La Previa de los Dallas Cowboys 2017

Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Vaya año 2016 el que tuvieron los Cowboys. Para mi, eran el mejor equipo en la NFC, pero no lo demostraron en cancha, que es cuando más importa.

El 2017, hasta ahora, no va tan bien. Jerry Jones entró al Hall of Fame, al menos. El resto, no va nada de bien. Una inquietud, ¿cuándo fue el último año donde alguien de los Cowboys no fue suspendido por uso de PED u otra razón? De verdad no lo recuerdo. Hasta se ha retirado el eterno Tony Romo. Espero que la historia haga justicia con una carrera que fue mucho mejor de lo que muchos piensan. Cuando contaba con el mejor equipo de su carrera, un golpe lo sacó de la titularidad y finalmente del deporte al perder su puesto.

La suspensión de Zeke Elliott puede ser fatal para repetir la corona de la división. Es cierto que el QB Dak Prescott ganó el premio al novato ofensivo del año, pero fue Elliott el que cargó al equipo en una ofensiva que controlaba el reloj en todos los partidos y fue creciendo cada semana. ¿Qué tan dominante fue? Fue el corredor líder de la liga por más de 300 yardas, pese a no haber jugado practicamente el último partido y medio. Vayan a explicarle eso a los que dieron los premios la temporada pasada.

¿Que esperar este año?

Dak Prescott, QB de Dallas – Foto: Getty Images

El hecho de que piense que Elliott mereció el novato ofensivo del año, no le quita mérito a la gran temporada de Dak Prescott bajo centro. Lo mejor es que ha demostrado mucha humildad a pesar de su éxito repentino.

¿Qué tan buena fue su temporada? Rompió el récord, para QBs novatos, del mejor rating y menor porcentaje de intercepciones por intentos de pase. Más aún, Prescott siempre estuvo en control. Recuerdo el partido de ida contra los Eagles, donde tuvo un muy mal partido del punto de vista estadístico, pero logró empatar y luego ganar en extra tiempo el partido. En otros, como contra los Steelers, se echaron el equipo al hombro con Zeke, cuando la defensiva no paraba a nadie. En playoffs, logró empatar un partido que se veía totalmente perdido en el 2Q. Algo tienen los QBs grandes, que nadie puede explicar. Está por verse, pero creo que Dak tiene ese factor. Además, este año tuvo/tiene por primera vez su primera temporada baja como titular. El año pasado no contó con Dez al principio y llevó a que Cole Beasley tuviera mas targets.

Zeke Elliott, RB de los Dallas Cowboys – Foto: Getty Images

En cuanto a los runningbacks, ya hablé un poco de Zeke Elliott, su aporte y valor en el equipo. Sí, ya estoy escuchando a los que dicen que cualquiera corre detrás de esa línea ofensiva. Gran error. Es cierto que esta línea es probablemente la mejor de la liga, pero una temporada de 1.600-1.800 yardas de Zeke es una de 1.000-1.200 yardas de DMC o Alfred Morris. Esas 400-600 yardas pueden ser la diferencia entre ganar partidos o no. No es que sean malos, solamente que Elliott es un corredor superior y dentro de los 3 mejores de la liga. Dicho eso, los dos corredores suplentes tienen facultados suficientes para no alterar por completo el funcionamiento de la ofensiva. Entre ambos se deberían repartir la carga y seguir dominando el reloj de posesión. Prescott tendrá mayor presión y responsabilidad, pero creo que la manejará sin mayores problemas.

En el grupo de receptores, estoy entusiasmado por ver como funciona Dak con el #88, quien es, a mi juicio, el jugador más peligroso en zona roja de la liga. Dez Bryant es un fenómeno físico y cada año mejora su repertorio de rutas, el cual era bastante limitado cuando entró. Cole Beasley sigue siendo un receptor de slot muy subvalorado y ya tiene una conexión avanzada con Prescott. El QB siempre buscaba al futuro HoF Jason Witten cuando tiene problemas.

En la línea ofensiva, tuvieron dos salidas con Ronald Leary y el retiro de Doug Free. El guardia jugó a un gran nivel el 2016 y le valió un contrato generoso en la agencia libre. Lo bueno es que ya tienen reemplazo en Collins, aunque podría pasar al puesto de tackle derecho. El puesto de LG de Dallas debe ser uno de los más fáciles de la liga. Jugar entre Tyron Smith y Travis Frederick es un privilegio y ayudan bastante al trabajo del guardia. Zack Martin es el mejor guardia de la liga. En sus 3 años, lleva 3 Pro Bowl, 2 Firs Team All Pro y un Second Team All Pro. ¿Se acuerdan que algunos, incluyendo al dueño, querían que tomaran a Johnny Manziel con su pick? El tackle derecho es una incógnita, con Collins como opción principal. Eso pondría a competir a Green y Cooper por el puesto de LG. En resumen, esta ofensiva está cargada de talento de élite por todos lados.

