Cambio de entrenadores por @cholmess

Tweet about this on TwitterShare on Facebook6Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Entrando a la semana 8 ya podemos especular de las posibles vacantes que queden para entrenador en jefe. A esta altura ya hay algunos que se ven inminentes, otros menos posibles. Normalmente hay 5-6 vacantes por año. Separaré en 3 grupos dependiendo del riesgo que corren y comentaré un poco del interés que generará el puesto:

 

Cambios Seguros:

 

  • Buffallo Bills:

 

Probabilidad de despido: Alta

 

El dueño de los Bills puso una meta clara antes de partir la temporada: playoffs o despidos. Mi suposición de que habrá un cambio seguro se basa, obviamente, en que no clasificarán. Hay varias razones, siendo una de las más importantes el hecho de que el entrenador es Rex Ryan. La última derrota contra los Dolphis impactó seriamente sus opciones. Ahora tienen que jugar contra los Patriots de local, pero sin su mejor jugador en Shady McCoy. Eso los dejaría en un 4 – 4, quedando visitas en 3 de 4 semanas en Seattle, en Cincinnati y en Oakland. Estos últimos dos son rivales directos por el comodín. La semana siguiente de visitar Oakland juegan contra los Steelers. Los veo terminando con 8-8 o quizás un 9-7, quedando corto en mis proyecciones del último comodín. Los Pegula se cansarán de las payasadas y bravuconadas de Rex Ryan, cortando su ciclo en solo dos años y buscando traer a un nuevo entrenador que lleve a esta franquicia a playoffs después de una larga sequía.

Se me ocurren algunas razones por las que esta franquicia podría ser un equipo que capture interés de posibles entrenadores. En primer lugar, tiene un tremendo talento acumulado a la defensiva. Dareus es uno de los mejores tackles defensivos de la liga y la presión al pasador está funcionando a un tremendo nivel. Después de un año donde se durmió el equipo en esta categoría, tienen al líder en capturas en Lorenzo Alexander y con Jerry Hughes teniendo otro buen año. Zach Brown lidera la liga en tackles y tuvo el salto que esperaron por años en Tennessee. El próximo año volverá Reggie Ragland de su lesión y podrían armar una dupla de miedo con Brown en el miedo. Lawson también está volviendo de su lesión y tienen altas expectativas para el pick de primera ronda. La secundaria tiene bastante talento con una buena dupla de esquineros, aunque Gilmore podría partir, y profundos sólidos. En el otro lado de la formación, tienen a uno de los mejores corredores de la liga y una línea ofensiva muy sólida, para algunos dentro de las 10 mejores de la liga.

Sin embargo, hay razones importantes por las que no podría generar interés de los principales postulantes. En primer lugar, es el contrato de Tyrod Taylor. Tiene un contrato que el equipo puede escaparse al año, pero luego lo tendrían que aguantar mínimo hasta 2019. El veredicto todavía no es definitivo sobre T2. Tiene talento, gran movilidad y excelente precisión en pases largos. El problema es que su contrato podría poner problemas en armar un equipo más competitivo y donde todavía hay falencias notorias. El cuerpo de receptores es uno de los más débiles de la liga, al igual que con las alas cerradas. Si los Bills deciden salirse del contrato de Taylor, tendrán que partir de cero con algún mariscal nuevo.

 

  • Jacksonville Jaguars:

Probabilidad de despido: Inminente

 

Como escribió nuestro amigo Stefano Prieto ayer (www.nflchile.cl/el-proyecto-jaguars-muerto), no tiene vuelta el proyecto de Gus Bradley y seguramente no terminará la temporada. Especialmente si siguen con partidos como los del jueves. En realidad es injusto hablar solo de este partido, ya que en tres años y medio ha logrado ganar solo 14 partidos (25,5% de rendimiento). Es cierto que le toco tomar una franquicia muerta, pero este año ya llegó el talento y no ha cambiado absolutamente nada. Para salvar su trabajo tendrían que entrar en una racha ganadora, lo que se ve muy complicado principalmente porque el equipo parece haberse rendido por su entrenador. El jueves fue demasiado evidente la falta de esfuerzo. Es hora de que la franquicia cambie de rumbo y tengan a alguien que ayude a dar el salto.

Contrario al caso de los Bills, prácticamente no hay alguna razón por la que no podrían gustarle a los postulantes este trabajo. Tienen a un mariscal franquicia, por más que haya caído este año notoriamente, que necesita un refinamiento de su técnica, pero que tiene todos los atributos necesarios para tener éxito. Tienen a dos corredores productivos, dos receptores de Pro Bowl y un buen ala cerrada. La línea ofensiva puede mejorar, pero hay peores problemas. La defensiva está cargada de talento con Dante Fowler, Myles Jack, Malik Jackson, Jalen Ramsey, entre otros. El hecho de haber terminado mal tantos años con Bradley les ha permitido sumar talento. Por otro lado, tienen mucho espacio en el tope salarial para sumar agentes libres codiciados. No juega en contra que juegan en una de las peores divisiones de la liga en la AFC Sur y no tendrán competidores muy fuertes como es el caso de los Bills. La vara que deja Bradley es tan baja que es casi imposible que te vaya peor! Llegaría con expectativas bajas el primer par de años. No es un mercado tan grande con una prensa al nivel de sus colegas en Nueva York o Dallas por ejemplo. Tampoco duele que es un estado con clima agradable y con impuestos bajos. A diferencia de cuando buscaron entrenador hace 4 años, hoy la búsqueda debería ser mucho más corta y con mejores postulantes.

 

 

 

Probables:

 

  • Detroit Lions:

Probabilidad de despido: Media – Media Alta

 

El año pasado Caldwell salvó de milagro su trabajo, pero le dieron solamente un año para probarse. Matthew Stafford está entrando al peak de su carrera, pero su éxito es principalmente atribuible a Jim Bob Cooter. Desde que cambiaron de coordinador ofensivo el año pasado, Stafford está jugando como los mejores mariscales de la liga. El principal problema de Caldwell es que el equipo pierde algunos partidos increíbles que debería ganar un equipo contendiente. Por ejemplo, este año los partidos que perdieron contra los Titans de local o contra uno de los peores equipos en los Bears. El peor caso fue el año pasado en el Hail Mary de Rodgers, donde Caldwell esperaba un pase lateral y desperdició dos jugadores para tapar la zona de gol. Lo que juega a su favor es que pasó a playoffs hace dos años y hacerlo dos veces en tres años lo pondría en muy buena posición. Eso no pasa en Detroit desde hace muchos años por si acaso. Está metido de lleno en la pelea por el comodín después de ganar 3 seguidos y tendrá sus oportunidades, aunque no un calendario fácil. Le quedan dos partidos con Minnesota y cierra las últimas 3 semanas en NY contra los Giants, en Dallas y contra Green Bay. Lo malo es que aun pasado a playoffs puede ser que no le alcance para salvar su trabajo.

Este puesto puede generar menos interés que Jacksonville, pero uno importante de todas formas. Detroit no ha sido por años un mercado competitivo y eso puede asustar a algunos postulantes. La defensiva tiene a algunos jugadores de gran nivel, pero no de gran nivel en general. Ziggy Ansah es un caza mariscal privilegiado, Levy un gran apoyador propenso a las lesiones y Slay un muy buen esquinero. Más allá de ellos, no hay nadie muy probado. El fuerte de este equipo es que tiene dos excelentes coordinadores, pero Teryl Austin puede terminar como entrenador en algún otro equipo. Su sistema es responsable que, en general, la defensiva juegue bien. La parte positiva es que la ofensiva está jugando a un excelente nivel, por lo que habría que llegar a arreglar solo la defensiva. Matt Patricia puede ser un buen candidato para este puesto. Es una división dura con los Packers y Vikings, por lo que será un punto a evaluar por los postulantes.

 

  • San Diego Chargers:

 

Probabilidad de despido: Media

 

Si hubiera hecho este ejercicio hace 3 semanas, su despido hubiera sido casi inminente. Hay que darle todo el crédito del mundo a Mike McCoy por mantener a su equipo concentrado y competitivo. Después de ganar 2 partidos muy complicados, los Chargers están en plena pelea por el comodín y quién sabe si por la división. La parte positiva es que el calendario se ve menos complicado de ahora en adelante, con los más complicados en Denver, contra Oakland y contra Kansas City. Los Chargers perfectamente podrían rebotar a playoffs. O también podría ser que colapsen y los veamos en más situaciones como en las primeras 5 semanas. Me declaro optimista con respecto al estado de McCoy, ya que aun con lesiones muy importantes se ha logrado mantener en la carrera. La selección de Joey Bosa le dio un respiro a la defensiva y parecen jugar mejor con las semanas. Podría pasar que no clasifiquen a playoffs y decidan hacer un cambio. Los Chargers están al borde de irse de San Diego, por lo que un cambio adicional de entrenador podría significar un cambio muy grande.

Este puesto, de abrirse, tiene mucho que puede gustarle a posibles entrenadores. Philip Rivers es de los mejores mariscales de la liga y, pese a su edad, se mantiene jugando a un altísimo nivel. El próximo año debería volver Allen de su lesión y han encontrado un buen complemento en Ty Williams. Hunter Henry se ve como buen sucesor de Antonio Gates. Melvin Gordon finalmente dio el salto después de su mal primer año y entre todos podrían armar un gran arsenal a la ofensiva. La defensiva tiene mucho talento joven con Bosa, Ingram, Perryman y Verrett. Flowers y Heyward terminan de armar un muy buen cuerpo de esquineros. Todavía no se sabe el destino de la franquicia si se cambian de ciudad, por lo que puede ser un punto a considerar.

  • Los Angeles Rams:

 

Probabilidad de despido: Media – Media Baja

 

Si el dueño fuera el de otra franquicia, Fisher estaría en el primer grupo o seguramente sin trabajo hace al menos un año. Es que es inexplicable que un entrenador en 5 años, y posiblemente 6, no logre tener una temporada ganadora y siga manteniendo su trabajo. Antes de la temporada se hablaba de una extensión inminente, pero, estando en la semana 8, se han enfriado mucho el tema y no se ha escuchado más ni de rumores. Se cansará finalmente Kroenke de un equipo que constantemente decepciona? Pese a contar por años con talento muy sobre el promedio a la defensiva y una cantidad significativa de picks de drafts acumulados por el trade con Washinton, simplemente no logra ganar de manera constante y mantener a su equipo en un nivel parejo. Son capaces de ganarle a Seattle y Arizona, solo para después caerse con equipos dentro de los peores de la liga. No ayuda que sean uno de los equipos más castigados tampoco, siendo que Fisher ha sido visto siempre como una persona que instaura disciplina.

Creo que de todos los hablados hasta el momento, este podría ser el que menos interés tenga. Salvo que Jared Goff cumpla las expectativas por las que lo seleccionaron, no tienen un mariscal franquicia. De hecho, hasta ahora, ni siquiera tienen un mariscal promedio. El cuerpo de receptores es débil y la línea ofensiva una de las peores de la liga. La defensiva podría atraer a un postulante con mentalidad defensiva, al contar con uno de los mejores jugadores en el tackle defensivo Donald, Robert Quinn, Trumaine Johnson, entre otros. En su segundo año en Los Angeles, se acabará la luna de miel y el público empezará a exigir más. Al menos contarán con uno de los mejores corredores en Todd Gurley.

 

Sorpresas:

 

  • San Francisco 49ers:

Sería muy extraño, considerando que el entrenador anterior duró solo un año y despedir a dos entrenadores en dos años le daría muy mala reputación a la franquicia. Además, para ser honestos, quien va a querer tomar a este equipo? No tienes mariscal, receptores, defensiva, básicamente casi nada. Incluso se rumorean posibles canjes por Joe Staley, su tackle izquierdo y uno de sus mejores corredores. Chip Kelly heredó un muerto y al menos debería tener un año más.

 

  • Indianapolis Colts:

Sin duda sorprendente, ya que acaba de ganar una extensión de contrato desde esta temporada. El problema es que cada vez más parece un equipo mal entrenado y que decisiones suyas le han costado un par de partidos. Si no estuviera en la AFC Sur, sería probable que estuviera despedido. Si no clasifican a playoffs, podría ser un tapado para ser cortados si siguen jugando a este nivel.

 

  • Cincinnati Bengals:

No veo un despido, pero sería un retiro inesperado de Marvin Lewis. Se ha mantenido en el cargo, aun sin ganar en playoffs, por haber clasificado en 5 años seguidos. Es muy respetado por sus jugadores y el dueño. Sería la gran sorpresa sin duda.

 

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter