Análisis hasta Week 3

Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+0Email this to someonePrint this page

En la columna de hoy, analizaremos lo que ha pasado en la NFL hasta la semana 3.

1-      Problemas en Indy?

El año pasado, en la pretemporada, rumores empezaron a correr de que Jim Harbaugh estaba siendo objeto de conversaciones de canje entre San Francisco y Cleveland. Sonaba ridículo considerando que el entrenador en jefe de los 49ers había llegado a 3 finales de conferencia seguidas, en 3 años,  incluyendo un Super Bowl a un equipo que no llegaba a las playoffs en años. Muestras de un entrenador claramente de elite, me atrevería hasta decir que era top 3 o 5 en la liga.

Screenshot_2208Aunque muchos de esos rumores fueron categóricamente desmentidos, fue el principio del fin de la era Harbaugh en San Francisco. El GM Trent Baalke consideraba que ese equipo era capaz de competir y ganar contra cualquiera considerando el talento que tenían. En la NFL, como en todos lados, hay muchos egos en disputa y Baalke consideraba que el entrenador se llevaba todo el crédito del éxito. La relación se empezó a poner áspera, corrían los rumores de quiebres entre Harbaugh y su equipo, entre otros hasta que al final de la temporada hubo cambio de entrenador en San Francisco.

El problema es que Baalke no fue capaz de ver el talento evidente de Harbaugh y sus asistentes, de los cuales se fueron todos los principales. El equipo se desmanteló, debido a retiros y cambios en la agencia libre, y en 3 partidos ya ha recibido dos palizas tremendas, algo que era muy poco frecuente con el antiguo entrenador.

Bueno, entonces se preguntarán ¿que tiene que ver esto con los Indianapolis Colts? Hace 3 años reclutaron al mejor QB en probablemente una década en Andrew Luck, pasando de ser el peor equipo de la liga a llegar a las playoffs en 3 años seguidos y una final de conferencia el año pasado. Muchas personas los daban de candidato para el Super Bowl. Todo parecía bien, hasta que antes de que empezara la temporada empezaron a correr los rumores de diferencias y peleas internas entre el entrenador Chuck Pagano y el GM Ryan Grigson.

Hasta ahora, su record es de 1-2 (que podría haber sido 0-3 fácilmente) y eso no refleja lo mal que han jugado. Fueron dominados en semanas seguidas por defensas potentes de los Bills y los Jets, su línea ofensiva no bloquea a nadie, su defensiva no es capaz de mantener a la ofensiva en el partido y es tildada de blanda. A todo el mundo le encanta el juego de Andrew Luck, pero se debe criticar sus problemas para leer defensivas, malas decisiones y exceso de confianza en su brazo. Pese a todo lo anterior, que no es menor, considero que la mayor dificultad viene en la pelea en las oficinas de los Colts. Después del partido contra los Jets, Pagano dirigió un misil evidente a Grigson por los problemas en la línea ofensiva persistentes en sus 3 años. En los casi 15 años que llevo viendo NFL, nunca había visto una declaración de ese tipo por la prensa. De hecho, el mismo domingo anterior salían reportes de cercanos a Pagano diciendo que ya se veía afuera el 2016.

Como decía, los problemas de Indianapolis son significativos, pero mejorables. El problema es que se necesita un gran entrenador que, a mi juicio, no lo tienen y tiempo para encontrar solución a estos problemas. La NFL es una liga extremadamente exigente para los entrenadores y requiere adaptación constante. En vez de estar buscando respuestas, están respondiendo y conversando sobre un problema que es totalmente irrelevante a esta altura de la temporada. En vez de tener el foco puesto en los objetivos indicados, se están planteando preguntas equivocadas. Los jugadores, como paso en San Francisco, responden a estas situaciones tomando partido, distrayéndose en la preparación de los partidos y, algunos, sin esforzarse por un entrenador que probablemente no esté en la liga el próximo año.

Ganar en esta liga es tremendamente difícil y estas peleas internas no ayudan, como se ha visto en las 3 semanas que van, al rendimiento y concentración de un equipo. Los Colts todavía tienen tiempo para corregir el camino, pero requiere de un mejor juego de Luck y sobre todo, de una tregua entre los dos protagonistas de la disputa. Están en una de las peores divisiones de la liga y lo más probable es que lleguen a las playoffs, pero, hoy en día, no son un equipo de Super Bowl. Necesitan responder las preguntas adecuadas ya.

2-      Sorpresas de la temporada

Sin duda, como todas las temporadas, hay muchas, pero para mí la principal de esta son los Atlanta Falcons y su record de 3-0. Después de llegar casi a un Super Bowl con Mike Smith, este equipo termino tomando jugadores en la parte alta del draft por dos años seguidos. Se veía un equipo blando, sin carácter e incapaz de superar la adversidad.

Screenshot_2205Ahora que llegó Dan Quinn, esto parece haber cambiado totalmente. Juegan con energía y están ganando las peleas en las trincheras, un factor clave para ganar partidos. La línea ofensiva finalmente está protegiendo a Ryan y a establecer el ataque terrestre, mientras la defensiva (salvo algunos momentos) ha logrado mejorar de forma importante contra el año pasado. Lo más importante, en los 3 partidos han logrado remontar en momentos claves. La versión anterior de Atlanta se hubiera hundido. Todavía queda mucho por jugar, pero sin duda les será de ayuda estar en una de las divisiones más débiles de la liga. Tampoco es problema que Julio Jones vaya en camino a una temporada histórica.

Otra que ha llamado la atención son los Raiders, que tienen record positivo por primera vez desde el 2011. Tampoco es que piense que van a llegar al Super Bowl, pero después de años de fracasos y decepciones para una de las franquicias más exitosas de la liga parece que Oakland finalmente está logrando dar  la vuelta.

Amari Cooper es cosa seria y parece que han encontrado a su QB franquicia en Derek Carr. L. Murray ha sido confiable, K. Mack es un jugador extraordinario y así podría seguir con unos cuantos. Lo importante, más allá de rendimientos individuales, los Raiders finalmente parecen un equipo de verdad de NFL.

Hay otras que merecen mención como el crecimiento de Andy Dalton con los Bengals, los Ravens en 0-3, la ofensiva de los Cardinals, Tyrod Taylor y los Bills, entre otros.

3-      Lesiones claves en la posición más importante

Screenshot_2206Ha habido bajas muy importantes y devastadoras esta temporada, como la de Terrell Suggs por ejemplo, pero en una semana se lesionaron dos de los mejores QBs de la liga: Tony Romo y Big Ben Roethlisberger. En principio, ambos se deberían perder al menos 6 semanas.

El QB es, por lejos, la posición más importante y en la mayoría de los casos no se puede superar. Ambos equipos los considere candidatos serios para ir al Super Bowl hace un mes, pero ahora tendrán problemas para clasificar a las playoffs.

En el caso de Dallas, creo que está en un mucho mejor escenario que Pittsburgh. Primero, la división es mucho más accesible. Los Redskins son un desastre, los Giants no son confiables y los Eagles han sido una decepción. Segundo, todavía le queda recuperar varios jugadores por lesiones o suspensiones, especialmente  a la defensiva. Hardy, McClain y Gregory deberían convertir a esta unidad en una de las mejores de la liga, si todo sale bien. Tercero, el calendario mientras no esté Romo es bastante accesible. Si Dallas logra ganar dos partidos mientras no esté, pueden ganar la división.

Para Pittsburgh, el escenario es mucho más complejo. Dicen que Big Ben estaría fuera 6 semanas donde ya jugaron y perdieron agónicamente el jueves con Baltimore, luego viajan a San Diego, con Arizona, en Kansas City, con Cincinnati y Oakland finalmente. Un calendario simplemente brutal y me sorprendería si ganaran 3 de esos partidos. También, a diferencia de Dallas, la división es mucho más dura y competitiva. Los Bengals están 3-0 y están jugando como uno de los mejores equipos de la liga, los Ravens ya están en recuperación con el triunfo en Pittsburgh y los Browns lograrán ganar más de un partido divisional. Ya tienen de vuelta a Martavis Bryant de la suspensión, tienen a uno de los mejores corredores de la liga y un suplente competente en Michael Vick.

4-      Tres equipos se separan del resto

Después de tres semanas, el top 3 es sin duda Patriots, Packers y Cardinals (no necesariamente en ese orden).

Mucha gente descartaba a los Patriots a principio de temporada después de todos los problemas y jugadores que se fueron. Como siempre, Belichick y Brady están demostrando por qué son de los mejores de la historia en sus roles y por qué nunca es sabio apostar contra ellos. Como lo hacen para sacar un corredor distinto cada año? Dion Lewis ha sido un jugador clave a la ofensiva, Gronkoswki está dominando como nunca y la defensiva se ha visto bastante bien. En particular, el QB de New England se ha visto imparable. Al igual que en la temporada del 2007, el equipo está con ganas de demostrar algo y se han visto sólidos en todas las facetas.

Los Packers posiblemente han sido el mejor, la diferencia no es mucha con New England, con un juego impecable de A. Rodgers, quien claramente está demostrando ser el mejor mariscal de la liga. Han ganado de forma convincente a equipos sólidos y si logran ser el sembrado N°1 de la conferencia dudo que alguien les impida ir al Super Bowl. La defensiva ha dejado de ser el colador de años pasados y ha logrado imponerse en los 3 partidos. Queda por ver como se verían contra una ofensiva de elite, pero es cuento aparte.

Screenshot_2207

Por último, los Cardinals han sido, en una de las grandes sorpresas de este año, una aplanadora a la ofensiva promediando 42 puntos por partido. Pareciera que Fitzgerald retrocedió el reloj y está dominando como el año 2008, Palmer está como en sus mejores años y la línea ofensiva se cuadró de forma rápida, mucho más de lo que pensaba. ¡Hasta Chris Johnson está corriendo bien! La defensiva es una de las mejores de la liga sin tener grandes nombres. Pueden nombrar en este momento 5 jugadores de esa defensiva? Creo que pensando rápido llegué a 3 o 4. Gran parte de este mérito se debe a alguien que se ha convertido en uno de los 3 mejores entrenadores en la liga, Bruce Arians. El nivel de detalle, preparación y motivación que pasa a sus jugadores los tiene en lo alto de la liga. Si bien alguien puede decir que no han jugado contra un contendiente, el deber de un equipo de elite es aplastar al contrario. Los Cardinals lo han hecho en sus 3 partidos.

Por Christopher Holmes

@cholmess

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter