Análisis Minnesota Vikings – Philadelphia Eagles. Parte I

Tweet about this on TwitterShare on Facebook7Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Philadelphia Eagles y Minnesota Vikings. No solo son los números uno y dos de la Conferencia Nacional respectivamente, para un servidor son también los dos conjuntos que mejor football han hecho a lo largo del año. Dos equipos que han mostrado su fortaleza a partir de dos defensas monumentales, excepcionalmente dirigidas por dos virtuosos como Jim Schwartz y Mike Zimmer, las cuales han estado acompañadas por ataques que por momentos han lucido brillantes.

Ambos equipos han sabido además sobreponerse a bajas importantes que en otros lares habrían significado decir adiós a la temporda. En cambio ellos, en lugar de llorar y echarse las manos a la cabeza han sabido encontrar respuestas y alternativas para paliar estas ausencias. Los Eagles han perdido por el camino a Carson Wentz, quien iba directo hacia su primer MVP, a Jason Peters, left tackle titular de nivel All-Pro y Jordan Hicks, el linebacker de mayor rango. Por su parte los Vikings están jugando con su quarterback número tres, un Case Keenum que había salido por la puerta de atrás allí donde había jugado. Eso sin olvidar que perdieron a las primeras de cambio a su running back rookie Dalvin Cook, en el cual estaban puestas las esperanzas de recuperar un backfield que en 2016 brilló por su ausencia. De nada les ha importado no poder contar con estos jugadorazos. Los dos staffs técnicos han demostrado estar por encima de cualquier contratiempo y han sabido conducir a sus respectivas plantillas hasta la gran Final de Conferencia.

De aquí en adelante voy a tratar de desgranar lo que podemos esperar de este duelo de titanes. Ya os aviso que este no será un encuentro de fuegos artificiales ni nada parecido. Lo normal sería que tengamos un marcador con pocos puntos en el que ninguno de los dos se vaya a más de una anotación de diferencia. Este será un partido de trincheras, donde los “gordos” serán los grandes protagonistas y los que terminen decantando la balanza hacia un lado o hacia otro.

ATAQUE VIKINGS vs DEFENSA EAGLES

El juego de carrera de Minnesota ha subido varios enteros esta temporada, no obstante tampoco es ninguna maravilla y se ha caido ligeramente durante el último mes de competición, en parte por culpa de la lesión que apartó durante varias semanas de los emparrillados al center rookie Pat Elflein. No digo que Pat Shurmur, coordinador ofensivo, se olvide por completo de la carrera pero debería dar prioridad al juego aéreo, más aun si tenemos en cuenta que Philadelphia es un muro. Correr contra este front seven es poco menos que misión imposible y espero un ataque terrestre de Minnesota totalmente limitado.

Fletcher Cox es uno de lo mejores defensive takle de la liga. Domina como pocos desde el interior de la linea y hace que sea muy complicado correr entre tackles. En la primera secuencia Cox se alinea en 2-tech (frente a guard) y en cuanto sale el snap vemos como recible un doble bloqueo, llamado double team. La llegada de Kendricks (95) obliga al right guard (71) a taparle dejando a Cox solo con el center quien no tiene nada que hacer contra él. Finalmente el DT consigue un tackle para pérdida de yardas.

En la segunda secuencia vemos a Cox alineado en 3-tech (entre guard y tackle). Se trata de una situación de tercer down y corto. Podemos observar como Cox choca contra el guard pero como en todo momento tiene la mirada puesta en lo que ocurre en el backfield. En cuanto detecta que se trata de una carrera por el centro deja a su bloquedor atás con una facilidad pasmosa llegando al running back antes de que este cruce la linea de primero y diez.

Hemos visto lo complicado que es correr por dentro contra Eagles, pero es que tratar de hacerlo por fuera es más de lo mismo, sobretodo si el acarreo va dirigido hacia el lado en el que se situa el defensive end Brandon Graham, un magnífico pass rusher perto también un excepcional jugador a la hora de cerrar el edge saliendo desde el exterior (wide 9). El la primera situación del video de arriba podemos ver como Graham realiza un swim move de manual, dejando atrás al left tackle y llegando en un abrir y cerrar de ojos al running back para provocar un placaje para pérdida de yardas.

En la segunda secuencia Graham realiza un jugadón. El rival tratará de correr una toss play por el interior pero Cox y Dannell Ellerbe (57) cierran perfectamente el centro de la linea y obligan al running back a cortar hacia fuera. Es aquí donde aparece Graham reaccionando excepcionalmente al transcurrir de la jugada. El defensive end, que en un principio había atacado desde fuera, lee la intención del running back, con un giro recupera la posición y gracias a un último esfuerzo logra llegar al atacante para derribarle en la misma linea de scrimmage.

Pero ojo que esto no queda aquí. La linea de linebackers ayuda una enormidad y los Kendricks, Bradham y Jenkins (safety disfrazado de linebacker) son un escoyo más a sobrepasar especialmente en carreras exteriores. En la tercera secuencia del video el rival tratará de correr mediante una outside zone. Podemos ver la velocidad de reacción de Bradham (53) quien llega al running back, no sin antes quitarse con asombrosa faciliad el bloqueo del left tackle (70), para provocar de nuevo un tackle para pérdida de yardas.

Vistas las pocas opciones que tendrán los de Minneapolis de correr tendrá que ser Keenum quien asuma el peso del ataque. Por mucho que aún haya gente que desconfíe el quarterback ya ha dejado claro que está más que preparado para afrontar este tipo de lides. Frente a Saints condujo dos series ofensivas en los dos minutos finales estando por debajo en el marcador y en ambas puso a su equipo en disposición de remontar. Eso sin tener en cuenta que su Regular Season ha sido realmente buena. Es por ello que os pido que os olvidéis del nombre que pone en la espalda de la camiseta. Los Vikings cuentan con un quarterback de garantías para afrontar el reto.

Keenum deberá contar con la inestimable ayuda de una línea ofensiva que no me canso de decir que ha sido uno de los grandes baluartes del ataque. Esta unidad ha pasado de ser un hazmerreír en 2016 a una de las mejores OLs esta temporada, sobretodo en funciones de pass protection. La llegada de Elflein en el draft y de Riley Reiff (left tackle) en la agencia libre le ha cambiado por completo la cara a toda la línea. Ver a Keenum navegar en pockets limpios ha sido una tónica desde que se hizo con el puesto de QB titular y aunque los focos se los llevan los playmakers del equipo será esencial que esto continúe así una semana más.

En la primera secuencia del video de arriba los Vikings jugarán un play action. El rival atacará el pocket con los cuatro jugadores de la línea defensiva, situación que se repetirá constantemente el próximo domingo. La línea ofensiva domina por completo a cada uno de los rushers otorgando a Keenum un pocket completamente limpio.

En la segunda jugada el rush será con tres defensas. Es difícil que veamos algo así por parte de Philadelphia pero quería mostrar este ejemplo para que comprendamos aún mejor el gran trabajo que realiza la OL de Vikings. Pocas veces un QB ha tenido tanto tiempo para lanzar.

Pero cuidado que enfrente estará una línea defensiva de gran nivel, caracterizada por ser capaz de atacar el pocket solo con cuatro jugadores. Fletcher Cox desde dentro, Graham desde el edge y Curry, Barnett y Long en jugadas situacionales tratarán de poner en jaque a la línea ofensiva y con ella a Keenum. De hecho para mí una de las claves será la capacidad que tenga la defensa de Philadelphia de atacar solo con la DL, ya que si de lo contrario se ven superados por la OL de Vikings y tienen que echar mano del blitz los de púrpura habrán ganado una pequeña batalla.

En el siguiente video tenemos un ejemplo de cada una de las situaciones. En la primera secuencia observamos como los Eagles atacan solo con los cuatro de delante, colapsando completamente el pocket, tanto por fuera como por dentro. Será Cox quien finalmente sume el sack. En la segunda situación en cambio vemos como echan mano del blitz. Sera McLeod (23) quien ataque desde el exterior aprovechándose del gran trabajo de Graham al hundir al right tackle y llevárselo hacia dentro.

Pasemos ahora a hablar de los dos agentes más importantes del ataque vikingo. Se trata como no de la dupla de receptores Thielen-Diggs. Ambos jugadores han completado una campaña bárbara y aunque no figuran en casi ninguna lista de los WR top de la liga sus números y sobretodo su juego les respalda.

Además Keenum se encuentra muy cómodo jugando con ellos. El entendimiento entre QB-WR es total y con Thielen ha encontrado una química especial que le hace ser su principal vía de escape en situaciones de peligro y en terceros downs. Este pequeño receptor destaca por su route running, el cual es excelente, y por su capacidad para ganar separación con su defensor en cualquier tipo de jugada. Sus manos muy seguras y aunque no tiene a su favor poseer una gran envergadura es una maravilla ver como gana la partida al todo tipo de cornerbacks en jump balls.

En la primera secuencia tenemos un tercer down largo en donde Thielen desarrollará una fade route. A pesar de que el cornerback realiza un gran trabajo el pase termina siendo completado gracias al gran lanzamiento de Keenum al back shoulder y a la mejor recepción del wide receiver. Fijaros en el salto y en la capacidad de aguantar la posesión en el aire. En la segunda jugada podemos observar su disciplina a la hora de correr las rutas a pesar incluso de que el defensor comete dos faltas durante el trascurso de la misma (holding y pass interference). Comienza realizando un gran release para evitar el jam del cornerback, amaga con una ruta slant para finalmente ir hacia la sideline. Completa el jugadón con una recepción tremenda tras ajustar su ruta al lanzamiento.

Por su parte Diggs destaca en la enorme capacidad para sumar yardas tras la recepción. Su inteligencia, velocidad y agilidad le hacen ser un peligro a campo abierto. Puede jugar cualquier tipo de rutas, profundas o de corto yardaje, abierto en la sideline o saliendo desde el slot, lo que conlleva ser un quebradero de cabeza para la secundaria rival. Me resulta muy complicado elegir que jugador me gusta más lo que sí tengo claro es que juntos son a día de hoy la mejor pareja de receptores de la competición.

En el video anterior hemos observar ver dos jugadas idénticas que podemos ver mucho en situaciones de tercer down corto en la ofensiva de Vikings. Se trata del mesh concept, que no es más que ejecutar rutas cruzadas próximas a la línea de scrimmage (shallow cross). Aquí Diggs es casi imposible de detener, ya que aprovechándose del espacio que se genera con el defensor gracias al tráfico que se produce por el medio puede recibir y generar yardas tras el catch. En la segunda secuencia vemos como además elude a un defensor que se encuentra por el medio con gran facilidad. En ambas situaciones consigue el primer down y muchas yardas más.

Es imperial que los Eagles anulen este tipo de situaciones o de lo contrario los Vikings les pueden hacer un roto, sobre todo si tenemos en cuenta que últimamente hemos visto con mucha frecuencia fallar tackles a los jugadores de la secundaria. Aquí debe alzarse la figura de un veterano de mil batallas como Malcolm Jenkins. Este jugador tiene la peculiaridad de que es capaz de partir desde diferentes tipos de posiciones, además de poder defender a una gran variedad de atacantes. Sería interesante verle jugar como una especie de robber patrullando la zona underneath y saltando a cualquier ruta intermedia que pueda generar un buen número de yardas tras la recepción.

En la siguiente jugada podemos observar como la ofensiva rival ejecutará una situación parecida a la que hemos visto con Diggs. No se trata de un mesh concept pero sí Julio Jones correrá un shallow cross tratando de aprovecharse de las clean routes que se producen en el lado contrario. Jenkins detecta la intención del ataque y deja su marca para saltar a la ruta del receptor y así evitar un big play. Algo similar es lo que debe hacer con Diggs este domingo.

Todo esto es lo que nos podemos encontrar cuando el domingo salte al Lincoln Financial Field el ataque de Minnesota Vikings. En su contra tendrá también justamente a un estadio que será una caldera     y que rugirá como nunca para llevar en volandas a una defensa que está totalmente preparada para el desafío y que debe ser la encargada de conducir a los Philadelphia Eagles hacia una nueva Superbowl.

Por Stéfano Prieto

@Stefano_USA

The following two tabs change content below.

Comments

comments

Stefano_USA

About Stefano Prieto

Amante del deporte. En especial NFL y NBA. Puedes encontrarme en twitter en @Stefano_USA