Previa de las Finales de Conferencia: Pats – Panthers al Super Bowl 50

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

13 años. Ese fue el tiempo que tuvo que esperar Carson Palmer para ganar el primer partido de playoffs en su carrera. Los números a veces engañan y los de Palmer son uno de estos casos. Tuvo malas decisiones, mecánica de pies y nervios notorios en lanzamientos sencillos. Sin embargo, tuvo quizás una de las mejores jugadas de su carrera escapando de la presión y encontrando a Larry Fitzgerald para casi cerrar el partido. Lo verdaderamente increíble es que hace no mucho se conversaba si los Cardinals tenían que cortar del equipo a su histórico receptor.

Personas en particular aparte, este fue uno de los partidos más locos que he visto. Desde el “Hail Mary”, a la moneda que no giró, la escapada de Fitz, entre otros. Cosas que no se ven ni en los mejores guiones de película. Hay que felicitar a Green Bay por pelear de igual a igual con un gran rival de visita con su 4 y 5 receptor después de la lesión de Randall Cobb.

Hay gente que dice que el partido genera dudas sobre la capacidad de Aaron Rodgers de ganar en los momentos importantes. No estoy de acuerdo, pero sí creo que se tienen que abrir eventualmente dudas sobre la capacidad de Mike McCarthy. Han perdido muchos partidos dolorosos de forma consecutiva y algo parece faltarles. Tampoco ayuda que ganar en la NFL es extremadamente difícil claramente. Diganle eso a los New England Patriots que llegaron su quinta final de conferencia de manera consecutiva, lo que en la era del tope salarial es algo impresionante.

Tom Brady ha llegado a 10 finales de conferencia en su ilustre carrera, número mayor a 27 de las 31 franquicias restantes. No más preguntas, su señoría! El jugador que lo sigue tiene 7 apariciones, lo que habla de la consistencia y excelencia a través de los años del mariscal de los Patriots. Aun así hay gente que duda de él. Obviamente no molesta que tu entrenador sea Bill Belichik.

El fin de semana pasado viendo el partido con amigos, recordamos la polémica de “deflategate”. En ese minuto salieron muchos reportes que la baja tasa de balones sueltos de los Patriots se debería a manipulación intencional con la presión de las pelotas. ¿Qué pasó esta temporada? Tuvieron una tasa aún menor que otros años.  ¿Puede ser que simplemente sean excelentes en lo que hacen? Para mí no hay dudas.

Los Broncos y Steelers jugaron uno de los partidos más aburridos que he visto de la ronda divisional. Un balón suelto fue clave y Pittsburgh perdió por solo 7 puntos. Esto fue sin sus dos mejores corredores, su mejor receptor (que además es para mí el mejor de la liga) y su mariscal disminuido por una lesión en el hombro. Si todos vuelven sanos, serán candidatos serios la próxima temporada.

Se acabó la racha de los Seahawks como campeones de la NFC. Independiente de las circunstancias particulares de lesiones y horarios programados de los partidos, ganó el mejor equipo y Seattle no juega igual de visita. Terminaron remontando, pero se metieron en un hoyo muy grande. Esos “bajones” muchas veces terminan costando caro en playoffs.

En el caso de Seattle, viene una temporada baja interesante. Gran parte de su éxito se debe a que encontraron al núcleo de su equipo en temporadas consecutivas mediante el draft. Ahora que todos recibieron extensiones millonarias de contratos, se les han ido jugadores importantes en las últimas temporadas. En la que viene tendrán una cantidad significativa de agentes libres y tendrán que ser ingeniosos para mantener un equipo contendiente.

Lamentablemente, creo que vimos el último partido de Marshawn Lynch el sábado. Beast Mode ya venía dos años contemplando el retiro y este no fue ni la sombra de lo que fue en otras temporadas.

