, nunca es buena idea apostar en contra de un gran entrenador. Andy Reid puede no tener títulos, pero es de lo mejor que hay en la liga. Actualmente los Chiefs están en 6-5 después de ganar 5 partidos ganados de forma consecutiva en los cuales no ha permitido más de 14 puntos con excepción del último partido. Antes de eso, no permitían más de 20 puntos desde el 4 de Octubre. Esos malos días parecen estar atrás y Kansas City es uno de los equipos que está jugando mejor actualmente. Sean Smith, después de volver de su suspensión, se ha vuelto en una fuerza dominante como esquinero y junto al novato Marcus Peters forman una dupla difícil de vencer. Justin Houston también entró en forma de temporada después de un inicio lento y ahora está mostrando el nivel que lo llevó a firmar un contrato millonario esta temporada.

La ofensiva finalmente encontró estrategias donde Smith es más efectivo y eso ocurre cuando el ataque terrestre está funcionando en casi toda su capacidad. Esta semana que pasó se lesiono el suplente de J. Charles y terminó jugando el tercer corredor que terminó con 100 yardas y 2 TD. La línea ofensiva está abriendo espacios y acumulan yardas junto a controlar el tiempo de posesión. Siempre se la ha imputado a Alex Smith que es un mariscal (“manager”), es decir que logra mover la ofensiva de forma eficiente sin ser la gran figura. Dicho lo anterior, Smith no puede tener el brazo más privilegiado, pero Reid ha encontrado la forma de adaptar a su ofensiva de forma que su mariscal tenga el mejor rendimiento posible. Eso se llama “good coaching”, algo por cual el entrenador de los Chiefs merece todo el crédito del mundo.

A los Chiefs le quedan 5 partidos y ninguno contra un equipo con registro ganador. Peleando por el último comodín, el otro debería venir por la AFC Norte, con los Jets, Texans, Colts, Bills, Dolphins y Raiders, no hay ninguno de los anteriores que esté mostrando un nivel como el de Kansas City de forma consistente. Ojo si entran a las playoffs, porque la mezcla de correr bien la pelota y jugar una defensiva de alto nivel es receta de éxito en las playoffs. Nadie va a querer jugar en Enero contra este equipo. All in con los Chiefs.

  • Washington Redskins:

rgiii

Sin duda algo me han sorprendido los Redskins este año, quien pensaba que serían uno de los peores equipos de la liga. Si bien han sido beneficiados por jugar en la peor división de la liga, al menos según registro de W-L, nadie los imaginó que estarían de líderes de división entrando a la semana 13. La franquicia, mientras D. Snyder ha sido el dueño, ha sido un ejemplo de inestabilidad y malas contrataciones.

A principio de año, entraba RGIII en su cuarto año en la liga. Después de ser masacrado en un juego de pretemporada, salió lesionado por un par de semanas. Lo que vino después nadie lo esperaba, Jay Gruden nombró a Kirk Cousins como mariscal titular por el resto de la temporada. En la NFL hay una regla no escrita que indica que no pierdes el puesto de titular por lesión (aunque díganle eso a Bill Belichick de Tom Brady). Lo más insólito vino después. Salieron reportes que indicaban que Griffin no estaba en los planes de la próxima temporada del equipo y que, de lesionarse hasta en una práctica, le tendrían que pagar el sueldo garantizado del próximo año por más de 15 millones de dólares. Considerando que era un tremendo riesgo, para alguien que no está en los planes futuros del equipo, en vez de cortarlo lo mantienen en el equipo y lo dejan inactivo todos los partidos. Por qué no cortarlo? Nadie sabe. Además de no tener sentido, es poco honorable negarle la oportunidad a Griffin de buscar una nueva oportunidad en otro equipo. Si bien yo pienso que su carrera en la liga no va a ningún lado, no se le puede negar buscar otro trabajo.

Al mirar el calendario, tienen 3 partidos de visita, donde han perdido los 5 partidos que jugaron en esta condición, y 2 de local. Afortunadamente, dos de los cinco partidos restantes con contra los Cowboys que no ganaron un partido cuando no estuvo Tony Romo y probablemente no ganen otro. También juegan en Philadelphia en la semana 15 donde los Eagles ya podrían ver el derrumbe del proyecto de Chip Kelly. Los Bears (V) y los Bills (L) asoman como los partidos más complicados, pero ciertamente muy ganables. No suena descabellado una temporada de 8-8 e incluso una de 9-7 que sería suficiente para ganar esa división.

Le doy crédito a Washington por jugar de forma dura semana tras semana y por reinventar una ofensiva a la pinta de Kirk Cousins. Creo que han limitado al mariscal en muchos partidos, ya que en partidos anteriores se ha derrumbado en condiciones adversas. En esas condiciones, han restringido los riesgos y le han dado la opción de guiar a su equipo en series ganadoras. Creo que los grandes problemas en este equipo surgen cuando el ataque terrestre no funciona y las ocasiones que han caído en hoyos muy profundos. La aparición de Desean Jackson de vuelta en la ofensiva ayudará a Cousins a tener más opciones y estirar las defensivas.

Las veces que se han enfrentado a equipos muy sólidos o contendientes, han sido totalmente dominados y nunca estuvieron en la pelea. Si bien se ve progreso, al momento de entrar a las playoffs tendrán que jugar con los mejores equipos y no los veo ganando ningún partido. Aun cuando jueguen de local, no los veo con la fortaleza mental y talento que requiere ganar un partido de playoffs. Especialmente si uno de esos equipos son los Seahawks y los Packers. No me subo al bote de los Redskins, en realidad a ninguno que venga de la NFC Este actualmente.

  • Tampa Bay Bucaneers:

En una nota anterior, mencioné que el trabajo de Lovie Smith corría peligro en gran medida por no arreglar una defensiva con un gran talento y que había sido humillada en varias ocasiones. Tomó varios partidos, pero finalmente las piezas están encajando en su sistema. Esto fue muy evidente en la semana anterior contra Philadelphia donde maltrató a la ofensiva de Chip Kelly de visita. Lavonte David está jugando a un nivel de acuerdo al contrato que firmó la presente temporada. El dominio se empieza a notar y los ayudará que en su calendario restan pocas ofensivas explosivas.

Sin embargo, creo que una de las grandes razones del éxito de los Bucs (junto a la defensiva) es el rendimiento creciente, semana a semana, de Jameis Winston. En la semana 1 por primera vez en la historia jugaron en contra las dos primeras selecciones del draft (#1 Winston y #2 Marcus Mariota). El segundo anoto 4 TDs y el primero tuvo un partido horrible con pérdidas múltiples. Muchos se preguntaban si se arrepentían de no haber tomado al mariscal proveniente de la universidad de Oregon.

Desde entonces, Winston ha ganado 5 partidos y Mariota solo 1, aunque estuvo lesionado un par de partidos. Obviamente son dos equipos con realidades distintas, los Titants despidieron a su entrenador antes de la mitad de la temporada, pero el progreso semana tras semana de Winston es evidente. La semana pasado anotó 5 TDs contra una muy buena defensiva de los Eagles. La línea ofensiva fue una de las peores de la liga el año pasado y este también partió lento, pero de a poco se han afirmado y le han dado mejor protección a Winston. No solo eso, Doug Martin, quien estuvo cerca de ser cortado la temporada pasada, está reviviendo su carrera y ha sido un gran aliado para su mariscal.

El calendario que les queda es relativamente accesible y están peleando codo a codo un puesto como comodín de la NFC con los Seahawks, Falcons, Redskins, Giants, Rams y otros. Suelo decir que en condiciones ideales a un entrenador y GM les toma al menos 3 años en dar vuelta una franquicia. Lovie Smith en su segundo año está dando signos de ello, pero le falta consistencia semana tras semana. Los Bucaneers están a un año de competir con el resto de la conferencia con un buen draft. Este año, se quedarán cortos.

Semana clave para Philadelphia:

ck

Ya estamos en la semana 13 de la temporada, las apuestas y los riesgos empiezan a crecer a medida que las playoffs se acercan o los trabajos empiezan a peligrar. Algunos tienen la oportunidad de dar un golpe de confianza y otros ven como se derrumba su proyecto.

En Philadelphia, Chip Kelly está en una situación muy complicada. Llegó como un revolucionario a la liga hace dos años y tuvo temporadas ganadoras en ambos. Logró convencer al dueño de que fuera entrenador y GM, algo que no sucede mucho en la liga por la complejidad y dedicación que necesita. Sacó a dos figuras del equipo, uno por intercambio de jugadores, en Desean Jackson y Lesean McCoy. La creencia era que el sistema podía superar a algunos jugadores puntuales y que la pieza clave era el mariscal. Por lo mismo, canjearon por Sam Bradford que creían estaba mejor adaptado al sistema de Kelly. También contrataron a dos corredores que encajaban mejor en el sistema. Además le pagó una millonada a Byron Maxwell para que sea el esquinero principal y arregle una secundaria desastrosa en años anteriores.