¿Y la defensiva? Ehhh si. ¿Por donde empezar? Al igual que los años anteriores, los Cowboys tienen varios problemas presionando al mariscal contrario. Podría haber sido mucho peor si Crawford hubiera quedado fuera mucho tiempo, pero estará para la semana 1. David Irving se destapó en el cierre del 2016 y se esperaban grandes cosas para él. Al menos hasta que lo suspendieron los primeros 4 partidos de la temporada. Demarcus Lawrence, quien tuvo la misma suspensión el año pasado, puede ser una de las claves. Las lesiones también lo frenaron y limitaron a una campaña mediocre. Si vuelve o aumenta las 8 capturas del 2015, se consideraría un éxito. La otra clave de la línea es el novato Taco Charlton. Después de fallar groseramente con Randy Gregory, esperan que domine y aporte de manera inmediata en un equipo que tiene aspiraciones de campeonato. El año pasado Aaron Rodgers destrozó a la defensiva mientras lograron solamente dos capturas, ambas por miembros de la secundaria.

Sean Lee, el puntal de la defensa de los Cowboys – Foto: Getty Images

En los apoyadores, todo parte y termina con Sean Lee. Es una maquina de tacklear y el líder indiscutido de la defensiva. Me tocó ver hartos partidos de Dallas el año pasado y no recuerdo muchas jugadas dónde alguien hiciera ver mal a Lee. Esta defensiva se derrumba en su ausencia. Hitchens y Durant aportan veteranía, pero es un grupo poco impresionante.

La masacre más grande de la temporada baja vino en la secundaria. Se fueron cuatro (4!!!!) titulares de este grupo en la agencia libre, con Brandon Carr, Mo Claiborne, JJ Wilcox y Barry Church. Carr fue el mejor esquinero el año pasado y Claiborne tuvo la mejor temporada de su carrera antes de lesionarse. Wilcox traía golpes duros todas las semanas y Church era un capitán defensivo. Entre los 4, suman 224 titularidades sus carreras. No es llegar y reemplazar ese tipo de producción y experiencia. Orlando Scandrick seguirá como uno de los titulares y trajeron a Nolan Carroll para complementar. El problema es que este último también estará suspendido los primeros 4 partidos. No hay mayor profundidad en el puesto. Los profundos están de vuelta y que buen partido tuvo Heath en la ronda divisional con jugadas importantes. Byron Jones de a poco mejora y su capacidad atlética es indudable.

Digan lo que quieran de la secundaria del año pasado, pero jugaron excepcionalmente bien considerando la poca presión al mariscal que ejercía la linea.

¿Que problemas podrían aparecer?

Lo más preocupante es la suspensión de Zeke, por lejos. También tendrán que jugar sin Irving y Carroll los primeros cuatro partidos. El calendario no parte fácil y los podría poner cuesta arriba para partir el año. El 2016 nunca miraron para atrás y eso les ayudaba en la confianza.

El problema, en particular, con Zeke es la condición en que llegara. 6 semanas de castigo, 7 con el bye, es mucho tiempo en que el jugador tiene que mantenerse concentrado, sano, en forma y libre de problemas. Tendrá mucho tiempo libre y ya ha demostrado poco juicio crítico en la temporada baja. Aun cuando lo logré, tendrá que volver al 100% de una, con el equipo con un W-L  que podría ser desfavorable a esa altura. Son pocos los jugadores que que logran volver de suspensiones extensas a un alto nivel. También está la pregunta de cómo funcionará la línea ofensiva, especialmente en el RT.

Los problemas en la defensiva tampoco son menores. Cómo van a reemplazar la producción de los 4 titulares de la secundaria? Cómo lo harán cuando Carroll esté suspendido? Aun con todos sanos, están a una lesión de ser un colador. Veremos que pasa con la presión al mariscal. Están poniendo casi todas las fichas en que Charlton aprenda rápido.

Calendario pre suspensión pone en duda el inicio de los Cowboys

Ya se mencionó las suspensiones de estos 3 jugadores importantes. Los 6 primeros partidos son contra los Giants, en Denver, en Arizona, contra los Rams y Packers, para terminar en una visita a los 49ers.

Los Giants los barrieron el año pasado. Denver tiene problemas defendiendo el juego por tierra, pero llegarán sin su mejor corredor a Mile High. Nadie espera que los Cardinals repitan lo del año pasado, hay mucho talento. No es difícil imaginar a este equipo partiendo 0-3 y 2-4 cuando vuelva Zeke. Incluso un 3-3 lo consideraría positivo. Elliott volverá a jugar en Washington, contra los Chiefs, en Atlanta y contra los Eagles. No va a poder darse el lujo de partir lento cuando vuelva.

Y después? Cierran con 3 de los últimos partidos de visita contra los Giants, Eagles y Raiders. En la semana 16 reciben a Seattle.

Por años, los Cowboys no han podido replicar una buena temporada y han rebotado al otro extremo. Por otro lado, este equipo tiene demasiado talento a la ofensiva para volver a los primeros picks del próximo draft. Las suspensiones y salidas de titulares importantes les costarán algunos partidos y eso puede ser la diferencia en entrar a playoffs o no. Veo muy posible un record 8-8 o un 9-7. Dependerá, y si se superan, del crecimiento de Dak Prescott en un difícil segundo año para los mariscales en general.

Por Christopher Holmes

@cholmess

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter