Análisis Week 5: ¿Dalton por la Gloria?, ¿Divorcio en NOLA?, HC en Problemas…

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

1- Andy Dalton listo para dar el salto

Screenshot_2353Los Bengals han mostrado ser uno de los equipos más talentosos, desde el año que entró Andy Dalton a la liga para reemplazar a Carson Palmer. Llegaron a las playoffs en 4 años seguidos cuando en los 20 años anteriores habían llegado solo en 3 oportunidades.

Pese a lo anterior, lo que más se destaca es que los Bengals perdieron esos 4 partidos de playoffs y en los que Dalton con su ofensiva no lograron en ninguno más de 13 puntos, con un ratio TD – Int de 1-6, menos de 4 yardas por jugada y un porcentaje de pases completos de solamente 55,7%. Números que son simplemente horribles. Por lo mismo, el mariscal del equipo fue catalogado como el gran responsable de frenar el progreso de la franquicia, de achicarse en los momentos importantes, entre otros. Todas han sido críticas justas y que he compartido durante estos años.

Esta temporada Dalton había impresionado en las estadísticas y logró remontar dos veces a su equipo contra los Ravens de visita. Aun así, muchos escépticos decían que la defensiva de Baltimore no es la misma de siempre y todavía no probaban contra un rival de verdad. Eso ocurrió el domingo cuando el equipo de los Seahawks y su defensiva temible fue a jugar a Cincinnati.

En el 4Q y abajo por 17 puntos, la película del colapso de Dalton parecía repetirse. Había tenido problemas para mover la pelota y esa defensiva sabe cómo cerrar partidos cuando va ganando. En vez de que pasara lo anterior, Dalton guio a su equipo a 3 series anotadores de forma consecutiva para empatar y llegar al overtime, en el cual ganaron finalmente. Esto es increíble, considerando la presión del momento, pero ciertamente no explica lo mostrado por el QB en ese momento. Con lanzamientos agresivos, cerrados y con mucha puntería, Dalton logró destrozar metódicamente a la defensiva de Seattle. Fueron claves el pase milimétrico de TD a Tyler Eifert y su corrida sorpresiva para quedar 21-24 con un TD por tierra, entre otros.

Por si alguien piensa que lo de ayer fue una casualidad o que Dalton ha jugado solamente bien, tiene el 3 mejor rating de QB (115.6), es el 2 entre QBs titulares en yardas por intentos, el 2 con más TD (empatado) y está top 10 en primeras oportunidades conseguidas.

Hay muchas razones que explican su éxito esta temporada, aunque para mi hay dos principales. La primera es que tiene como coordinador ofensivo a una de las grandes mentes de la liga en Hue Jackson. Finalmente ha logrado establecer un ataque terrestre sólido que le quite presión a Dalton y le ha dado confianza para lanzar largo. Antiguamente dudaba mucho en ir en pases de más de 20 yardas, pero ahora muestra se muestra más confiado en la habilidad de sus compañeros y, sobre todo, en si mismo. También han explotado la precisión en pases cortos, rutas rápidas y pases estratégicos a sus corredores.

Otra razón que explica el rendimiento es el alto nivel de sus receptores y corredores. Además de quitarle presión con un juego terrestre efectivo, Giovani Bernard ha sido una amenaza constante recibiendo pases del backfield. Esto le da una buena salida de escape a Dalton y además les genera espacio a sus receptores. AJ Green hoy es un receptor top 5 y desde que entró a la liga solo se ha dedicado a producir, pero el que ha elevado a esta ofensiva, a mi gusto, es Tyler Eifert. El ala cerrada vuelve de una lesión que le hizo perder toda la temporada pasada y ha jugado muy bien en general, pero sobre todo ha mostrado manos confiables y de aparecer en los momentos importantes. En particular, ayer atrapó 2 TDs y tuvo una recepción clave cuando su equipo trataba de empatar. Mientras muchos equipos tratan de concentrarse en detener a Green, Eifert ha aprovechado esos espacios y le está quitando presión a Dalton.

Nadie dice que los Bengals vayan a ganar el Super Bowl y es cierto que hasta que no ganen un partido de playoffs las críticas no van a parar, pero a veces algunos jugadores y equipos tienen partidos claves que los ayudan con la confianza para corregir el rumbo. El de ayer puede ser uno de esos para Dalton y los Bengals.

2- Fin de la era Payton – Brees en New Orleans

Screenshot_2352Desde que llegaron Sean Payton y Drew Brees a New Orleans el 2006, esta franquicia ha tenido muy buenos momentos. Llegaron a una final de conferencia y ganaron el primer Super Bowl de la franquicia, además de lograr ser un contendiente prácticamente todas las temporadas.

Por lo visto la temporada pasada y especialmente esta, parece que los años de gloria de esta dupla se están acabando. En la temporada baja, la franquicia canjeó a su mejor jugador ofensivo después de Brees un año después de haberle dado una extensión de contrato y cortó por problemas extra deportivos a uno de sus mejores jugadores defensivos, también un año después de una extensión de contrato. Se habló de que los Saints iban a volver a sus orígenes fortaleciendo su juego terrestre. Hay que recordar que el año pasado, tuvieron una campaña perdedora que no mostró el mal nivel en general del equipo.

Esta ha sido una temporada desastrosa para los Saints. Actualmente en 1-4, no se ve que sean capaces de hacer algo bien. Drew Brees ha sido golpeado una y otra vez, perdiéndose un par de partidos, y no goza de tiempo para lanzar los pases que lo han puesto en la elite de pasadores de la liga. La línea ofensiva no bloquea a nadie y no tienen jugadores dominantes a la ofensiva como en otros años. La defensiva es lo peor, han sido destrozados por ofensivas contrarias. El domingo les tocó contra una ofensiva un poco más explosiva de los Eagles y permitieron más de 30 puntos. Me cuesta creer que Rob Ryan no haya sido despedido al final de la temporada pasada, luego de verse discusiones entre él y Payton en el último partido.

Hay muchos factores del desplome de la franquicia que pueden ser atribuidos a las malas decisiones del GM Mickey Loomis, pero todas apuntan a un factor común: el descriteriado contrato de Drew Brees. La situación del tope salarial de los Saints es de las peores de la liga y eso llevó a una reconstrucción total, pero el origen de este problema es por el sueldo ridículo de Brees considerando el resto del mercado. No es que tenga problemas con que alguien aproveche sus talentos para conseguir plata, todo lo contrario, pero en el formato de la NFL donde existe el tope salarial es imposible mantener un equipo competitivo con el contrato actual de Brees.

Brees tiene 36 años y tendrá 37 en unos 3 meses más. Otros mariscales pasaron por situaciones como la de él, pero en vez de sepultar a su equipo bajaron sus sueldos para mantener a otros jugadores claves. En el caso de Brady, renegoció su contrato el año pasado para traer a Darrelle Revis. De hecho, el mariscal de los Patriots ni siquiera es uno de los jugadores mejores pagados de la liga siendo que viene de ganar un Super Bowl y donde fue el MVP. Para él lo más importante es ganar más campeonatos a su edad, criterio que, al parecer, no es importante para Brees. No es que tenga algo personal contra el último, pero siempre me ha llamado la atención cuando dice que es un jugador de equipo.

Volviendo al tema inicial, los Saints empezaron una reestructuración total de la franquicia mientras Payton va en camino a tener una temporada para el olvido y a Brees una con lesiones y contemplando entre el retiro o jugar para otro equipo. Aun de quedarse Brees, no sé cuántas fichas le queden a Payton. Antes era nombrado como uno de los mejores entrenadores de la liga, una mente ofensiva prodigiosa, pero sus equipos se ven cada vez peor y esa chispa ofensiva ya no está al parecer.

No me sorprendería que los dos estén buscando un nuevo equipo al final de la temporada, aunque el más probable de estar en esa situación es Brees. Aunque hoy en día creo que nadie tiene el trabajo asegurado en New Orleans. Creo que llegarán a una situación en que Brees acepta un salario menor o se despedirá de la franquicia que levantó a lo más alto.

3- Entrenadores que se juegan su puesto a fin de año

Ya vimos al primer entrenador despedido en Miami, pero hay varios que podrían dejar sus puestos de acá a fin de año. Los ordeno según los que estimo corren más riesgo:

– Jim Caldwell:

Screenshot_2352 nflchileEl entrenador del último equipo sin ganar esta temporada tiene medio pie afuera. Caldwell pasó por una situación similar en Indianapolis. Llevó a los Colts casi a una temporada regular invictos (14-2) y al Super Bowl donde perdieron contra los Saints. La próxima temporada perdieron un partido de playoffs contra los Jets donde un tiempo muerto pedido por él ayudó a que Nueva York tuviera la oportunidad de acercarse al gol de campo y cerrar el partido. La temporada siguiente Peyton Manning se lesionó toda la temporada, el equipo se hundió y quedó sin trabajo.

Esta vez, con los Lions, enfrenta una situación similar. Los Lions tuvieron una gran temporada pasada clasificando a las playoffs y había, pese a la pérdida de Suh, buenas expectativas para este año. Después de 5 partidos, el equipo no ha ganado uno solo y la ofensiva explosiva de temporadas anteriores ha sido un desastre. En un unidad que cuenta con Stafford, Calvin Johnson, Golden Tate, Ameer Abdullah, entre otros, son la 3 peor ofensiva en puntos por partido. No se ha visto el estilo vertical que ha caracterizado a esta ofensiva en los últimos 5-6 años. Muchos señalan como el principal culpable al coordinador ofensivo Joe Lombardi, que no juega a las fortalezas de su mariscal.

Irónicamente, Caldwell pasó por una situación similar en Baltimore. El equipo estaba estancado y en peligro de perder la temporada bajo el poco imaginativo coordinador ofensivo Cam Cameron, lo despidieron en la semana 14. Promoviendo a Caldwell como coordinador ofensivo. Ese cambio fue una de las claves que permitió a Baltimore ganar el Super Bowl. Obviamente sacar a Lombardi no tendrá el mismo resultado, pero quizás salve su trabajo. Lo que es seguro, si esa ofensiva no despega lo más probable es que ambos estén sin trabajo a fin de año.

Quizás el único factor a favor de Caldwell es que es solo su segunda temporada con el equipo de Detroit.

– Gus Bradley:

Desde que llegó a Jacksonville, solo le han llegado halagos por el proyecto que se está armando en esa ciudad. Bradley es respetado por toda la liga y ha contado con el apoyo de la gerencia.

Dicho eso, hay momentos en que el proceso tiene que mostrar algún tipo de progreso y eso todavía no se ve en Jacksonville. Bortles ha mostrado progreso y hay un núcleo prometedor, pero cuantas temporadas de 3-4 victorias va a aguantar el GM y el dueño del equipo? Normalmente la reconstrucción de un equipo toma 3-4 años y no se ve que Bradley le esté dando la vuelta a los Jaguars. Lo peor es la defensiva, que es la especialidad del entrenador que vino desde Seattle. Los Patriots hicieron más de 50 puntos y acaban de entregar 38 a la defensiva poco impresionante de los Bucaneers. ¡Hace dos semanas perdieron contra los Colts jugando con su mariscal reserva de 40 años! Si no le pueden ganar al reserva, como pretenden ganarle cuando esté Andrew Luck?

Es cierto que no han contado con un poco de suerte por lesiones de jugadores claves, pero ese es el problema de todos los equipos. No hay excusas y eventualmente va a llegar el momento en que deben mostrar los resultados. Juega a su favor que está con un dueño nuevo que entiende del negocio y le tocó ver lo difícil que era vender entradas en esa ciudad.

– Lovie Smith:

Screenshot_2354Smith tuvo una tremenda carrera en Chicago llevando a los Bears a su segundo Super Bowl en la historia. Cuando llegó a Tampa Bay, su misión era arreglar una defensiva con talento, pero superada semana tras semana.

En dos años, no ha cambiado mucho este escenario. En el primer partido de la temporada fueron humillados por Mariota y los Titans, el mariscal que no eligieron por tomar a Jameis Winston. Al contrario de su estancia en Chicago, Smith no ha logrado que su equipo juegue con consistencia semana tras semana. El año pasado gastaron millones de dólares en agentes libres y la mayoría ya no está en el equipo. Muchos están teniendo buenas temporadas en los equipos que llegaron.

La peor parte es, como fue contra los Titans, han sufrido palizas tremendas y esas son las cosas que más agotan a los GM y los dueños. Para peor, a diferencia de Bradley, está en una división muy dura con dos equipos invictos. Otro factor que le puede jugar en contra es el éxito que pueda tener Mariota y la temporada de Winston.

Talento hay en esta defensiva en Lavonte David, Gerald McCoy, entre otros, pero por alguna razón no han sido capaces de jugar de acuerdo a las expectativas. Usualmente esas razones se las atribuyen al entrenador. A favor de Smith cuenta que ya igualó la cantidad de victorias del año pasado, pero un calendario no tan accesible lo puede dejar en mala posición.

Hay otros entrenadores que pueden correr riesgo dependiendo de cómo se de la temporada y siempre hay la opción de una sorpresa, pero los anteriores son los que corren más peligro. Para mala suerte de ellos, hay un grupo de coordinadores extremadamente talentosos que seguro tendrán consideración para el puesto tan buscado de entrenador en jefe. Más de ellos, en la columna de la próxima semana.

Por Christopher Holmes

@cholmess

The following two tabs change content below.

Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter

Comments

comments

cholmess

About Christopher Holmes

Ingeniero. Columnista de NFL Chile desde 2015 y seguidor desde el 2001. @cholmess en Twitter