Los partidos de pretemporada le estaba dando la razón a Chip Kelly, ya que la ofensiva era una máquina de convertir puntos. Si bien no eran partidos oficiales, los equipos si ponen a sus defensivas titulares especialmente en el 3 partido. En aquel, Bradford humilló a una subestimada defensiva de Green Bay.

Hasta ahora, esta temporada ha sido una lección de humildad para Kelly y la franquicia. Bradford no ha sido lo que esperaban y cuando estaba empezando a entrar en ritmo se lesionó. Demarco Murray, que fue el mejor corredor la temporada pasada, ha sido una decepción gigantesca para los Eagles. Me tocó ver el MNF entre Falcons y Eagles en el Georgia Dome y hubo algo que me llamó mucho la atención. Tradicionalmente cuando los partidos se acaban todos se dan saludos por lo menos cordiales y al único jugador que vi irse de la cancha sin despedirse fue a Murray. También ha hecho comentarios públicos sobre su disconformidad bajo esta ofensiva.

Por otra parte, Bradford se ha visto principalmente muy incómodo en esta ofensiva. Es diferente jugar en un equipo donde eres una eterna promesa, como jugador y franquicia, a ir a una donde todos esperen que ganes y seas carta para ir al Super Bowl. Esa era el ánimo que traía Chip Kelly esta temporada. Dicho eso, creo que Bradford puede brillar si Kelly está dispuesto a cambiar algunas cosas y darle más flexibilidad a su mariscal. Nunca vi a este jugador tan indeciso y dubitativo en los partidos que jugó por los Rams. Mucho de eso es confianza y es algo que te puede entregar un buen entrenador. Es caso de ver como cambió, junto a un buen sistema, Alex Smith con la llegada de Jim Harbaugh.

Por el lado de Kelly, corre el riesgo de pasar a ser uno de los visionarios de la última época a tener uno de los proyectos fallidos más notables del último tiempo. La liga, al igual que en cualquier lugar, está llena de egos y la reputación está en riesgo. Cuando vas ganando, es fácil que los jugadores “compren” la idea o proyecto que puede tener un entrenador. Es cuando las cosas no van bien que se destacan los que verdaderamente saben hacerlo excelente. Ese es el caso, como comenté en el tema anterior, de Andy Reid que hizo ajustes y ha ido superando la adversidad. Al parecer los jugadores, algunos al menos, todavía compran el concepto de Kelly, pero la paciencia no es eterna. No se puede además desestimar que Kelly quiera arrancar de esto y volver al futbol americano colegial donde fue más exitoso.

La semana pasada jugaron contra Detroit. Los Lions sufrieron un golpe de timón donde el GM, el Presidente del equipo y el coordinador ofensivo fueron despedidos. El entrenador está en el limbo y probablemente pierdan su trabajo. Pese a eso, lograron ganar dos partidos seguidos contra buenos equipos y ha comprado tiempo hasta el final de la temporada al menos. Hay veces que los equipos que juegan con nada que perder son muy peligrosos. Fueron humillados por segunda semana consecutiva y los rumores sobre una salida de Kelly son más fuertes que nunca. Seguramente el dueño de los Eagles debe haber reflexionado sobre el impacto que tuvo Detroit después de los despidos.

Hay una especie de ayuda de su división donde ningún equipo se ha logrado despegar. Kelly puede sacar provecho de ese tema y entrar en una racha para ganar la división. De quedar eliminado con registro negativo, esto puede terminar mal para todos. Dicho eso, la defensiva de los Eagles debe ser de las 10 mejores (aun pese a haber sido humillado por Tampa Bay) y normalmente mantendrán en la pelea a su equipo. Es posible que ganen su división, ya que en la NFC Este parece que nadie quiere ganar. Si perdió el vestidor, ya no hay vuelta atrás. En pocas semanas sabremos si Kelly es un buen entrenador o un gran entrenador.

Mi pronóstico es que se queda en los Eagles, pero van a nombrar un nuevo GM. Sin embargo, 2 o 3 partidos más como los de las últimas dos semanas y no quedará cabeza que cortar.

Broncos – Patriots: más dudas que respuestas

bo

El domingo pudimos ver un partido maravilloso bajo la nieve entre estos dos equipos que no decepcionó. Se fue a extra tiempo donde los Broncos finalmente ganaron. Pese a los resultados, los Patriots tampoco perdieron considerando las circunstancias.

En el partido vieron como dos de sus mejores jugadores, Hightower y Gronkoswki salieron lesionados. En particular la segunda fue dolorosa de ver en el momento. Un jugador fuerte como Gronk se revolcaba en el suelo del dolor, y considerando su historial de lesiones, todos temieron lo peor. En el documental “Do Your Job” de NFL Films, Belichik admite que una de las razones para haber ganado el Super Bowl la temporada pasada fue tener al ala cerrada toda la temporada y saludable.

Gronk es el mejor jugador en su posición comparado al número dos en la liga. Es un excelente bloqueador, es muy rápido para que lo cubra un liniero, muy grande para que lo cubra un esquinero y todas las semanas se las arregla para hacer jugadas grandes. Hightower fue uno de los héroes en el campeonato anterior al taclear a Lynch, que tenía camino abierto al TD, con el hombro después de sacarse a R. Okung de encima. La jugada siguiente Butler interceptó la pelota y se acabó el partido. Después que se lesionó el domingo pasado, la ofensiva de los Broncos entró en ritmo con el juego terrestre y no pudo ser detenida. Aun así la defensiva de NE jugó un partidazo, especialmente Malcolm Butler.

Los Patriots entraron sin Edelman, Amendola, Dion Lewis, J. Collins y terminaron además sin Hightower y Gronkoswki. Aun así los Broncos necesitaron del tiempo extra para vencerlos. Con excepción de Lewis, todos deberían volver a jugar a las playoffs. Qué bueno sería ver ese mismo partido en esas condiciones, especialmente porque puede ser en New England. Lo de Brady con la serie para empatar el partido fue increíble considerando que ya no tenía receptores de nombre y tuvo un problema con el reloj que casi acaba el tiempo para empatar. Hubo, sin duda, muchos cobros dudosos, pero la jugada que cambió el partido fue un balón suelto de Harper. El día siguiente perdió el trabajo por lo mismo. Los Broncos tuvieron suerte en al menos otros 3 balones sueltos que terminaron en sus manos.

Por parte de los Broncos, aplaudo el trabajo de Osweiller. No fue espectacular, pero aguantó una paliza tremenda bajo la nieve que no paró en Mile High. Los Patriots le llegaron constantemente y le dieron unos golpes durísimos. Muchas veces salió visiblemente con dolor después de alguno. Su mayor mérito ha sido limitar las pérdidas que estaban condenando al equipo cuando jugaba Manning y ya lleva un registro de 2-0 como titular. Peyton debería estar por volver, pero la pregunta es quien jugará de titular?

Asumo que le darán el trabajo de vuelta a Manning, pero tendrá rienda corta como nunca antes en su vida. Al menos los Broncos ya han tenido la oportunidad de ver que ofrece el futuro.

Mi gran duda del domingo es, que está pasando con el arbitraje en la NFL? Nunca he sido de quejarme del arbitraje, y ciertamente no lo considero una excusa jamás para determinar un partido, pero hubo unos cobros muy pobres (en particular una interferencia ofensiva a Gronkoskwi) que tenían a todo el mundo preguntando qué partido veían los árbitros. Lamentablemente, esa actuación de ese grupo de árbitros no ha sido aislada. En al menos 3 semanas seguidas he visto partidos de horario estelar, el cual ha sido interrumpido constantemente por errores e indecisiones de los árbitros. En la semana anterior ocurrió el “Whistle Gate”, una jugada muy confusa que le quitó un posible TD a los Patriots. Además, para peor, los árbitros aplicaron mal el reglamento. La liga acaba de suspender a parte de la cuadrilla que arbitró Cardinals – 49ers el domingo, por lo que claramente ha sido un tema esta temporada para pesar de todos.

Todas las situaciones son remediables, pero donde nadie entiende un poco lo que pasa es en que constituye una atrapada. Todas las semanas hay controversia en cuanto a esto y muchos jugadores ya han declarado que ya no saben bien cuando han atrapado un pase o no. El 99% de las personas en la casa ven las repeticiones, como fue el caso de Dez Bryant en la ronda divisional contra los Packers, y no tienen dudas que es un pase completo. No hay que ser experto, es simplemente el “test del pato”. Sin embargo, la gran mayoría de las veces los árbitros siguiente esta ridícula regla declara que fue incompleto. Lo vimos el domingo en un pase de Big Ben a Markus Wheaton que declarado finalmente incompleto.

Tarea pendiente para la liga en eliminar la parte gris de la regla y dejarla en blanco – negro.

Por Christopher Holmes

@cholmess

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter