Análisis Minnesota Vikings – Philadelphia Eagles. Parte II

Tweet about this on TwitterShare on Facebook6Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Continuamos desganando la final de la Conferencia Nacional entre Eagles y Vikings. Si en la parte I hablábamos de las claves que se pueden dar cuando este el ataque de los visitantes sobre el terreno de juego, en esta segunda pieza pasamos a analizar el enfrentamiento entre la ofensiva de Philadelphia y la defensa de Minnesota.

Los que me conocen saben que estoy completamente enamorado de la defensa de Mike Zimmer, la cual considero que es prácticamente infranqueable. Aun así, los Eagles deben sabe jugar sus bazas, las cuales no son pocas, por lo que no me atrevo a afirmar ni mucho menos que el partido está decidido antes de empezar. Lo que si os puedo decir es que más allá de lo que significaba Wentz en el ataque de los de Pensilvania, su ausencia es una pena por el bien del espectáculo, ya que de la misma forma que pienso que la defensa de Minnesota es la mejor de la liga tenía para mí que el ataque de Philadelphia era el mejor cuando el quarterback franquicia estaba a los mandos, por lo que el duelo hubiera sido un auténtica bomba.

ATAQUE EAGLES vs DEFENSA VIKINGS

Si en el anterior artículo hablábamos de la eficacia de Philadelphia a la hora de detener la carrera, la defensa de Minnesota no se queda atrás. Permite únicamente 3,7 yardas por acarreo mostrando una disciplina única a la hora de cerrar los gaps. Linval Joseph es el principal baluarte en este sentido dentro de la línea defensiva pero en este apartado merece una mención especial la pareja de linebackers formada por Anthony Barr y Eric Kendricks. Las ayudas que le blindan a la DL tanto por dentro como por fuera son espectaculares. Inteligencia, velocidad y disciplina a la hora de placar son tres cualidades que les definen y el entendimiento entre ambos es total, gracias en parte a que llevan jugando juntos desde su etapa universitaria (UCLA Bruins). Por si fuera poco, la confianza que tiene Zimmer en sus cornerbacks a la hora de cubrir individualmente a sus hombres le permite saturar en ocasiones la caja con algún otro linebacker o en su defecto con uno de los dos safeties.

En el video de arriba tenemos varios ejemplos de lo complicado que es correr frente a Minnesota. En la primera secuencia el rival trata de correr una inside zone pero cuando QB y RB realizan el hand-off todos los gaps están cerrados, de manera que el corredor decide cortar hacia el exterior donde se encuentra con la ayuda en el contain de un cornerback y un safety. El running back vuelve sobre sus pasos pero ya no tiene escapatoria. Carrera para pérdida de yardas.

En la segunda secuencia el ataque irá con una outside zone. En esta ocasión la línea ofensiva sí se impone al front-4 de Vikings, pero serán los citados linebackers (Kendricks y Barr) y el nickel back (Newman) quienes impedirán que la jugada tenga éxito. Los linebackers aguardan pacientemente para ver por qué gap decide entrar el RB, sin tragarse el engaño de una ruta fake que podía hacer pensar que jugarían un play action. La disciplina es absoluta. Nuevamente, los Vikings suman un tackle for loss.

En la tercera secuencia tenemos una situación junto a su goal line. El rival trata de correr por el centro pero vemos como la línea tapa cualquier posibilidad de acceder a la endzone. Especial atención al número 55 (Barr), quien reconoce el gap por el que trata de pasar el running back y llega a tiempo para derribarle. Gran técnica a la hora de realizar el tackle.

El problema para Philadelphia y a diferencia de lo que sucede en el ataque de Vikings es que me parece fundamental que puedan correr. Si los Ajayi, Blount y Clement no se destacan como actores principales de la ofensiva me parece imposible que los Eagles puedan ganar. Primero porque Nick Foles no está en condiciones de llevar el peso del ataque y segundo porque es completamente necesario que vayan desgastando a la defensa de Vikings con el paso de los minutos. Recursos para ello tienen y como llevan mostrando desde el mes de septiembre cuentan con un gran arsenal de jugadas para establecer el ataque terrestre. A su favor tienen una línea ofensiva que para mi gusto está en la élite en lo que al juego de carrera se refiere. La batalla que va a tener lugar entre esta OL y el front-7 de Vikings será en gran medida la que marque el devenir del encuentro.

En el anterior video tenemos la oportunidad de ver las distintas formas con las que Philadelphia trata de correr. En el primer ejemplo tenemos los maravillosos trap blocks de los Eagles, donde varios de los linieros ofensivos se olvidan de bloquear a los defensive tackles y pasan directamente al segundo nivel. En esta ocasión son left guard y center los que realizan el trap dejando que sea el tight end quien se encargue de bloquear a jugador interior de la linea defensiva.

En la segunda secuencia tenemos una inside zone para Blount en la que la OL lleva a cabo dos double teams (dobles bloqueos). Right tackle y right guard se encargan de uno de los defensive tackles mientras que del otro toman buena medida el center y el left guard. En ambas situaciones uno de los jugadores después de ayudar con este primer bloqueo pasa al segundo nivel.

En la tercera jugada los Eagles ejecutar una draw (enmascaran una jugada de carrera haciendo creer a la defensa que van a pasar el balón). Vemos de nuevo un double team en el play side entre left guard y left tackle, quien después sube al segundo nivel. Especial atención al pull de Lane Johnson, el mejor jugador de la línea ofensiva, desde el tackle derecho.

Pueda o no correr Philadelphia habrá tramos del partido donde será necesario que Nick Foles entre en acción, sobre todo si los Vikings se ponen por delante en el marcador. No le tengo ninguna fe a que el quarterback pueda atacar las zonas profundas, primero porque en este tipo de acciones se ha mostrado muy impreciso y segundo porque la secundaria de Minnesota son palabras mayores. A Waynes y Rhodes, los cornerbacks titulares, es muy difícil ganarles en largo y por si acaso siempre tienen la ayuda del safety encargado de cubrir esa zona profunda, ya sea Sendejo o Harrison Smith.

Por tanto será necesario que Doug Pederson ayude a Foles de la misma forma que lo hizo el pasado fin de semana frente a Falcons. La primera opción para tratar de facilitarle la vida al quarterback es ejecutando la run pass options (RPO). Foles se muestra muy cómodo en este tipo de jugadas y como ya ha demostrado sabe interpretar muy bien a las defensas una vez salta el snap.

En este tipo de jugadas Foles tiene que leer a un único defensor y dependiendo de lo que este haga debe quedarse con el balón y lanzar o por el contrario realizar en hand-off con el running back. En el primer ejemplo el linebacker del strong side salta a la posible carrera, por lo que Foles se queda con el ovoide y lanza hacia la slant de Jeffery.

En la segunda acción vemos como el mismo linebacker cae en cobertura hacia la zona hook tapando cualquier linea de pase. Foles lo lee y entrega el balón al running back quien corre una outside zone para conseguir una buena ganancia de yardas.

Algo que también será necesario cuando la jugada sea de pase es que Foles acometa el lanzamiento lo antes posible ya que la defensa de Vikings es incansable a la hora de presionar al quarterback. Para ello los Eagles pueden barajar distintas opciones entre las que quiero destacar las siguientes.

Primero: el factor Ertz. El tight end ha completado una gran campaña y aunque ha perdido algo de protagonismo desde que Wentz se lesionó debe dar un paso al frente en este encuentro. Foles puede usarle como receptor de posesión, como arma desequilibrante en redzone y cuando se produzca un missmatch con algún defensor.

Segundo: Clement desde el backfield. El running back número tres del equipo es el especialista en situaciones de pase saliendo desde el backfield. Su especialidad es caer hacia la flat, ya sea en quick outs, pivot routes o wheels. La jugada que podemos ver en el siguiente video Philadelphia la suele usar varias veces durante un mismo partido.

Tercero: RB screen. Minnesota se ha mostrado algo vulnerable en este tipo de acciones y el ataque de Eagles las ejecuta a la perfección, ayudado por unos jugadores de linea ofensiva que dan miedo cuando salen a bloquear al segundo y tercer nivel.

Como hemos comentado un poco más arriba la defensa de Vikings es especialista a la hora de meter presión al quarterback rival. Zimmer es un virtuoso creando distintos tipos de fronts con los que atacar. Su objetivo es complicar las lecturas pre-snap tanto del QB como de la linea ofensiva. El uso de stunts dentro de la linea es constante y la amenaza del blitz tanto interior como exterior está siempre presente. Los Vikings están preparados para atacar el pocket con cuatro, cinco incluso más jugadores. No nos debe extrañar ver formaciones en Cover-0 en la que únicamente caigan en cobertura los propios cornerbacks y el resto de jugadores se lancen hacia el quarterback.

En el siguiente video tenemos dos jugadas donde la línea de Vikings llega al QB sin necesidad del blitz aunque en ambos casos la defensa amaga con él. En la primera secuencia la presión será solo con la linea de cuatro. Hunter (99) realiza un espléndido bull rush para conseguir el sack. En el segundo ejemplo Barr (55) se aliena como defensive end y en está ocasión el ataque hacia el pocket será con cinco jugadores. De nuevo vemos como hay amenaza de blitz por la parte derecha (22). En esta ocasión es Griffen quien gracias a su speed rush llega al quarterback para sumar la captura.

Ahora vamos a ver ejemplos en los que sí se lleva a cabo el blitz. Para acometer este tipo de presión los Vikings tienen multitud de recursos, pero hay dos de ellos que destacan sobre el resto. El primero es el famoso double-gap A Blitz de Zimmer. Los dos linebackers se alinea en sendos gaps A (a ambos lados del center) pudiendo ir al blitz uno de ellos, los dos o ninguno. Al fin y al cabo es una forma de confundir y crear confusión en el ataque. En nuestra secuencia Kendricks atacará el pocket mientras que Barr se deja caer en cobertura. Aunque el sack no llega el quarterback se ve altamente presionado, teniendo que abandonar el pocket y lanzando un incompleto. Atentos también a las buenas marcas que hay en la secundaria.

El segundo recurso que Zimmer emplea a la perfección en este tipo de jugadas tiene nombre y apellido: Harrison Smith. No es raro ver al polivalente safety atacar el pocket. En la jugada que tenemos en el siguiente video serán seis los jugadores que entre al rush colapsando la linea ofensiva por su parte izquierda (el right guard se queda sin asignación). El running back decide quedarse con Kendricks y eso le da vía libre a Smith para llegar al quarterback.

Como estamos viendo la defensa de Vikings está preparado para frenar prácticamente cualquier arma de la ofensiva rival. Es por ello que los Eagles van a necesitar más que nunca a su entrenador. Pederson ya dio un recital en el Divisional pero este domingo el reto será aún más duro. Va a tener que ser lo más imaginativo posible y rebuscar en su playbook hasta la última jugada con la que hacer daño. Aquí entra un jugador al que el propio coach ha revivido y que está tomando protagonismo en este tipo de jugadas imaginativas. Se trata de Agholor quien a pesar de no ser uno de los objetivos principales de Foles sí está siendo utilizado en estas situaciones de fantasía.

En la primera acción del siguiente video podemos ver como los Eagles ejecutan una jet sweep para Agholor con Foles desde shot gun. La jugada viene enmascarada además con una outside zone hacia el otro lado para el running back. Gracias a la habilidad y agilidad del receptor Philadelphia consigue el primer down.

En la segunda secuencia tenemos posiblemente una de las jugadas del fin de semana pasado. Foles amaga una toss play para el corredor llevándose así al linebacker asentado en el play side. El right tackle sale en pull hacia la izquierda a modo de lead block y Foles termina entregando el balón finalmente a Agholor quien consigue una ganancia de más de veinte yardas.

Otro punto importante a señalar es la productividad de Minnesota en terceros downs. Resulta prácticamente imposible hacerle daño en este tipo de situaciones. Apenas han permitido completar el 25,2% de terceros downs desde que arrancó la temporada, un dato que es una auténtica locura. El siguiente equipo en aparecer en la lista son los Broncos con un 31,6% y a partir de ahí viene el resto con porcentajes muy similares. Vikings solo ha permitido 51 terceros down en Regular Season, es decir, pocos más de 3 por encuentro. Si algo similar ocurre este domingo será muy difícil que los Eagles se lleve el gato al agua.

No os voy a engañar, estoy ansioso ya por ver la batalla táctica entre Pederson y Zimmer. Llevo todo el año esperando este momento y por fin ha llegado. Dos figuras que perfectamente son merecedores del premio al entrenador del año cara a cara. Sé que para casi todo el mundo los Vikings son favoritos, para mí también. Este equipo y en especial su defensa me ha maravillado desde que echó a andar la temporada pero no nos equivoquemos, Philadelphia por algo han sido el número uno de una Conferencia Nacional plagada de grandes equipos. Ya solo nos queda desearle suerte a ambos y como se suele decir, que gane el mejor!!!

Por Stéfano Prieto

@Stefano_USA

The following two tabs change content below.

Comments

comments

Stefano_USA

About Stefano Prieto

Amante del deporte. En especial NFL y NBA. Puedes encontrarme en twitter en @Stefano_USA