Se vienen las finales de conferencia y tendremos otro partido entre Brady Manning. Por la NFC, por el otro lado, el equipo ganador tendrá en el Super Bowl a un pasador que nunca ha estado en estas instancias. Palmer y Newton son candidatos a MVP esta temporada, por lo que se viene un gran partido. Vamos a los pronósticos entonces:

Patriots @ Broncos

Mucho se habla de que se enfrentan Brady y Manning una vez más, lo más probable es que sea la última. Sin embargo, no es una comparación justa o lógica hoy en día. El marsical de los Patriots es quizás el mejor de la liga y viene de destrozar a una de las mejores defensivas de la liga, que venía permitiendo menos de 12 puntos por partido. Cuando juegan Edelman, Gronkoswki y Amendola, la ofensiva es prácticamente imparable.

Por el otro lado, Manning lideró la liga en intercepciones pese a haber jugado poco más de la mitad de la temporada. Tuvo tiempo para recuperarse de su lesión y una semana extra para la ronda divisional, pero aun así sus pases se vieron demasiado lentos en muchas ocasiones. Incluso en una jugada se tiró al piso porque pensó que lo iban a capturar, los árbitros lo dejaron pasar y terminó haciendo una jugada grande.

Sigo sin entender por qué está jugando Manning y no Osweiller. No es que el segundo sea una maravilla, pero a mi gusto la ofensiva se ve mejor con él bajo centro. Al menos es capaz de lanzar a lo profundo.

Mariscales aparte, este partido se va a decidir por la efectividad del juego terrestre de los Broncos contra los siete frontales de los Patriots. En el partido que jugaron en la temporada, los corredores habían sido irrelevantes hasta que Hightower salió lesionado. En esta ocasión volverá el linebacker de New England además del subestimado Jamie Collins. De detenerlos, el partido quedará en las manos de Peyton Manning. Nada bueno considerando su nivel de este año.

La defensiva de los Broncos ha sido una de las mejores en la liga este año, pero se enfrentarán a una de las ofensivas más potentes. ¿Quién cederá? El primer problema es llegarle a Brady. El mariscal de los Patriots suelta la pelota en poco más de dos segundos, el tiempo más rápido de la liga, por lo que tendrán poco más de un segundo para golpearlo o incomodarlo. Si cargas, Brady sabe identificar el “blitz” y encuentra el espacio a atacar. Aun sin Edelman y la lesión de Gronk, Brady tuvo 3 TD en ese partido en medio de una tormenta de nieve. La ofensiva “spread” o de receptores múltiples de New England es veneno puro. No solo el personal es el ideal para ejecutarla, sino que tanto el mariscal como las jugadas elegidas por Josh McDaniels son la mezcla perfecta.

Chris Harris Jr. es uno de los mejores esquineros en la ranura, pero estará limitado y es posible que no juegue. Aun jugando, está por verse como frenarán a Edelman que volvió con todo de su lesión. La clave para la defensiva será forzar pérdidas. Jugar en la altura y el viento de Mile High no es fácil para las ofensivas, algo que explotará Denver con múltiples cargas y coberturas. Brady no tiene buen registro allá y será sin duda interesante el duelo.

Los Broncos han tenido muchos problemas con los pases dejados caer por sus receptores y corredores. Sin duda será un tema a seguir ante un equipo en New England que, en general, no perdona los errores del contrario.

Denver juega de local en esta ocasión y tiene una gran defensiva, pero New England encontrará la forma de anotar puntos seguramente. ¿Podrá Manning seguir el paso en un tiroteo contra Brady? Creo que esos años ya pasaron y será finalmente la clave que definirá el partido.

 

Patriots 28 – 20 Broncos

Cardinals @ Panthers

            Que gran partido entre dos equipos que son entrenados por algunos de los entrenadores más arriesgados de la liga. Ron Rivera transformó su carrera cuando empezó a tomar más riesgos, por lo cual se ganó el apodo de Riverboat Ron (Ron El Apostador). Por el otro lado, Bruce Arians tiene como mentalidad “No Risk it, No Biscuit”.

Hablando de Arians, tomó un gran riesgo al lanzar un pase que resultó incompleto y le dio 40 segundos extras a Aaron Rodgers. Ese tipo de decisiones le puede costar caro al jugar de visita contra el mejor equipo de la temporada regular. De hecho, eventualmente se fueron a extra tiempo gracias al pase milagroso de Rodgers. Igualmente, son genios cuando les funciona y unos locos cuando sale mal. Muchas personas dicen lo mismo de Belichik, como por ejemplo cuando no tomó el tiempo fuera al final del Super Bowl 49 que terminó en una intercepción.

Volviendo al partido, Carolina salió la semana pasada como una aplanadora contra Seattle y espero ver lo mismo este domingo. Se fueron al entretiempo 31-0 y aun cuando se acercaron los Seahawks el partido se acabó en la primera mitad. A diferencia de la semana pasada, el grupo de receptores es muy superior a lo que vieron.

Habrá una gran pelea entre el ataque terrestre de los Panthers y la defensiva de Carolina. Jonathan Stewart fue el primer corredor en superar las 100 yardas contra la defensiva de Seattle en más de un año. De hecho, como equipo han superado ese número en casi 30 partidos consecutivos. Una de las gracias que tiene esta ofensiva es que corre muy bien la optativa por tierra. Para muchas formaciones similares tienen muchas variantes y eso los hace muy difícil de defender. Los Cardinals la semana pasada cedieron en la segunda mitad contra Lacy que se escapó para una corrida larga y por momentos parecían agotados.

Otro punto a favor de Carolina, al ver el partido de Arizona la semana pasada, es el cuerpo de receptores. Los Cardinals tuvieron muchos problemas para defender a personas como James Jones, Janis y otros ante la lesión de Jordy Nelson y Randall Cobb en el mismo partido. No es que el de Carolina sea una maravilla, pero sin duda espero que Greg Olsen tenga un gran partido. El resto de los receptores son muy productivos en el sistema de Mike Shula y encontrarán espacios habitualmente por la doble amenaza de Newton y del ataque terrestre.

A la defensiva, Carolina dejó en ridículo a la línea ofensiva de Seattle. El más peligroso fue K. Short, quien fue una fuerza imparable. La de Arizona es mejor en nivel, pero no ha jugado sus mejores partidos últimamente. Anticipo varias formaciones abiertas para quitarle presionadores a Palmer y que tenga más tiempo para buscar a sus receptores. El gran problema de la defensiva será anular a Fitzgerald. Desde que llegó Arians a Arizona, Fitz se movió al “slot” donde revivió su carrera. Josh Norman es uno de los mejores esquineros, si no el mejor, de la liga (al menos esta temporada), pero no defiende de manera interna. Lo probarán con Michael Floyd y John Brown, pero Fitzgerald será una figura de impacto el domingo. A favor de Carolina, sirve bastante tener al mejor cuerpo de linebackers internos con Luke Kuechly y Thomas Davis que vuelan por toda la cancha presionando y en cobertura.

Carson Palmer tuvo un mal partido el domingo y tuvo suerte que unas pelotas suyas no fueran interceptadas en momentos clave. Dicho eso, nunca es fácil ganar tu primer partido de playoffs. Especialmente con una carrera tan larga y con tantos fracasos o lesiones. Creo que se sacó un peso de encima y lanzarán por todos lados para explotar a la defensiva contraria. David Johnson tiene un mal enfrentamiento por tierra, pero puede aportar grandes jugadas recibiendo desde el backfield. En cuanto a receptores y esquineros, la ventaja va para Arizona y depende de Palmer aprovecharla si le dan tiempo.

La defensiva de Arizona tendrá un trabajo más duro. Como dije anteriormente, la pelea se dará en las trincheras. El principal desafío será mantener a Newton en el bolsillo. Calais Campbell tuvo un partido muy callado el sábado pasado, pero cuando aparece es un monstruo. Esta es una ofensiva que depende mucho de las jugadas grandes y cuando se las anulas, se complican mucho. El único partido que perdieron los Panthers en el año fue contra los Falcons donde ese fue el principal enfoque. Lograron anular el juego terrestre y los pases largos quedándose finalmente con el partido. Obviamente no es sencillo hacerlo y por algo solo perdieron ese partido.

Carolina no pierde un partido de local en más de 400 días y claramente es por algo. Me encanta el estilo de Bruce Arians y el equipo que han armado con Steve Keim, pero después de ver la primera mitad contra Seattle la semana pasada no le apostaré en contra a los Panthers.

Cardinals 27 – 30 Panthers

 

 

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter